Toyota Corolla vs Mazda 3, batalla japonesa

Alberto Fuentes · 17 enero, 2019
El nuevo Toyota Corolla da un salto estético enorme respecto a su hermano, el Toyota Auris; para valorar sus virtudes lo vamos a enfrentar con su rival más completo, el nuevo Mazda 3

El segmento C está sufriendo un auténtico boom de novedades, cada cual más interesante y atractiva, como la nueva propuesta de la firma japonesa: el Toyota Corolla, modelo que recupera apellido y que deberá enfrentarse a preciosidades de la talla del nuevo Mazda 3; la guerra está servida.

Los diseñadores de Toyota se han puesto las pilas y han dado un salto enorme en el apartado estético, algo necesario para competir con modelos recién horneados como el Ford Focus o el nuevo Mazda 3.

Diseño exterior del Toyota Corolla vs Mazda 3

No hay duda, y es que el diseño a batir en este apartado, y en otros muchos, es el del Mazda 3. Pero el nuevo Toyota Corolla no es un cualquiera y es capaz de plantarle cara, con ese estilo deportivo que solo los japoneses saben hacer.

Diseño del frontal del Toyota Corolla.
Toyota Corolla, parte delantera.

El Corolla mide 4,37 metros, frente a los 4,47 metros de longitud del Mazda 3, una diferencia muy abultada. El frontal es la zona más deportiva de los dos modelos: ambos han optado por un look de ‘coche malo’, con ángulos y focos de mirada muy agresiva.

La parte trasera es bastante más convencional en los dos modelos, aunque hay que destacar que los pilotos traseros del Toyota Corolla parecen robados del Opel Astra. Las lunas posteriores inclinadas les confieren un estilo muy cupé y los pasos de rueda traseros muy marcados acentúan su carácter deportivo.

Sobre gustos no hay nada escrito pero, bajo nuestro punto de vista, el refinamiento de las líneas del Mazda es superior y resulta más imponente a primera vista, tanto por las proporciones del frontal como por la longitud total del coche.

Diseño interior y habitabilidad

El minimalismo toma protagonismo en el interior de estos dos vehículos y ambos han optado por incluir muchas superficies lisas, sin apenas botones físicos, y con una gran pantalla colocada en la parte alta del salpicadero, dispositivo que se lleva todo el protagonismo.

Salpicadero del Toyota Corolla.
Toyota Corolla, diseño interior.

Aunque la configuración sea muy similar, el interior del Mazda es un poco más arriesgado que el del Toyota Corolla, con unas salidas de ventilación asimétricas muy poco comunes y unas formas más futuristas y complicadas.

La postura de conducción es un poco más deportiva en el modelo de Mazda, con un volante más vertical y unos asientos colocados en una posición más baja que obligan a llevar las piernas más estiradas.

En las plazas traseras ninguno de los dos puede sacar pecho frente a rivales como el Hyundai i30 o el nuevo Skoda Scala, pero cumplen con creces para alojar a dos adultos con total comodidad.

El maletero del Toyota Corolla varía en función del motor que elijas y oscila entre los 313 y los 361 litros de capacidad, un dato muy pobre para los tiempos que corren. Su pariente japonés tampoco va mucho más allá y se queda en unos muy justos 364 litros, un punto muy criticable del Mazda dada su enorme longitud.

Mazda 3, interior.
Mazda 3, diseño del salpicadero.

Motores

Si algo comparten estos dos modelos es que cuentan con la etiqueta ECO, aunque lo hacen usando propuestas diferentes. En el caso del Toyota Corolla se ponen a nuestra disposición dos variantes híbridas con dos niveles de potencia.

El Corolla menos potente es el 1.8 Hybrid, y cuenta con un motor eléctrico de 72 caballos y otro térmico de gasolina de 98 caballos, con los que consigue una potencia combinada de 122 caballos. Con esta configuración es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos, por lo que será suficiente para la mayoría de compradores.

Si lo que deseas es sacar partido al chasis del Corolla, que es el mismo que el del Prius, deberás optar por el 2.0 Hybrid, que aloja un motor de gasolina de 152 caballos acompañado de uno eléctrico para dar un total de 179 caballos de refinada fuerza japonesa.

Acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y es capaz de circular en modo eléctrico hasta una velocidad de 115 km/h. Puedes sacar el jugo al motor gracias a que cuenta con levas tras el volante, con las que podrás apurar las marchas para lograr una conducción más deportiva.

Por su parte, y de manera muy diferente a la del Corolla, el Mazda 3 recurre a la desactivación de los dos cilindros centrales, así como una microhibridación ligera de a 24 V denominada mild hybrid, con la que consigue la codiciada etiqueta ECO.

Trasera del nuevo Mazda 3.
Mazda 3, parte trasera.

Además, en su variante gasolina de 2.0 litros incorpora una llamativa novedad: encendido por compresión controlado por chispa, lo que hace que la gasolina combustione de manera muy parecida a como lo haría un diésel. La marca asegura que consumirá como un diésel de 1,5 litros, y todo ello con nada menos que 181 caballos, pero habrá que esperar hasta junio para probarlo.

Como variantes ‘tradicionales’, el Mazda 3 cuenta con un bloque de 2,0 litros gasolina atmosférico y 122 caballos y un diésel de 1,5 litros SKYACTIV-D de 116 caballos, ambos con un consumo récord de 5,2 y 4,1 litros/100 km, respectivamente.

Precio

El nuevo Toyota Corolla ya tiene precios: partirá de 21 115 euros para la versión híbrida de 122 caballos,mientras que el Mazda 3 asciende hasta los 23 415 euros –todavía sin descuentos aplicados– con el motor gasolina de también 122 caballos.

Mazda 3, diseño frontal.
Mazda 3, deportividad ante todo.

La diferencia de precio es sustancial, pero no decisiva. Para el que busque un modelo con un bajísimo consumo en ciudad, el Corolla es el más apropiado, pero si tu conducción está más repartida entre zonas urbanas y extraurbanas, el Mazda 3 es un coche más completo.