Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid, el buen camino

Alberto Fuentes · 8 noviembre, 2019
Los nuevos Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid aventuran prestaciones magníficas con consumos muy contenidos, aunque es un ahorro que ya pagas con la compra inicial...

La electrificación está llamando ya a la puerta de casi todas las marcas, y la firma de la estrella no podía dejar a dos de sus modelos más vendidos sin una versión híbrida: los Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid.

Con ello, Mercedes deja claro que quiere seguir ampliando su oferta de vehículos híbridos enchufables, la que, según ellos, es la opción más acertada entre las diferentes metodologías ecológicas del momento.

En realidad, son tres los modelos que la acoplan a su gama: el Mercedes Clase A, el Mercedes Clase A Sedan y el Mercedes Clase B, y reciben las siguientes nomenclaturas: A 250 e, A 250 e Sedán y B 250 e, respectivamente.

Mercedes Clase B 250 e, versión híbrida enchufable.
Mercedes Clase B 250 e.

Diseños de los nuevos Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid

Como ocurre en los demás híbridos enchufables de Mercedes, apenas hay diferencias de diseño que nos permitan identificar estas versiones ecológicas del resto, y solo unos pequeños detalles les delatarán en las distancias cortas.

El más evidente es la tapa del enchufe de la aleta posterior, idéntica en los tres modelos. Por su parte, la nomenclatura de la puerta del maletero y su elevada cifra nos deja hacernos una idea de su enorme potencial.

El resto no cambia en absoluto, por lo que estamos ante dos modelos que no están teniendo la aceptación estética de la que sí disfrutaron sus antecesores, gracias en parte a la notable rebaja de personalidad en sus líneas, aunque esto es una mera opinión personal.

Diseño frontal del Mercedes Clase A 250 e.
Mercedes Clase A 250 e, diseño frontal.

Interior

Aún no tenemos datos oficiales, pero, según la marca, los nuevos Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid perderán un poco de espacio de maletero respecto a los modelos que solo son de combustión.

La ubicación de las baterías tiene la culpa de esta pérdida; ahora solo queda saber el alcance de esa pérdida, ya que no son modelos que presuman de maletero frente a sus rivales…

Motores de los Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid

Lo interesante de estas versiones electrificadas está bajo el capó, ya que cuentan con todo un motor de combustión de 1,3 litros de cilindrada, conocido porque ya se utiliza en otros modelos actuales. Se trata de un bloque de gasolina que, gracias a un turbocompresor, entrega 160 CV de potencia.

A este excepcional motor, los Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid añaden uno eléctrico, situado también en posición transversal, que entrega 102 CV para dar una potencia conjunta de unos respetables 218 CV.

Las prestaciones son magníficas, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 6,6 segundos para el Clase A, 6,7 segundos para el sedán y 6,8 para el Clase B. En cuanto a la velocidad punta declarada, Mercedes asegura que los Clase A alcanzan los 240 km/h y el Clase B 235 km/h.

En cambio, si lo que quieres es circular en modo 100 % eléctrico, la velocidad máxima antes de que intervenga el motor de combustión es de 140 km/h, una cifra muy acertada. Por otra parte, en cuanto a la autonomía eléctrica, se han calculado entre 56 y 69 kilómetros según el famoso ciclo WLTP.

Mercedes Clase A 250 e, diseño lateral.
Diseño lateral del Mercedes Clase A 250 e.

Las baterías empleadas suman un total de 15,6 kWh, una cifra no muy alta para un coche eléctrico, pero bastante generosa para un híbrido enchufable. Aumentan en 150 kilogramos el peso total del coche.

La carga completa de las baterías se realiza en una hora y 45 minutos o en 25 minutos si se realiza en una toma de carga rápida, cifras muy bajas que le van a permitir bajar considerablemente el consumo en el día a día.

Precio

Aún no hay precios oficiales de los nuevos Mercedes Clase A y Clase B Plug-In Hybrid para nuestro país, pero sí nos podemos hacer una idea con los precios anunciados para el mercado alemán, donde el Clase A 250 e arranca en 36 943 euros y el Clase B 250 e lo hace en 37 663 euros, cifras que los equiparan a otros híbridos enchufables premium, pero que los alejan de muchos de los usuarios habituales de los Mercedes de acceso.