Saluda al nuevo Toyota GR Supra 2019, el regreso del mito nipón

Juan · 15 enero, 2019
Han tenido que pasar 17 años para conocer al Toyota GR Supra; desarrollado conjuntamente con BMW, se ofrecerá con tres opciones mecánicas y una puesta a punto exquisita

La espera ha terminado. Han tenido que pasar 17 años para que regrese el deportivo de Toyota por excelencia. Se llama Toyota GR Supra, y con cambio de nombre incluido, es quizás el lanzamiento más esperado de la década. Para los más puristas, el hecho de estar desarrollado junto a BMW es un sacrilegio, pero el resultado ha valido la pena.

A caballo regalado no le mires el diente. Y es que, de no ser por los alemanes, todavía estaríamos sentados esperando la vuelta del Supra. Regresa el mito, el Toyota GR Supra, y lo hace preparado para no defraudar a nadie, una tarea difícil viendo lo alto que dejó el listón su antecesor.

El Toyota GR Supra es el hermano rebelde del nuevo BMW Z4, con el que ha compartido desarrollo.

Toyota ha anunciado un precio de 69 900 euros para nuestro país, aunque también ofrece la opción del renting, por 1 250 euros al mes en los que se incluye todo el mantenimiento. A cambio solo se ofrecerá en un acabado que, eso sí, viene tan cargado de equipamiento de serie que no echarás en falta de nada.

Un buen diseño muy cuestionado

Inspirado fuertemente en el Toyota FT-1, un espectacular prototipo que conocimos hace ahora cinco años, sus proporciones varían respecto a este: pierde esa planta baja y ancha a favor de una base mucho más realista. Sin embargo, pese a las notables semejanzas, el diseño del Toyota GR Supra está siendo muy cuestionado.

Su afilado frontal, con ópticas LED y multitud de entradas de aire luce fresco, y queda rematado por un splitter inferior en contraste. Desde esta vista quedan claras sus voluptuosas y trabajadas curvas, lo que le otorgan un aspecto muy musculoso y deportivo.

Los marcados pasos de rueda cuentan con tomas de ventilación que, desafortunadamente, son molduras cerradas.

Toyota GR Supra: frontal.
Frontal del Toyota GR Supra.

Su marcada y retrasada cabina cuenta con dos jorobas en el techo, el cual cae hacia una zaga que puede considerarse el punto fuerte del nuevo Toyota GR Supra. Parece enfadado, rabioso, con ganas de escaparse, y es que en un coche de tamaño medio el tamaño del difusor es cuanto menos exagerado. Pero nos gusta.

La tendencia agresiva se mantiene en unos afilados pilotos que desembocan en una toma de ventilación –también falsa– y, sobre todo, en su generoso spoiler trasero tipo cola de pato o ducktail. Tal y como mandan los cánones actuales, podrá solicitarse con pinturas de acabado mate, las cuales no hacen más que resaltar su sugerente estética.

Como curiosidad, la batalla es menor que la del Toyota GT86, un deportivo posicionado por debajo, con mucha menos potencia y un precio más accesible. Habrá disponible una versión de lanzamiento con una liebre blanca y roja, mientras que la primera unidad fabricada será subastada en la Barrett Jackson.

El logo Supra conserva la misma caligrafía del modelo anterior, pero ahora pintada de negro sobre una base plateada.

Habitáculo moderno y bávaro

Toyota GR Supra: interior.
Habitáculo del Toyota GR Supra.

Tal y como adelantábamos, y se sabía desde hacía meses, BMW también hace acto de presencia en el habitáculo del nuevo Supra. Para bien o para mal, son muchos los componentes tomados de la firma alemana los que encontramos en este espacio, sin necesidad de profundizar mucho la búsqueda.

Tanto la botonera del volante, climatización, el cambio, como el sistema multimedia y la interfaz de este es heredada de los alemanes. Algunos no verán esto con buenos ojos, pero hubo que ceder en ciertos aspectos si se quería llevar la colaboración a buen puerto. También se logra reducir costes de desarrollo, todo sea dicho.

