¿Es bueno meter el coche en los rulos de lavado?

Es rápido y cómodo, pero qué problemas puede generar abusar de este tipo de lavado para la pintura y el mantenimiento de un vehículo es un tema que debemos tener en cuenta

Este ha sido un debate que ha existido siempre, pues muchos afirman sí y otros que no. Una de las recomendaciones al comprar un vehículo nuevo es que no lo hagamos, pero muchos lo hacen y no pasa nada. ¿Cuál es la verdad? ¿Es bueno o no meter el coche en los rulos de lavado?

¿Debería meter mi coche en los rulos de lavado?

Cuando compramos un coche nuevo, queremos cuidarlo con todo el mimo y esmero que podamos con el fin de que nos dure intacto el mayor tiempo posible. Y por ello, por norma general, comenzamos siempre a lavarlo a mano, pues se convierte en un ritual que del que nos gusta disfrutar.

Sin embargo, con el paso del tiempo, para qué negarlo, nos volvemos más flojos y en muchas ocasiones optamos por meter el coche en los rulos de lavado. No es falta de tiempo, es simplemente que la ilusión por lo nuevo se pasó. Pero aun así, no podemos dejarnos de preguntar si esto es realmente beneficioso para el vehículo.

Lavar el coche.

Pues bien, dicen que cuando el río suena, agua lleva. Y sí, los rulos de lavado generan daños en la pintura del coche, que si bien parece imperceptible a simple vista, existen. Y es que aunque nos afirman que los rulos de lavado están fabricados con materiales suaves, esto no es del todo cierto.

¿Alguna vez te has parado a tocarlos? ¡Es plástico duro! ¿Cómo no podría dañar el coche? Pensemos en un ejemplo. Si fregamos los platos con un estropajo de aluminio una vez, difícilmente suceda nada, pero si lo hacemos a diario, pronto se notarán la marcas que este deja. Ahora bien, ¿cuántas marcas puede dejar un estropajo de espuma? Ninguna.

Pues sucede lo mismo en este asunto, los daños al meter el coche en los rulos de lavado no serán perceptibles de inmediato, pero sí a la larga. De hecho, si ya te has acostumbrado a lavar tu coche de este modo, ponlo al sol y mira al trasluz, verás claramente los leves arañazos que los rulos dibujan en la pintura.

¿Por qué algunos meten el coche en los rulos de lavado?

Aun sonando rumores al respecto, hay muchos que deciden meter el coche en los rulos de lavado, porque estos aportan ventajas, las cuales tenemos que valorar si compensan con los daños que estos generan.

Por ejemplo, el tiempo. No vamos a negarlo, meter nuestro auto en el túnel de lavado es mucho más rápido que hacerlo a mano. Además, tiene un menor trabajo, ya que hacerlo con la manguera no solo se lleva el tiempo de mojarlo, sino lo peor, de secarlo. Y es que esta es otra de las ventajas de los rulos de lavado, que el coche ya sale seco, listo para circular, cristales incluidos.

Consejos para lavar el coche.

Puedes permanecer sentado dentro del coche, haciendo cosas, o aprovechando tu tiempo para contestar los mensajes que no has tenido en todo el día. Pero obviamente, los rulos también presentan desventajas.

Una de ellas es que es más caro meter el coche en los rulos de lavado que hacerlo con la manguera. Es más, hacerlo nosotros mismos a mano por dentro y por fuera es aún más barato que lavarlo solo por fuera en los túneles.

Otra desventaja es que si no te paras a secar ciertos rincones se quedarán marcas en estos, con lo cual, el tiempo ya no es tan breve. Y por supuesto, la principal es que daña la pintura y araña las llantas de aluminio en caso de que las tengamos.

Así que…

Por tanto, lo más aconsejable es que lavemos el coche a mano, y si no tenemos tiempo para hacerlo, podemos pagar un poco más y que nos lo hagan. Pero a la larga saldremos ganando, pues ha quedado demostrado que meter el coche en los rulos de lavado no es beneficioso para el automóvil. Así que, no seas flojo y coge la manguera si quieres que la pintura de tu coche quede intacta mucho tiempo.

Te puede gustar