Jeep Wrangler Rubicon 1941 by Mopar, el más aventurero

Enrique Canivell · 7 marzo, 2019
El Jeep Wrangler Rubicon 1941 by Mopar es la versión más enfocada a la conducción del mítico todoterreno americano... ¡Atravesarás dunas y ríos sin problema!

La actual moda de los SUV no solo resta ventas a los turismos convencionales, sino también a los auténticos todoterrenos: a aquellos vehículos que te permitirán llegar a cualquier lugar con su gran altura libre al suelo, su largo recorrido de suspensión y una eficaz tracción 4×4 con bloqueos mecánicos. Pese a ello, todavía quedan opciones como el Jeep Wrangler Rubicon 1941 by Mopar.

Presentado en el Salón de Ginebra, esta variante del clásico americano del mundo todoterreno viene equipado con una gran batería de accesorios que harán las delicias de los amantes de la conducción off-road de verdad, aquella que discurre por las dunas de arenas o incluso atravesando el agua de los ríos. Y es que el Jeep Wrangler poco tiene que ver con aquellos ‘coches aventureros‘ que solo tienen la estética.

Jeep Wrangler Rubicon 1941: lateral
Lateral del Jeep Wrangler Rubicon 1941.

Jeep siempre ha sabido hacer todoterrenos que no solo encandilan por su poderosa imagen, sino también por su eficacia, si bien es cierto que, como marca especializada en este segmento, su gama de modelos es bastante limitada: Jeep Renegade 2019, Jeep Compass, Jeep Cherokee y Jeep Grand Cherokee.

Accesorios del Jeep Wrangler Rubicon 1941

Pero volviendo al tema que nos ocupa, el Jeep Wrangler Rubicon 1941 cuenta con interesantes accesorios Mopar, todos homologados para circular legalmente, algo especialmente importante en nuestros días porque un proyecto de homologación por ingeniero no es barato y las ITV cada vez son más escrupulosas en las inspecciones técnicas.

Jeep Wrangler Rubicon 1941: trasera
Trasera del Jeep Wrangler Rubicon 1941.

Destacan los siguientes accesorios:

  • Kit de suspensión elevada en 50 milímetros.
  • Toma de aire tipo snorkel.
  • Paragolpes y luces todoterreno.
  • Protector para el sol de malla negra para el interior.
  • Asideros delanteros.
  • Alfombrillas all-weather.
  • Parrilla delantera de 7 ranuras.
  • Estriberas, cantoneras, carcasas de retrovisores y tapa de combustible negras.

Ni que decir que la pintura amarilla Hella Yella le queda de escándalo a este mítico todoterreno que siempre ha gozado de una gran acogida por parte del público que sabe valorarlo. El Jeep Wrangler Rubicon 1941 debe su nombre a que ese fue el año en el que apareció el clásico Jeep Willys, un vehículo empleado durante la Segunda Guerra Mundial por el ejército americano y las fuerzas aliadas.

Jeep Wrangler Rubicon 1941: capó
Capó del Jeep Wrangler Rubicon 1941.

La marca aún no ha facilitado precios del Jeep Wrangler Rubicon 1941, pero estará disponible a partir de este verano no solo para el acabado Rubicon, sino también para los Sport y Sahara, y para todas las versiones diésel de 2,2 litros.