Os explicamos la microhibridación a 48v

En la actualidad, ante tanto problema por contaminación, las firmas automovilísticas se han propuesto dar un cambio radial al concepto de coche tal y como lo conocemos. Ya nadie duda que de aquí a un par de décadas las ventas de los eléctricos dejen de ser testimoniales para ser las principales. Aunque todavía queda tiempo para ello, la microhibridación a 48v ya es una realidad.

Es por ello que hasta que llegue el predominio de los eléctricos, el tipo de coche que triunfará es el híbrido, es decir, la combinación de un motor de combustión y otro/s eléctrico/s. Aunque éstos últimos parecen muy tecnológicos y complicados, aún se desarrollan a partir de un esquema eléctrico básico y común, los 12v.

Microhíbridos mercedes 48v 12v
El Mercedes Clase S hace un uso completo de los 48v.

El sistema eléctrico de 12v se creó para sustituir al básico sistema de 6v utilizado hasta los años cincuenta debido al aumento de la demanda de electricidad en funcionamiento de los coches. Los 12v llevan décadas con nosotros, pero la tecnología del automóvil esta llegando a unos niveles que se empiezan a quedar escasos, más si cabe si lo que se pretende conseguir en un futuro son los coches 100% eléctricos y autónomos. Como se puede observar, hace falta un remedio intermedio, y esta es la microhibridación a 48v.

Esta innovadora tecnología ya está presente en nuestras calles en un número muy reducido de coches: los Mercedes Clase S, Audi A7 y Audi A8 de última generación. El último Audi SQ7 también utiliza un sistema derivado, pero haciendo uso de un adaptador.

Microhibridación Audi A8 48v 12v
El Audi A8 permite un uso de arranque de 12v.

Funcionamiento

Antes que nada hay que aclarar la principal diferencia entre un híbrido convencional y un microhíbrido. Mientras el primero de ellos puede combinar ambos motores o utilizar uno de ellos (térmico o eléctrico), en un microhíbrido nunca se podrá circular en modo completamente eléctrico, ya que el sistema híbrido asiste al motor térmico, no lo complementa. Se podría decir que el precursor de este sistema fue el Honda CRZ en 2010, y actualmente el Suzuki Swift. Ambos cuentan con motores eléctricos que apoyan al térmico, pero al utilizar 12v no nos valen.

El sistema de 48v queda situado entre el bloque motor y la caja de cambios y reúne en un único elemento las funciones del motor de arranque y el alternador. Funcionando como el primer elemento actúa sobre el cigüeñal, girándolo a un régimen mínimo antes de comenzar la inyección y el arranque del motor. Además, la acción del Start&Stop queda relegada a este mismo sistema.

Al estar conectado a una batería de alta capacidad (48v), el sistema hace las veces de generador, pudiendo prescindir del típico alternador y enviar energía al motor térmico cuando la demanda sea mayor. Debido a este cambio, se logra reducir la dependencia de gasolina y por ende, reducir el consumo.

Estos motores microhíbridos combinan un turbo tradicional con un compresor eléctrico. El turbo, como cualquier otro, funciona con los gases del escape, mientras que el compresor, mediante un motor eléctrico, es capaz de funcionar a pleno rendimiento en menos de medio segundo. En Mercedes hablan de hasta 70.000 rpm.

Sin embargo, entre los sistemas de Audi y la marca de la estrella hay diferencias. Mientras Mercedes ha implantado el sistema de 48v como principal, los de Ingolstadt han mantenido el motor de arranque tradicional, y por consiguiente, un sistema de 12v secundario.

Ventajas del sistema de 48v

Con este novedoso sistema, se consiguen reducir las emisiones y consumos al mismo tiempo que se mejoran las prestaciones del vehículo, pero además permite la integración de más elementos eléctricos en el coche, los cuales como es obvio, demandarán más potencia e intensidad del sistema eléctrico del vehículo.

Honda CRZ microhíbridos 48v
El Honda CRZ fue el precursor del funcionamiento actual de los microhíbridos.

Los motores, con la llegada de esta tecnología, prescindirán de las cadenas o correas, ya que estas son sustituidas por varios motores eléctricos, ayudando a reducir las vibraciones y sonoridad del propulsor. Además, al no contar con estos componentes en movimiento, el funcionamiento del motor es mucho más suave.

A diferencia de las transmisiones con “conducción a vela” utilizadas hasta ahora, donde la caja de cambios se desacoplaba del motor y éste rodaba a un régimen mínimo (ralentí), con los 48v el motor se apagará completamente para un mayor ahorro. Esto solo ocurrirá a velocidades comprendidas entre los 50 y 150 kilómetros por hora.

Sistemas de aparcamiento automático

Te puede gustar