Renault Captur 2019, mucho mejor en todo

Alberto Fuentes · 7 julio, 2019
El nuevo Renault Captur 2019 es un ejemplo de cómo se debe mejorar un vehículo; solo podemos aplaudir a la marca francesa

El exitoso SUV urbano francés se renueva por completo para seguir siendo uno de los referentes del mercado en su segmento. El nuevo Renault Captur 2019 es un claro ejemplo de lo que es mejorar un coche; miedo tendría si fuera el Renault Kadjar 2019

De hecho, lo han hecho tan bien que deja en ridículo en multitud de apartados a la gran mayoría de rivales, como es el caso del Opel Mokka X, Seat Arona, Nissan Juke o el recién llegado Skoda Kamiq.

Diseño exterior del Renault Captur 2019

La esencia del Renault Megane llega al Renault Captur 2019 con esas tiras LED descendentes que salen de los focos delanteros. Es un diseño que está dando muchos éxitos a la marca, y a este modelo le queda especialmente bien.

Parte trasera del Renault Captur 2019.
Renault Captur 2019, parte trasera.

El frontal no sorprende, con una mezcla entre los focos del Megane y la parrilla del Kadjar, aunque incluye un capó con mucho volumen, lleno de nervios descendentes que le dan un aspecto más elaborado que el de su hermano mayor.

Lateralmente, se nota que mide 11 centímetros más, por lo que llega hasta los 4,23 metros de longitud, un tamaño que sigue siendo ideal para callejear con soltura, pero que le da mucho margen al interior. Además, incluye una línea cromada que llega hasta la luna trasera y se ensancha en el extremo trasero, un buen detalle más.

La zaga es la parte estrella del nuevo Renault Captur 2019, con unos pilotos con formas que parecen sacadas del mismísimo manga, pero que sientan como un guante a la trasera del francés. Para darle un toque deportivo a este pequeño SUV, también cuenta con difusor de pega en la parte baja del guardabarros, que sirve, principalmente, para evitar las rozaduras típicas de la ciudad.

Piloto trasero del Renault Captur 2019.
Renault Captur 2019, piloto trasero.

Diseño interior y habitabilidad

El salpicadero luce moderno y atractivo, con dos enormes pantallas que se llevan todo el protagonismo. Como es habitual, el cuadro de instrumentos deja atrás las típicas agujas para dejar paso a una pantalla de 7 o 10,2 pulgadas, totalmente personalizable y cambiante dependiendo del modo de conducción seleccionado.

La pantalla central, como ocurre en el nuevo Renault Clio 2019, queda colocada en posición vertical, puede ser de 7 o 9,3 pulgadas, según el acabado, y no está nada integrada en el salpicadero, cosa que ya no parece tan imprescindible. Por otra parte, numerosas molduras del interior se pueden elegir en siete colores diferentes para combinarlas con la carrocería.

La nueva posición de la palanca de cambios también ha sido modificada, y ahora da la sensación de estar suspendida en el aire, lo que da más sensación de amplitud y permite aprovechar el espacio de debajo para guardar objetos o cargar el móvil.

En lo que respecta a las plazas traseras, la banqueta se puede deslizar hasta 17 centímetros longitudinalmente para aumentar el espacio en estos asientos o el volumen del maletero, según las necesidades del momento.

Diseño interior del Renault Captur 2019.
Renault Captur 2019, diseño interior.

El maletero, por su parte, asciende hasta unos impresionantes 536 litros de capacidad. Es algo para quitarse el sombrero, pero esta cifra tiene un poco de trampa, ya que se consigue con la banqueta trasera en la posición más adelantada y contando el doble fondo bajo el piso del maletero. No tenemos datos sobre el volumen mínimo, pero en todo caso será superior a la de la mayoría de rivales.

Motores del Renault Captur 2019

La gama mecánica también cambia, con una oferta inicial de tres motores de gasolina y dos diésel, aunque en el año 2020 se espera la llegada de un híbrido enchufable. Ahora sí, el Renault Captur 2019 luce una gama mecánica competente desde el principio, no como el Captur de primera generación, que tuvo que vivir bastante tiempo motores faltos de potencia.

En gasolina, la oferta comienza con un 1.0 TCe de 100 CV adaptable a GLP, con un par máximo de 160 Nm, suficiente para mover con soltura al vehículo en zonas urbanas y alrededores, pero creemos que se quedará un poco corto a media carga y en carreteras con pendientes.

Por encima está un interesante 1.3 TCe de 130 CV, que puede combinarse con un cambio manual de seis velocidades o automático de siete marchas. Como tope de gama, está el 1.3 TCe de 155 CV, solo disponible con cambio automático, una opción perfecta para el que busque solvencia en todo momento.

En cuanto a las mecánicas diésel, el 1.5 Blue dCi da vida a los dos bloques, con 95 y 115 CV. Con el buen hacer del 1.5 de Renault, ambos serán una magnífica opción, pero viendo la tendencia del mercado, no tendrán el reconocimiento que merecen.

Conclusión

Aún no tenemos precios ni datos sobre prestaciones y consumos, imprescindibles para valorar un vehículo. Pero por todo lo que sabemos, este Renault Captur 2019 mejora en todo a su antecesor y, con el éxito de ventas que ha tenido, solo podemos esperar un nuevo triunfo del francés.