El Opel Insignia 2020 llega con nueva cara y más tecnología que nunca

Juan · 7 diciembre, 2019
El Opel Insignia 2020 estrena imagen exterior para camuflar las pocas novedades que añade. Falta información en cuanto a motorizaciones y tecnología añadida.

Opel está ultimando los detalles de su ofensiva de producto de cara a 2020. El último en sumarse a la fiesta es el restyling de su berlina, el Opel Insignia 2020. En pleno 2020 las ventas de este tipo de coches son meramente testimoniales fuera de las marcas premium, pero el Opel es de los pocos que aguanta el tipo.

Del mismo modo que es de las pocas berlinas generalistas que siguen a la venta, es de los pocos productos restantes de cuando la firma aún trabajaba bajo el paraguas de General Motors. Además del Opel Insignia 2020, los Opel Astra 2019, Opel Mokka X y el pequeño Opel Karl son los únicos en cartera no desarrollados por Opel-PSA.

Diseño del Opel Insignia 2020

La mayor novedad del nuevo Opel Insignia 2020 es el diseño exterior, especialmente el frontal. Aquí se ha impreso la última imagen de marca, que se asemeja claramente al estilo del nuevo Opel Corsa por la forma de las ópticas y tomas de aire.

Opel Insignia Grand Sport: frontal.
Frontal del Opel Insignia Grand Sport.

La parrilla frontal cambia su entramado y el diseño de las láminas cromadas que presiden al emblema de la marca. Los nuevos faros con forma de boomerang cuentan con tecnología LED matricial con 168 diodos por faro. Con ajuste adaptativo, se podrá circular con la luz de carretera sin deslumbrar al resto de conductores.

Los antinieblas verticales y la gran boca inferior aumentan la sensación de anchura.

Por su parte, la zaga solo recibe dos nuevas salidas de escape. El conjunto lo completan las nuevas llantas de hasta 19 pulgadas y una paleta de colores actualizada. Desde el primer momento podrá adquirirse tanto en carrocería sedán como familiar; quedaría pendiente el llamativo Cross Country que quizás no reciba relevo.

Habitáculo

La marca no ha ofrecido imágenes del nuevo interior, así que se ha limitado a describir sus cambios más importantes, que son más bien pocos. Más allá de un cargador de móvil inalámbrico, solo especifican un nuevo sistema de infoentretenimiento, y esto último es algo que hay que muy tener en cuenta.

¿Por qué? Porque el equipo multimedia está firmado por PSA y, además de ser un sistema más actual, cuenta con soporte técnico. Todo lo contrario ocurre con todos los Opel-GM. En el caso de estos, el soporte técnico caduca en 2021, tal y como se declaró cuando la marca cambió de manos.

Opel Insignia Sports Tourer: frontal.
Frontal del Opel Insignia Sports Tourer.

Motorizaciones del Opel Insignia 2020

Su presentación al público tendrá lugar en un mes con motivo del Salón de Bruselas. Hasta entonces, la marca no ofrecerá más información sobre el interior y sobre la gama mecánica disponible, de la cual no se hace mención alguna. Al haberse concebido en tiempos de General Motors, podría no haber novedades en este aspecto.

Sin poder hacer más que conjeturas, existe la posibilidad de que estrene nuevos motores como ya hizo el renovado Opel Astra. El compacto estrena motores gasolina 1.2 y 1.4 de 110, 130 y 145 CV, mientras que en diésel monta un 1.5 de 105 y 122 CV. Otra posibilidad es que pase a montar las mismas mecánicas que el Opel Grandland X, de mayor tamaño.

Los motores del nuevo Astra son 100 % PSA, es decir, gasolina PureTech y diésel BlueHDi.

Tiempo de las promociones

Ahora que se conoce cómo será el nuevo modelo, hay que mencionar las promociones que habrá con el actual modelo, tanto en encargo como en stock. Con el Plan Pive y FlexiOpel puedes hacerte con un Opel Insignia 1.6 CDTi de 136 CV y cambio manual por 199 euros al mes, pero el montante final es lo importante: de casi 30 000 euros.

Dicha promoción incluye una entrada de 7618 euros y una cuota final de 12587 euros más 48 cuotas de 199 euros.

Por este dinero obtendremos un completo equipamiento que incluye navegador, llantas de 17 pulgadas, sensores de aparcamientos delantero y traseros, apertura y arranque sin llave, climatizador bizona, faros antiniebla y asistentes como el reconocimiento de señales, detección de peatones y alertas de colisión frontal, así como de cambio involuntario de carril.

Obviamente, en stock la oferta dependerá del concesionario y del equipamiento de la unidad en concreto. Los descuentos serán mayores cuanto más se acerque la llegada del nuevo modelo. Podrán encontrarse rebajas de hasta 10 000 euros en algunos casos, con precios por debajo de los 20 000 euros. Toda una ganga.