Toyota GR Yaris, el retorno de los coches de homologación

Juan · 28 enero, 2020
El Toyota GR Yaris es un utilitario muy bestia, con tracción total y un motor de tres cilindros con 261 CV de potencia, el más apretado del mercado.

Toyota quiere recuperar ese espíritu deportivo que la caracterizó junto a la calidad de construcción durante los 80 y 90. Con la llegada del GT86 en 2011 se abrió una veda que no se ha aprovechado hasta 2019 con el esperado regreso del Toyota GR Supra. A estos se les unirá el nuevo Toyota GR Yaris, un deportivo de bolsillo.

El utilitario nipón estrena este año su cuarta generación, pero para sorpresa de muchos su enfoque híbrido y tranquilo desaparece cuando en el desarrollo interviene Gazoo Racing, la división deportiva de la marca. Esta pequeña bomba del segmento B nace por la necesidad de homologar una versión de competición.

Toyota competirá en rallyes con el Yaris GR.4, el cual homologa gracias a la producción limitada del GR Yaris.

Carrocería y estética exclusiva

Los ingenieros de Toyota y Gazoo Racing se han prestado a crear uno de los coches más espectaculares de los últimos años. Estéticamente es llamativo a más no poder; es el único Yaris 2020 que se ofrecerá con carrocería de tres puertas.

Toyota GR Yaris: frontal.
Frontal del Toyota GR Yaris.

Su techo está 91 milímetros más bajo, mientras que la carrocería es 55 y 60 milímetros más larga y ancha, respectivamente. La mayor longitud se debe a los nuevos paragolpes deportivos y al notable incremento de vías, y es que se ha construido sobre una plataforma híbrida.

Esta combina la parte delantera de la plataforma modular para utilitarios (GA-B) con la trasera de la GA-C, la cual monta el Toyota Corolla. Así es posible la instalación de sistema de tracción total GR-Four y una suspensión tipo McPherson delante y por dobles trapecios detrás.

Estéticamente encontramos una carrocería esculpida en materiales como el aluminio y polímeros de fibra de carbono forjada. Las entradas de aire frontales recuerdan a lo visto en el C-HR GR Sport, lo que deja entrever una nueva imagen para la marca GR.

El conjunto queda rematado por un difusor trasero con doble salida de escape y un juego de llantas de 18 pulgadas que, opcionalmente, pueden ser forjadas, firmabas por BBS y calzadas con neumáticos Michelin Pilot Sport 4S.

Habitáculo

Un coche tan especial como es el Toyota GR Yaris debe tener un interior acorde a lo que ofrece tanto estética como mecánicamente. Si bien el ambiente general es muy oscuro por el uso exclusivo del negro, ha sufrido cambios relevantes con respecto al modelo del que deriva.

Toyota GR Yaris: interior.

Lo primero que llama la atención nada más subirse son las dos enormes butacas deportivas, con grandes pétalos, cabezal integrado y una moldura metálica. El volante también es de nueva factura, como lo son el pedalier de aluminio y la palanca de cambios, el cual es manual, un elemento que lo distingue del resto de Yaris.

Un cambio que solo notará el conductor se encuentra en el cuadro de instrumentos, con una zona roja que empieza a las 7000 revoluciones. Toda una declaración de intenciones. El resto del habitáculo queda decorado con molduras color plata y costuras en contraste de color rojo.

La reducción del espacio interior hace que se pierda una plaza por el camino, así que queda homologado solo para cuatro ocupantes.

Toyota GR Yaris: especificaciones

Técnicamente y mecánicamente es donde más sorprende este utilitario casi de carreras. Llega con el título de montar el motor de tres cilindros más potente del mercado. Se denomina G16E-GTS, y cuenta con 1.6 litros de cubicaje, 261 CV de potencia y 360 Nm de par motor. 

Sí, está muy apretado. Por ello, cuenta con elementos tan destacables como un sistema de inyección directa de aceite en los cilindros para refrigerarlos. También puede inyectar agua pulverizada sobre el intercooler para un mejor rendimiento.

Toyota GR Yaris: trasera.
Trasera del Toyota GR Yaris.

El motor se ubica muy adentro en el vano para optimizar el reparto de pesos. Va asociado a un cambio manual de seis velocidades reforzado, unido a un sistema de tracción total con tres diferenciales. Según la situación, podrá enviarse el 100 % de la potencia a un solo eje. ¡Un Yaris con tracción trasera!

Los modos Normal, Sport y Track dividen el par en 60:40, 30:70 y 50:50, respectivamente.

Cabe destacar que para el equipo de frenado tampoco se ha escatimado, y es que se ha recurrido a los mismos que monta el nuevo Supra, con discos de 356 milímetros delante y pinzas de cuatro pistones y 297 milímetros con pinzas de dos pistones detrás.

Sobre la báscula, el conjunto marca solo 1280 kilogramos. Acelera de 0-100 km/h en 5,5 segundos, con una velocidad punta de 230 km/h. Opcionalmente, se ofrece el Circuit-Pack, que incluye las mencionadas llantas forjadas y el sistema de pulverización del intercooler.