Porsche Taycan, el primer eléctrico de la firma de Stuttgart

Enrique Canivell · 23 septiembre, 2019
El Porsche Taycan es una berlina deportiva que representa el cambio de era de la marca. ¡Tiene prestaciones de infarto y autonomía suficiente para viajar!

Se veía venir. Al final, la movilidad 100 % eléctrica llegará a marcas cuya tradición ha estado vinculada a deportivos anhelados por muchos, como el Porsche 911, todo un ejemplo de permanencia en el tiempo y que sigue gustando a los puristas. Así, con el Porsche Taycan arranca una nueva era para la firma de Stuttgart.

A día de hoy, no nos extraña que la marca alemana apueste por este tipo de vehículos… Si han sido capaces de hacer un Porsche Cayenne Turbo S E-Hybrid, un enorme SUV híbrido enchufable, era evidente que una berlina deportiva eléctrica podía llegar.

Para finales de 2020 llegará la variante Porsche Taycan Cross Turismo, que suponemos que presentará detalles de carrocería y una mayor altura para conducción off-road.

Lateral del Porsche Taycan Turbo
Lateral del Porsche Taycan Turbo.

No solo cuenta con unas prestaciones de vértigo, sino que puede circular por el centro de las grandes capitales que restringen el tráfico por contaminación al disponer de la etiqueta Zero de la DGT. Sin duda, son cualidades que valorarán unos potenciales clientes que, además, disfrutarán del silencio de marcha propio de los propulsores eléctricos.

Diseño del Porsche Taycan

Lo cierto es que uno no puede dejar de recordar al Porsche Panamera E-Hybrid como el preludio de este  eléctrico, si bien el frontal es más agresivo – con entrady la caída del techo termina antes, por lo que deja sobresaliendo una pequeña parte del maletero. Sin duda, esto le otorga un estampa más deportiva que va de la mano con las prestaciones que ofrece.

Su carrocería consigue un coeficiente aerodinámico Cx de 0,22, ideal para exprimir la autonomía eléctrica.

Trasera del Porsche Taycan Turbo S
Trasera del Porsche Taycan Turbo S.

Por detrás es todo un acierto que, como en otros nuevos lanzamientos de la marca, se incorpore una larga banda de luces que llega hasta las aletas. En dicha banda se integran el logotipo de Porsche con efecto vidrio. Otro detalle que destaca es el contraste que crea la parte baja –oscura– del paragolpes.

Interior del Porsche Taycan

El habitáculo del Porsche Taycan cuenta con cuatro plazas y, por primera vez, la marca ofrece la opción de un interior hecho a base de materiales reciclados –en línea con la carácter sostenible que representa un eléctrico– y sin cuero por ningún sitio.

A pesar de que las funciones tecnológicas gobiernan el interior, la elegancia que caracteriza a la firma germana se traduce en un diseño discreto que se parece más al de un Mazda3 2019 que al de tipo ‘nave espacial’ como es el del Mercedes Clase A. A pesar de ello, es todo digital: la instrumentación digital, el sistema de infoentretenimiento de 10,9 pulgadas, los mandos de la climatización y la pantalla del lado del copiloto.

Interior del Porsche Taycan
Interior del Porsche Taycan.

Afortunadamente, se han reducido el número de interruptores y botones, y es que ahora el manejo tiene como protagonistas a las funciones táctiles y el control por voz.

Dados sus 4,96 metros, el volumen de carga son relativamente escasos. El maletero delantero tiene 81 litros, mientras que el trasero cuenta con 366 litros, lo que da una capacidad total de 447 litros, que es suficiente pero no especialmente destacable para la gran longitud que tiene.

4×4, 2 velocidades, gran potencia y autonomía

Con un motor por cada eje, el Porsche Taycan goza de tracción integral, fundamental para garantizar la motricidad con el alto par motor que desarrollan los eléctricos.

Propio de coches de competición eléctricos, ya que los de calle tienen una sola marcha, es la caja de cambios de 2 velocidades montada en el eje trasero. Esta cuenta con una primera relación que permite una potente aceleración desde parado, mientras que la segunda permite alcanzar una punta elevada al tiempo que mantiene una gran eficiencia.

Con 680 CV si se trata de la versión Turbo y 761 CV para el Turbo S, acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 y 2,8 segundos, respectivamente, y eso que pesa cerca de 2500 kilos. El más potente cuenta con funciones overboost y Launch Control, esta última para traccionar mejor en salidas rápidas desde 0 km/h.

La velocidad punta es de 260 km/h, nada mal para un eléctrico.

En cuanto a la autonomía, es de 412 kilómetros para el modelo menos potente y 450 kilómetros para el ‘S’, según el ciclo de homologación WLTP. Son cifras que seguramente se vean rebajadas en conducción real, pero que a buen seguro permitirán hacer viajes de media distancia sin problemas.

Gracias a un sistema de eléctrico de 800 voltios en lugar de los típicos 400, es capaz de recargarse en poco más de 5 minutos –con corriente continua– como parar recorrer hasta 100 kilómetros. Si se dan las condiciones idóneas, en solo 22,5 minutos puede cargar la batería de un 5 a un 80 %.

Precio del Porsche Taycan

Como es habitual en Porsche, los precios no iban a ser asequibles, y menos hablando de modelos eléctricos. Pero teniendo en cuenta sus prestaciones y autonomía, tienen cierta ‘lógica’: 155 648 euros para el Turbo y 189 528 euros para el Turbo S.