Conoce la nueva gama de híbridos enchufables de Audi, los TFSI e

Juan · 11 agosto, 2019
Audi estrena estrategia comercial para sus vehículos 'cero emisiones': separará los e-tron 100 % eléctricos de sus nuevos híbridos enchufables, los cuales se comercializarán como TFSI e; llegarán a lo largo de 2019

Sin hacer mucho ruido, Audi presentó en el Salón de Ginebra su nueva gama de coches híbridos enchufables. Bajo el sobrenombre de TFSI e, solo están disponibles en cuatro modelos de la marca. Prometen más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica, y se ofrecerá la opción de una orientación más deportiva (S-Line).

Esta novedad forma parte de una nueva estrategia comercial de Audi, con la que pretenden reservar el apellido e-tron para aquellos coches 100 % eléctricos. Debido a estos, los híbridos enchufables de última hornada serán renombrados como TFSI e.

Por el momento, solo se venderán las versiones híbridas enchufables de los Audi Q5, A6, A7 Sportback y A8, mientras que el Audi e-tron luchará solo contra Tesla y otros eléctricos a la espera de nuevos modelos.

No hay fecha exacta para la llegada de los TFSI e, pero se producirá a lo largo de 2019.

Audi TFSI e: gama.
Gama Audi TFSI e (Q5, A6, A7 y A8).

El corazón de los TFSI e

Hasta que la gama no termine por completarse con modelos más pequeños y modestos, los ya anunciados compartirán el mismo grupo propulsor híbrido. Combinan un motor de gasolina turboalimentado con un motor eléctrico de 14,1 kWh. Se desconocen cifras de potencia del motor de combustión, así como su cilindrada.

El motor eléctrico va situado en la caja de cambios –como en un Toyota Prius– y es alimentado por baterías de ion-litio colocadas bajo el maletero, las cuales cuentan con 104 celdas y una tensión de 385 V. En fases de deceleración y con la frenada regenerativa, el motor es capaz de ahorrar 80 kW de electricidad.

El Audi A8 TFSI e utiliza un cambio Tiptronic, en lugar del S-tronic que usan los demás.

Para controlar el funcionamiento del sistema híbrido, el conductor podrá jugar con tres modos de conducción: EV, Auto y Hold. Con el modo EV el coche funcionará exclusivamente con energía eléctrica. Auto aportará y combinará la energía de ambos motores o solo de uno según las necesidades, mientras que Hold mantiente intacta la autonomía eléctrica.

Sistema de carga

En cuanto al sistema de carga del sistema eléctrico, el coche viene provisto de dos cables para poder enchufarlo a tomas domésticas o trifásicas. Solo se necesitarán dos horas para cargar la batería al completo.

Además, Audi ofrece el Charging Service a los clientes, el cual consiste en una suscripción con la que se podrá cargar el coche en estaciones repartidas por toda Europa de forma gratuita hasta final de mes, cuando se le facturará toda la energía consumida en los cargadores.

Audi A3 e-tron, el damnificado

Con la nueva nomenclatura y la diversificación de las gamas ‘cero emisiones’ de Audi, el A3 e-tron ha sido el principal damnificado. Los planes de la firma de los cuatro aros pasan por separar su gama de eléctricos del resto bajo el nombre de e-tron, por lo que el compacto híbrido no tiene cabida en esta estrategia comercial.

Audi A3 Sportback e-tron: frontal.
Frontal del Audi A3 Sportback e-tron.

Además, el A3 e-tron no superó las pruebas del nuevo ciclo de homologación WLTP, por lo que fue retirado del mercado sin visos de regreso. Hasta la llegada de la nueva generación del Audi A3, la única versión ecológica disponible en el compacto alemán será el A3 g-tron, el cual cuenta con un motor de gasolina capaz de funcionar con GNC, gas natural comprimido.