Cómo conseguir el mejor precio en tu coche nuevo

· 5 abril, 2018
Cuando vamos a comprar un coche nuevo, lo primero que se debe hacer es definir cuánto dinero se quiere invertir y cómo se va a pagar, al contado o a plazos

Comprar un coche es una decisión importante y no siempre sencilla. La suma de dinero que se debe desembolsar es considerable, por lo que conseguir un buen precio es fundamental para todos los compradores. Existen algunos trucos y recomendaciones para conseguir el mejor precio en tu coche nuevo.

Es importante, antes de empezar la búsqueda del vehículo perfecto, determinar de forma realista las necesidades y las posibilidades de cada comprador.

Informarse y comparar

Para poder encontrar el mejor precio, es fundamental poder comparar entre varias opciones, y eso requiere tiempo y dedicación. Pero este esfuerzo vale la pena, ya que las diferencias pueden ser importantes.

Hombre mirando un coche antes de comprar.

Con las nuevas tecnologías existen aplicaciones y redes de compradores que hacen esta tarea más fácil. El problema es que la cantidad de información puede ser abrumadora.

Ante tanta oferta, es importante tomarse el tiempo necesario para entenderla y analizarla. Si es necesario, no hay que dudar en pedir consejo a alguien con experiencia en la compra de vehículos.

A la hora de comparar es importante no fijarse solamente en el precio, sino en todas las demás condiciones para estar seguros de entender cuál es la mejor oferta. Por supuesto, se deben tener en cuenta también las prioridades y necesidades del comprador.

Elegir el momento

Para poder conseguir el mejor precio en tu coche nuevo, es indispensable tener paciencia y elegir el mejor momento para comprar; no todos los momentos son iguales. Será necesario estar atentos a ofertas y promociones, averiguar la época del año en que el precio está más bajo, etc.

Los concesionarios suelen ponerse objetivos comerciales por períodos como meses, trimestres o años. Cuando se acerca el final del período y la meta de ventas no se ha cumplido, vienen las rebajas; ese puede ser el momento de solicitar presupuesto por la adquisición del nuevo coche.

El final de año suele ser el mejor momento, ya que las rebajas a menudo son más significativas; en realidad estas rebajas de fin de año suceden en muchos productos, y los coches no son la excepción.

No elegir el último modelo

Los cambios entre la última versión de un modelo y su versión anterior no suelen ser tan importantes, pero la diferencia de precio casi siempre lo es. Por esta razón, se pueden conseguir importantes ventajas al decidirse por un modelo anterior que los concesionarios no han logrado liquidar.

Cuando un modelo está a punto de ser actualizado, se suelen realizar campañas de rebajas para poder librarse del stock anterior y empezar a vender el nuevo. Esta puede ser una muy buena oportunidad para conseguir el mejor precio en tu coche nuevo.

Llevar a un concesionario una mejor oferta de otro

Si se llega a un punto de venta con la oferta de otro concesionario, por escrito, y esta es mejor, lo usual será que el vendedor trate de igualarla.

Esta operación un poco inusual requiere la autorización del jefe de ventas. Pero con un poco de insistencia y una actitud decidida a cerrar la compra, se puede lograr un buen precio en tu coche nuevo.

Acudir con la pareja o en familia

consejos para comprar un coche nuevo

Aunque pueda parecer extraño, acudir al concesionario con la pareja o la familia es una muy buena estrategia para conseguir el mejor precio. Esto sucede porque la presencia de todos los involucrados en la compra permite intercambiar opiniones y tomar una decisión en ese momento.

Los vendedores confiesan que cuando se percibe que existe la posibilidad de concretar la venta en ese mismo momento, se utilizan todos los medios posibles para que eso suceda.

Negociar ventajas adicionales

La negociación del precio de un vehículo con un concesionario es siempre una tarea muy difícil y la verdad es que pocas veces se obtienen descuentos significativos. Esto ocurre porque los propios vendedores tienen poco margen de maniobra para hacerlo.

Sin embargo, puede ser más fácil obtener ventajas adicionales, que, si bien no son directamente económicas, a la larga representan un ahorro.

Se puede conseguir por ejemplo una extensión de la garantía, las primeras revisiones gratis, seguros o condiciones de financiamiento interesantes. Estas variables pueden llegar a marcar la diferencia entre un concesionario y otro a la hora de tomar una decisión.