Jeep Compass: el SUV con más carácter todoterreno

· 5 diciembre, 2017

La nueva generación del Jeep Compass llega en 2017 con una amplia gama de 14 versiones. Este SUV compacto se puede obtener en cinco variantes de equipamiento y con dos motores de gasolina o tres diésel.

Todas las versiones del Jeep Compass 2017

La versión Sport incorpora aire acondicionado, cuatro elevalunas eléctricos, seis airbags, control de presión de neumáticos y llantas de 16″. El acabado Longitude permite abatir el asiento del copiloto e incluye faros antiniebla, sensores de aparcamiento y retrovisores eléctricos. Además, el tamaño de las llantas aumenta a 17″.

La siguiente versión es la Limited. Esta incorpora el climatizador, asientos de cuero, regulación lumbar para el piloto y luces de día LED. Las llantas vuelven a crecer, ahora hasta 18″. En el exterior aparecen detalles cromados, como el escape, y cirstales tintados.

Por encima de esta versión está la Opening Edition, con alarma, equipo de audio Beats, retrovisores abatibles eléctricamente y arranque keyless.

Todoterreno Jeep Compass 2017
El Compass ha refinado su frontal. Jeep Compass/Jeep (jeep.es).

Finalmente está el modelo Trailhawk, con la que el Compass se convierte en un auténtico todoterreno. La distancia al suelo aumenta en 2,5 cm, los neumáticos son M+S de 17″para el invierno e incorpora protecciones en los bajos y parachoques.

Un diseño exterior habitual

En cuanto a tamaño, el Compass se sitúa entre el Jeep Renegade y el Cherokee, con 14 cm más que el primero y 23 cm menos que el segundo.

La longitud es de 4,39 metros, similar a otros SUV compactos como el Kia Sportage o el BMW X1.

Los motores del nuevo Compass

Las opciones de gasolina son dos variantes de un motor 1.4 MultiAir, con 140 o 170 CV de potencia. En estos casos la tracción es delantera y el cambio manual tiene 6 velocidades.

Las variantes diésel son un 2.0 Multijet de 140 CV, un 1.6 de 120 CV y un 2.0 de 170 CV. El primero solo dispone de tracción total, con cambio manual de 6 velocidades o automático de 9. Por otro lado, el modelo de 170 CV incorpora una caja automática fabricada por FCA.

Tanto con cambio manual como automático, el motor alcanza un máximo de 5.000 rpm, llegando en primera hasta los 32 km/h.

Las posibilidades de conducción del Compass

Para personalizar su manejo, el Compass posee el mando Selec-Terrain, que permite seleccionar varios modos de conducción. Esto adapta el vehículo a doce tipos de terrenos diferentes. Para ello, se modifica el regulador de frenado, el control de tracción y de embrague, y la repartición de fuerza del motor a cada rueda.

Imagen exterior trasera del nuevo Jeep Compass 2017
El Jeep Compass se sitúa entre el Renegade y el Cherokee/Jeep (jeep.es).

Un ejemplo de esta configuración es el modo auto, en el que el eje trasero se desconecta para reducir el consumo. El modo snow reparte el par del motor, entregando un 60% de la fuerza al eje delantero y el 40% al trasero. También están los modos sand y mud, que entregan toda la fuerza del motor al eje trasero y aumentan el deslizamiento de las ruedas. La configuración rock, exclusiva del acabado Trailhawk, aumenta la capacidad de acción del diferencial.

Es importante mencionar que las diferentes variantes del Compass no suponen importantes diferencias en conducción por carretera. Sin embargo, aunque el Trailhawk está diseñado para mayor resistencia fuera del asfalto, el Limited ofrece una mejor tracción.

Por ello, será importante prestar atención a todos los detalles de cada variante y estar seguro de los usos que uno le quiere dar al vehículo.

Las ayudas para el piloto: comodidad y seguridad

Todos los modelos del Jeep Compass incorporan un sistema de alerta por colisión frontal o salida involuntaria del carril, como ocurre con muchos modelos de Honda. Ambas funcionan apropiadamente, con rapidez y precisión pero sin avisos bruscos.

Además, se puede incluir el control de velocidad de crucero, el detector de vehículos en ángulo muerto o un sistema de ayuda al aparcamiento. Todo ello diseñado para aumentar la comodidad del piloto y la seguridad durante el viaje.

Los detalles interiores del Compass

En el centro del salpicadero está la pantalla de control multimedia que puede ser de 5, 7 y 8,4″ pulgadas según el acabado elegido. A través de ella se puede conectar un smartphone Apple o Android. La de mayor tamaño incluye además un sistema de navegador que posee control de voz para introducir destinos.

Imgen del interior del nuevo Jeep Compass
Interior del Compass. Jeep Compass/Jeep (jeep.es).

El volante, de considerable grosor, permite controlar el equipo de sonido y los sistemas de ayuda a la coducción.

Bajo la pantalla se encuentran los controles de la climatización y los mandos de los sensores de aparcamiento.

En cuanto a los asientos, su diseño puede no resultar cómodo por la forma en que sobresale el reposacabezas. Esto puede obligar a inclinar demasiado el respaldo para llegar a una mejor posición.

El maletero no es muy amplio, con 302 litros, aunque aumenta considerablemente al abatir los asientos traseros.

En definitiva, el principal atractivo del nuevo Jeep Compass 2017 es su amplia gama de variantes y sus modos de conducción. Todo esto permitirá a cada piloto configurar el vehículo según sus gustos y según el terreno que quiere atravesar