Pasando la página protagonizada por BMW, toca ver que nos ofrece el nipón. El diseño general luce sólido y de calidad, con mucha horizontalidad de líneas. Al mismo tiempo, contrastan sus asientos, de corte deportivo y disponibles en tapicería bicolor, al igual que el volante y el resto del interior.

Corazón alemán

Los ingenieros de Toyota saben que el Toyota GR Supra va a ser presa de preparadores. El éxito en este mercado del anterior Supra coloca al nuevo modelo en una posición de hibernación, y es que tarde o temprano veremos las primeras preparaciones sobre su base.

Si nos centramos en lo importante, los rumores acertaron. El corazón del nuevo Supra proviene de BMW, con un total de tres versiones disponibles. Se trata de una versión de seis cilindros y un cuatro cilindros con dos niveles de potencia. Todos van asociados a la misma caja de cambios.

Se especula con la llegada del cambio manual en un futuro. Hasta entonces, solo está disponible con cambio automático ZF de ocho relaciones.

Toyota GR Supra: vista trasera.
Vista trasera del Toyota GR Supra.

En cuanto al motor más grande, es un seis cilindros en línea de 3,0 litros y una potencia de 340 CV y 500 Nm. Es el mismo que equipa la variante más potente del BMW Z4, el M40i, con idéntica potencia. Por su parte, la gama se completa con una motorización de cuatro cilindros 2.0, disponible con 197 y 258 CV respectivamente.

Los únicos datos de rendimiento ofrecidos por la marca en su lanzamiento corresponden a la versión de seis cilindros. Pese a contar con ‘solo’ 340 CV, firma un 0-100 km/h en 4,3 segundos, un registro típico de coches con mucha más potencia.

La permisiva normativa estadounidense en cuanto a modificaciones hará del Supra A90 un best seller en el mundo de las preparaciones al otro lado del charco.

Con el hambre de tuning, y lo añorado que es el motor 2JZ del modelo previo, los de Toyota han asegurado que el 2JZ-GTE cabe sin problema en el vano motor del nuevo Supra. Dicha confirmación fue recibida como agua de mayo, y es que a muchos les molestó el uso de un motor BMW en lugar de uno propio.

Resumen técnico

A la completa gama de motores disponible se suma un buen número de componentes mecánicos con los que mejora su rendimiento, parte de su excelente puesta a punto. Hablamos de suspensión activa, frenos firmados por Brembo, diferencial activo electrónico y neumáticos Michelin 255/35 y 275/35 con llantas de 19 pulgadas.

Detalle spoiler del Toyota GR Supra.
Detalle del spoiler del Toyota GR Supra.

La suspensión adaptativa permite dos modos de conducción: normal y sport.

Pasando a hablar de la dotación de seguridad, encontramos la última tecnología, como frenada de emergencia delantera y trasera, control de carril, luces automáticas, control de crucero adaptativo, detector de punto ciego y un largo etcétera.

Gama y precios del Toyota GR Supra

La gama del Toyota GR Supra se compondrá de tres niveles de acabado: base, premium y 3.0 premium. La comercialización de estas comenzará este mismo verano, con un precio de partida de 49 990 dólares, unos 43 600 euros al cambio.

A todo esto se suma la variante Launch Edition. Limitada a 1 500 unidades, la versión de lanzamiento se basará en el tope de gama, al que le añade una estética diferenciada y una placa numerada. Pequeños cambios que suponen un incremento del precios hasta los 55 250 dólares, equivalentes a 48 200 euros.

Vuelta al Super GT

Toyota GR Supra Super GT.
Vista frontal del espectacular Toyota GR Supra para el Super GT.

Hace unos días se confirmaba, además, la vuelta del Toyota GR Supra al Campeonato de Super GT. Esta disciplina es el equivalente al mundial de turismos ,pero en el país nipón. Cuenta con varias categorías, pero el nuevo Supra probará suerte en la GT500, la categoría reina. Su llegada se producirá en 2020.

Con la llegada de Toyota al Super GT se retoma una historia de 12 años en las que el anterior modelo se hizo con cuatro títulos. Consecuentemente, Lexus abandonará el certamen con efecto inmediato para no solapar los programas de competición de ambas marcas. Dicho de otro modo, el Lexus RC GT500 disputará en 2019 su última temporada.