Cómo funcionan las etiquetas medioambientales de la DGT

· 5 octubre, 2018
Como veremos, ningún vehículo de antes del año 2000 puede tener algún tipo de calificación, e incluso tras este año, ya pierden muchas ventajas de las que los coches más nuevos gozan

Es posible que en las últimas semanas hayas escuchado hablar sobre las etiquetas medioambientales de la DGT. Si no tienes muy claro lo que son, para qué sirven y cómo usarlas, no te preocupes, te lo vamos a contar todo.

 Qué son las etiquetas medioambientales de la DGT

Para comenzar, debemos saber qué son estas etiquetas. Son unas pequeñas pegatinas que indican qué tipo de vehículo la lleva, ya sea turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas o los de transporte de mercancías.

Indican la clasificación de tales vehículos en conformidad con las emisiones que emiten. Esta catalogalización está regidos por los criterios europeos del Plan Nacional de Calidad de Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016. En él se detalló explícitamente que el tráfico rodado es sin ninguna duda la principal fuente contaminante del aire debido a las partículas como al dióxido de nitrógeno.

Policía Local funciones

Así, se crearon estos distintivos que en ciara manera pretenden premiar a los vehículos que menos partículas contaminantes emiten y cuidan así del medio ambiente. Esta etiqueta lejos de ser una carga es sin duda un privilegio tenerla.

Cómo beneficia a un coche tenerla

Pues tener una de estas etiquetas medioambientales de la DGT exime al vehículo de cumplir con algunas políticas municipales. Por ejemplo, en Barcelona se estipuló que en zonas de alta contaminación no podrá circular ningún vehículo que no tenga uno de estos distintivos. Es decir, mientras muchos tendrán que deja el coche en casa en determinados días o para ir a ciertos lugares, los vehículos ‘premiados’ con una de las etiquetas medioambientales podrán circular en todo momento y lugar.

Por otro lado, estas etiquetas promueven los vehículos con combustibles alternativos y disfrutarán de beneficios fiscales. De hecho, dependerá de cada entidad que tenga poder en la fiscalidad del automóvil cuáles son los beneficios y ventajas de los que podrán disfrutar. Por ejemplo, la DGT ya ha tomado medidas en muchas ciudades para que los coches que tengan el distintivo de ‘cero emisiones’ puedan circular en cualquier momento por el carril bus VAO, lo que confiere una gran ventaja a la hora de quitarse atascos a estos conductores.

Cuántos distintivos hay

Hay cuatro distintivos que se clasifican de esta manera:

Cero emisiones

Es sin duda la más valorada y lo que se pretende a futuro con todos los vehículos. A día de hoy, esta etiqueta solo es apta para vehículos eléctricos de batería, los de autonomía extendida o los eléctricos híbridos enchufares con mínima autonomía de 40 kilómetros.

ECO

Esta está pensando para los eléctricos enchufables con autonomía inferior a 40 kilómetros, los híbridos no enchufables,y los vehículos propulsados por gas natural, gas (GNC y GNL) o por gas licuado de petróleo (GLP).

Etiqueta C

Turismos y y furgonetas ligeras de gasolinas que fueron matriculados a partir de enero del 2006 y los diésel que fueron matriculados a partir del 2014.

También se incluyen los vehículos de más de ocho plazas y pesados, sin importar si son gasolina o diesel, siempre y cuando hayan sido matriculados a partir del 2014.

Etiqueta B

Esta etiqueta la llevarán todos los turismos y furgonetas ligeras de gasolina que se matricularon a partir del 2000 y en el caso de los diésel para los que se matricularon en 2006.

También se pueden contar entre estos a los de más de ocho plazas y pesados que recibieron la primera matriculación en el 2005.

Se trata de unas medidas animar a los consultores a cambiar de coche, los gobiernos están ofreciendo buenas subvenciones, las casas de coches están haciendo descuentos y la DGT dando premios que incentiven.

¿Y tú? ¿Ya estás pensando en cambiar de coche y sumarte a la era del consumo sostenible?