El tratamiento deportivo Monte Carlo llega a los Skoda Kamiq y Scala

Juan · 7 noviembre, 2019
Con motivo del Salón de Frankfurt los Skoda Kamiq y Scala estrenan variante Monte Carlo, con un equipamiento enriquecido y una estética más deportiva tanto por fuera como por dentro

Con una gama renovada al completo, los checos se disponen a aumentarla a base de nuevas ediciones que, en el caso de los nuevos Kamiq y Scala Monte Carlo, hacen las veces de tope de gama.

Su secreto: más equipamiento y una estética más deportiva.

Los nuevos compactos de la marca no han hecho más que aterrizar en el mercado y, con suerte, serán un tremendo éxito, como lo han sido otras entregas de la gama Monte Carlo, como el Skoda Fabia. La comercialización comenzará a finales de año y serán compatibles con todas las motorizaciones ya disponibles en ambos casos.

Skoda Kamiq Monte Carlo

De todos los todocaminos de la marca, el Skoda Kamiq es el que tiene la estética más cuestionable o, al menos, la que más división de opiniones genera. Por ello, la introducción del acabado Monte Carlo ha mejorado mucho las cosas, ganando empaque y deportividad visual.

El conjunto se define por la pintura negro brillante, la cual se extiende por todo el coche. Podemos encontrarla en ambos paragolpes, retrovisores, raíles del techo y taloneras. Completando el apartado estético están la iluminación trasera en LED y las llantas de aleación de 17 o 18 pulgadas.

Skoda Kamiq Monte Carlo: interior.
Interior del Skoda Kamiq Monte Carlo.

Su habitáculo ha recibido cambios muy interesantes, con la adición de unos espectaculares asientos deportivos que aumentan el agarre lateral, el volante deportivo, el pedalier de aluminio o el salpicadero en acabado imitación de carbono, entre otros elementos.

Desde el primer momento, el Monte Carlo será el nuevo tope de gama del Kamiq. Esto se traduce en que el cuadro de instrumentos digital con pantalla de 10,25 pulgadas, el techo panorámico, el climatizador bizona y la carga inalámbrica para smartphones forman parte del equipamiento de serie.

Skoda Scala Monte Carlo

El Grupo Volkswagen es muy dado a convertir sus coches en deportivos: desde el Cupra Ibiza, pasando por todocaminos como el Volkwagen T-Roc R, hasta bestias como el Lamborghini Urus. Sin embargo, Skoda solo cuenta con el Octavia vRS como modelo deportivo, y es que todo pinta a que no cambiará la situación.

Skoda Scala Monte Carlo: frontal.
Skoda Scala Monte Carlo.

Teniendo en el nuevo Skoda Scala un compacto atractivo desarrollado sobre la base en la que se sustentan deportivos como el Volkswagen Polo GTI, resulta llamativo que no haya prevista una variante de este corte para el modelo checo. Prestacionalmente hablando, no habrá un Scala con más de 150 CV de potencia.

Por consiguiente, el acabado Monte Carlo, al igual que en el Kamiq, no incluye más que equipamiento y una estética diferenciada y más deportiva, toda una fachada. El exterior se oscurece con numerosos elementos pintados en negro brillo, como la parrilla, difusor, alerón, retrovisores y taloneras, entre otros elementos.

De serie monta llantas de 17 pulgadas, con las de 18 pulgadas bicolor –en imagen– como parte del equipamiento opcional.

Skoda Scala Monte Carlo: interior.
Interior del Skoda Scala Monte Carlo.

El interior, por su parte, añade detalles en rojo, asientos de cuero perforado, volante deportivo, fuelle del cambio con costuras en contrastes, tapizado del techo en negro, iluminación ambiental LED, alfombrillas, cristales tintados y techo panorámico. Aquí no hay imitación de fibra de carbono en el salpicadero, como sí ocurre en el Kamiq.