Opel Corsa-e Rally, el primer eléctrico de los tramos

Alberto Fuentes · 22 octubre, 2019
El Opel Corsa-e Rally es la primera apuesta a nivel mundial con esta configuración eléctrica que pisa terreno de rally, una combinación la mar de inquietante.

El fabricante alemán ha sorprendido al mundo del motor con una apuesta bastante arriesgada, pero que le convierte en el primer fabricante de automóviles en crear un coche de rally 100 % eléctrico: el nuevo Opel Corsa-e Rally.

Hasta ahora, la combinación de un motor eléctrico con los rallyes era algo poco alentador; no escuchar el motor de combustión rugir en este tipo de competiciones parece que resta gran parte de su aliciente, pero es algo a lo que tendremos que acostumbrarnos viendo la tendencia actual del mercado.

El Salón del Automóvil de Frankfurt ha sido uno de los más importantes para Opel de los últimos años, ya que llenó su escaparate de novedades y sorpresas, entre las que se encuentran los nuevos Opel Astra y Opel Corsa, este último con su nueva variante eléctrica, denominada Opel Corsa-e.

Opel Corsa-e Rally, lateral.
Lateral del Opel Corsa-e Rally.

También verán la luz en el mismo salón los nuevos Opel Zafira Life, la versión furgonetera de la Zafira, o el Opel Grandland X Hybrid4, un modelo híbrido del SUV alemán que pinta la mar de interesante.

Diseño del Opel Corsa-e Rally

Dada su condición mixta entre coche de rally y vehículo utilizable a diario, el nuevo Opel Corsa-e Rally mantiene unas líneas bastante discretas para según qué cometidos, como puede ser un rally, y excesivamente llamativas para aparcarlo en el aparcamiento de la oficina.

Lo cierto es que los cambios más notables a simple vista están en los neumáticos especiales y en un acabado de pintura con pegatinas que le queda realmente bien. Otros detalles que delatan su ADN son las manetas para abrir el capó, las cintas de arrastre delanteras y traseras, de color rojo, y las barras antivuelco que se dejan ver a través de las ventanillas.

La combinación entre el color gris, el negro y el amarillo dan un resultado más que deportivo, con un diseño atrevido pero no totalmente imposible de encajar en el día a día. Para nosotros, su estética es uno de sus puntos fuertes.

Trasera del Opel Corsa-e Rally.
Opel Corsa-e Rally, parte trasera.

Interior

Opel ha anunciado que el Opel Corsa-e Rally vendrá con un kit interior específico, pero aún no tenemos más datos sobre lo que conllevan dichas modificaciones. Lo que no faltará, como mencionamos mas arriba, será una jaula antivuelco completa, que sin duda restará espacio interior y hará más complicada la entrada y la salida del vehículo.

Motor y preparación técnica del Opel Corsa-e Rally

Una de las mayores sorpresas que te vas a llevar de este nuevo Opel Corsa-e Rally es que lleva exactamente el mismo motor que el Opel Corsa-e estándar, un motor eléctrico de 136 CV que, a priori, suena a poco para estos menesteres, por no hablar de que su peso ronda los 1400 kilogramos.

Sus 100 kW y 260 Nm de par motor máximo se tornan más que suficientes para un uso diario, pero no esperes demasiadas emociones en cuanto a aceleración. La batería es de iones de litio y declara 50 kWh de capacidad, aunque aún no tenemos datos sobre su autonomía.

Respecto a los datos técnicos, el Opel Corsa-e Rally acopla un sistema de extinción de incendios, un diferencial Torsen y una suspensión Mcpherson delantera, además de unos frenos más potentes con discos de 232 milímetros delante y 264 milímetros detrás.

Opel Corsa-e Rally, neumáticos.
Neumáticos del Opel Corsa-e Rally.

Las dimensiones del vehículo también se han modificado: ahora es 5 milímetros más ancho y tiene 2 milímetros más de batalla, pero lo más llamativo es que también ha crecido en altura, con otros 5 milímetros extra por temas de suspensiones y altura libre al suelo.

Precio

La marca aún no ha declarado el precio final del vehículo, pero sí se ha dejado ver que estará por debajo de los 50 000 euros, una cifra que, aunque parece escandalosa para un utilitario eléctrico, no lo es para todo un vehículo capaz de afrontar un tramo de rally sin miedo a que se desmonte por completo.