3 tipos de autocaravanas según su carrocería

Alberto Fuentes · 26 enero, 2019
Las autocaravanas están revolucionando la forma de viajar de cada vez más españoles, con la libertad que solo este tipo de vehículos ofrece y con un confort interior que nada tiene que envidiar a un buen hotel

El mundo del autocaravanismo está de moda, las cifras de ventas se duplican cada año y, por fin, nos hemos subido a una corriente en la que muchos países europeos llevan tiempo disfrutando. El primer paso para comprar sin equivocarnos es elegir entre los 3 tipos de autocaravanas y tener claras nuestras necesidades.

Llevamos décadas viendo este tipo de vehículos circulando por nuestras carreteras, pero pocas encontrabas con matrícula española. En Alemania, Francia, o Dinamarca, este tipo de turismo está mucho más asentado, pero año tras año nos vamos acercando y, actualmente, casi todas las ciudades tienen un punto de venta, distribución y reparación de este tipo de vehículos.

El precio mínimo de una autocaravana nueva ronda los 45 000 euros, y es fácil superar los 80 000 si te pones muy exquisito con la elección, por lo que la compra de este tipo de vehículos es una decisión importante y no todas las familias se la pueden permitir.

Los 3 tipos de autocaravanas

A groso modo, existen 3 tipos de autocaravanas entre las que se pueden conducir con el carnet B, es decir, de hasta 3 500 kilogramos de peso, y cada una va a cumplir con unas necesidades concretas. Eso sí, en cualquiera de los formatos vas a disfrutar como un niño:

Capuchina

Es la más común entre los vehículos recreativos y dibuja la silueta más conocida en este mundillo. Su peculiaridad es que dispone de una cama fija encima de la cabina, lo que la hace muy reconocible a primera vista.

Tipos de autocaravanas: capuchina
Tipos de autocaravanas: capuchina.

Sus medidas oscilan entre los 5,5 y los 7,5 metros de longitud y rondan los 3 metros de altura, por lo que debes andar con cuidado en con las señales de gálibo si no quieres hacerla descapotable…

La cabina no varía respecto a la de un vehículo comercial de fábrica, y las más comunes son la Fiat Ducato, Ford Transit, Renault Master o Mercedes Sprinter. Eso sí, de las puertas delanteras hacia atrás nada cambia entre un tipo de cabina u otra, y todo va a depender de la marca del fabricante del habitáculo.

La principal ventaja de estas autocaravanas es el espacio interior y la ventaja de disponer de una cama doble a mayores siempre hecha, lo que las convierte en la mejor elección para las familias numerosas. A los niños les encantan este tipo de camas, aunque será aconsejable equiparla con una malla protectora para evitar las caídas de los más pequeños, ya que la altura es considerable.

Las plazas homologadas tanto para circular como para dormir en las capuchinas suelen ser para seis o siete personas. La mayoría de autocaravanas cuentan con una cama de matrimonio transversal en la parte trasera o literas, la cama situada encima de la cabina y otra más que se puede preparar en la zona del salón.

El inconveniente principal es su mala aerodinámica. La cama fija sobre la cabina provoca mucha resistencia al viento y el consumo suele ser de unos 2,0 l/100 km superior en comparación con los modelos que no la llevan. Además, son un poco menos estables a altas velocidades por las turbulencias que genera esa protuberancia en la parte frontal.

Suele ser el tipo de carrocería más económica y una de los más demandadas, aunque poco a poco le va comiendo terreno el siguiente formato:

Perfiladas

Se trata de uno de los tipos de autocaravanas más prácticas y cada vez más compradores eligen esta opción. Combinan lo mejor de los dos mundos: son lo suficientemente amplias por dentro y en carretera se comportan de manera excepcional.

Tipos de autocaravanas: perfiladas
Tipos de autocaravanas: perfiladas.

Sus aerodinámicas formas hacen que sea más sencillo conseguir medias de velocidad más altas con un consumo más controlado y una estabilidad muy similar a la de un gran furgón. Además, son bastante más atractivas que las capuchinas.

Suelen tener cuatro o cinco plazas, y son perfectas para parejas o familias pequeñas. La cama trasera suele ser transversal, en isla o con camas gemelas, mientras que la segunda cama desciende del techo encima del salón, con la ventaja de que no ocupa mientras no está en uso y la desventaja de que sueles perder el salón si esa cama está en uso.

La cabina, al igual que en los modelos capuchinos, no varía respecto a un furgón normal, con las ventajas para piezas y recambios que conlleva y, además, evita que el precio del seguro se dispare.

Es sencillo conseguir medias de consumo de entre 10-11 l/100 km con ellas y, gracias a los nuevos chasis ensanchados, son bastante manejables en zonas de curvas. Son todo ventajas, pero si quieres lucir al máximo en el mundo del autocaravanismo, el siguiente tipo de carrocería será tu preferida:

Integrales

A simple vista parecen minibuses, y es que este tipo de carrocería oculta por completo las formas de los furgones que llevan dentro, con un frontal totalmente específico para cada modelo.

Tipos de autocaravanas: integrales
Tipos de autocaravanas: integrales.

Son infinitamente más vistosas que los demás tipos de carrocerías, y las más cómodas para largas estancias. Eso sí, con un máximo de cuatro personas, ya que hay pocos modelos en el mercado homologados para cinco ocupantes y, salvo que optes por camas gemelas, esa quinta persona no tendrá dónde dormir.

Sus carrocerías rondan entre los 6  y los 7,5 metros, y suelen ser casi tan altas como el modelo capuchino. Dinámicamente están en un punto intermedio entre los dos primeros modelos, por lo que se mueven con soltura y suelen ser bastante sólidas.

La ventaja más llamativa es que la cabina pasa a formar parte del habitáculo, con una altura aprovechable mayor y una anchura en la parte del comedor que las hace más prácticas en el día a día.

Cómo no, son el modelo más caro y deseado por todo amante del autocaravanismo y el más cotizado en el mercado de segunda mano. El coste del seguro anual también es mayor y, en caso de accidente, las piezas de carrocería frontales son más caras y difíciles de conseguir.

Lo que está claro es que, elijas el que elijas entre los 3 tipos de autocaravanas disponibles, si cumple con tus necesidades será el modelo perfecto, con el que disfrutarás de esa forma de viajar libre, sin rumbo y llena de aventuras que solo así puedes conseguir.