Opel Mokka X

22 mayo, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el ingeniero mecánico David Sánchez Vicente
El Opel Mokka fue la apuesta de la marca alemana ante el auge de los SUV en ventas, por lo que tras las dudas generadas en torno al fabricante después de su inestabilidad financiera, esta ha querido volver a dar un golpe de efecto con el Mokka X

El Opel Mokka X es el resultado de un gran esfuerzo por la firma tras su compra por parte del grupo PSA. El objetivo de Opel es lanzar al mercado dos nuevos SUV junto al Mokka, que apuesten por un cambio de estilo en cuanto a diseño y equipamiento.

El exterior de Opel Mokka X

El objetivo de Opel con la renovación del Opel Mokka X era ofrecer un aumento de calidad y marcar aún más su personalidad. Por lo visto, el equipo de diseño de Opel lo ha conseguido.

El  exterior gana  enteros con las nuevas ópticas, que pueden equipar iluminación Full-LED IntelliLux con función AFL. Por otro lado, la nueva parrilla frontal y los nuevos pilotos posteriores también emplean tecnología LED. En la vista lateral y en la zaga los cambios son menores.

Trasera del Opel Mokka X.

Este vehículo entra en la categoría de los C-SUV debido a su longitud, de 4,28 metros. Sin embargo, esta cota está bien aprovechada en el interior, con un habitáculo amplio y aún mejor resuelto tras el estreno del nuevo salpicadero.

El interior del Opel Mokka X

Los cambios del Mokka X añaden un habitáculo completamente nuevo, donde nos encontramos un salpicadero de novedosa factura que elimina el grueso de los botones para centrar todo el protagonismo en la también estrenada interfaz. Esta emplea la tecnología Opel IntelliLink y un nuevo cuadro de instrumentos.

La sensación de calidad a bordo es alta y en términos generales encontramos un buen nivel de ajustes y tacto en los materiales. Solo en los acabados menos a la vista y con menor uso habitual encontramos una menor calidad, pero que  no desmerecen el conjunto del Mokka X, que hace valer su profundo rediseño con un salto de calidad.

Interior del Opel Mokka X.

La nueva consola del Opel Mokka X deja atrás las clásicas botoneras e integra todas las funciones de infoentretenimiento en el sistema Opel IntelliLink, con su versión 4.0. Este sistema puede estar asociado a una pantalla táctil de 7 u 8 pulgadas, según la versión instalada.

Además, esta interfaz ofrece un nutrido número de funciones, un manejo sencillo y un entorno gráfico atractivo y fluido. Junto a la interfaz se integra un nuevo cuadro de instrumentos con dos relojes analógicos, pero con la posibilidad de instalar una pantalla a color de hasta 4,2 pulgadas en los acabados más altos.

En las versiones más modestas, la pantalla central del cuadro de instrumentos es de tipo monocromo con 3,5 pulgadas. Por otro lado, el nivel de información mostrado es siempre alto, con independencia del tipo de pantalla empleada.

En cuanto al volante, es de tipo multifunción, y se mantiene sin cambios respecto al del Opel Mokka. Quizás puede ser el único punto negativo del habitáculo, ya que su renovación habría sido la guinda de un interior que ha dado un contundente paso adelante.

Los motores del Opel Mokka X

La gama del Opel Mokka X está compuesta de 3 niveles de equipamiento: Selective, Excellence y Color Edition. Por otro lado, las posibilidades mecánicas se limitan a un motor gasolina 1.4 turbo de 140 CV, una versión del 1.4 turbo adaptada a GLP con los mismos 140 CV y un motor diésel 1.6 CDTI de 136 CV.

Tanto las mecánicas de gasolina como de diésel están disponibles en versiones 4×2 y 4×4. En cuanto a la transmisión, esta es de tipo manual con 6 relaciones de serie en ambas motorizaciones

Sin embargo, existe la posibilidad de instalar un cambio automático de 6 relaciones por convertir de par en los motores diésel y gasolina, siempre y cuando estos sean tracción delantera.

En el caso de buscar una combinación de caja de cambios automática y tracción total, la única posibilidad es el motor gasolina 1.4 turbo, cuya potencia pasaría de 140 a 152 CV.

Los precios del Opel Mokka X

En lo referente a los precios del Opel Mokka X, se pueden encontrar precios de salida que parte de unos económicos 23 000 euros para el modelo más básico. Con esta suma podremos conseguir el Mokka X con motor 1.4 y acabado Selective.

A medida que ascendemos por la gama de Opel, podemos encontrar el primer modelo con acabado Excellence por 24 950 euros, que llega hasta un tope de gama por un precio de 28 450 euros.

En cuanto al acabado Color Edition, podemos encontrarlo por un precio más económico, de 25 050 euros, y otro más costoso, de 27 570 euros.