Opel Karl Rocks

· 17 junio, 2018
El pequeño monovolumen de la firma alemana presenta una estética más acorde a la demanda actual de los usuarios, con una carrocería levantada del suelo

El Opel Karl Rocks es una idea interesante por parte de la firma alemana. Sin embargo, los monovolúmenes no están precisamente de moda, por lo que Opel tendrá que esforzarse por sacar adelante su modelo en un mercado tan competitivo.

El exterior del Opel Karl Rocks

Como hemos comentado, en Opel han tenido una idea tan brillante, como obvia y socorrida. No son buenos tiempos para el vehículo monovolumen, y ni tan siquiera para los más pequeños y urbanos, que están comenzando a quedar por detrás de los deportivos y de los SUV.

El Opel Karl es un coche práctico, diseñado a la medida de los requisitos del tráfico urbano, además de ser corto y manejable. Pero, como bien señalamos, Opel aún se había reservado un as en la manga para hacerlo más atractivo. De esa idea nace el Opel Karl Rocks, un Opel Karl venido a más, con chasis alzado, más alto, detalles camperos en defensas y bajos y espíritu de todocamino.

A nivel estético, además de las protecciones de plástico en las defensas, los pasos de rueda, y los bajos, también se han incorporado unas barras para el techo. Además, cuenta con unas llantas de aleación de 15 pulgadas en dos tonos, en plata y en negro.

Opel Karl Rocks: trasera
Trasera del Opel Karl Rocks.

En definitiva, Opel tiene tan clara la filosofía del Opel Karl Rocks como para afirmarlo, y sin tapujos, en la primera línea de su nota de prensa. El Opel Karls Rocks quiere ofrecer un coche asequible y urbano con la apariencia de un coche con más porte, de segmentos superiores, y obviamente más caro.

De ahí que, con la imagen de marca de Opel, y el diseño campero heredado de sus hermanos mayores, como el Opel Mokka X, el Opel Karl Rocks quiera atraer a un público más variopinto al que probablemente no hubiera tenido acceso con el aspecto anodino de un pequeño monovolumen urbano.

El interior del Opel Karls Rocks

El habitáculo se centra en ser práctico y cómodo. El Opel Karls Rocks seguirá conservando un modesto maletero de 215 litros, con disposición de cinco pasajeros en el interior. Además, cuenta con la capacidad de abatir los asientos.

De esta forma, utilizando una banqueta posterior con respaldo abatible en dos piezas, al 60-40%, se puede aumentar el volumen de carga hasta unos generosos 1 013 litros.

Opel Karl Rocks: interior
Interior del Opel Karl Rocks.

Los motores del Opel Karl Rocks

Su diseño de tipo monovolumen no destaca por una gran variedad de motores interesantes. En definitiva, su mecánica se basa en un bloque motor de gasolina con una cilindrada de 1,0 litro y una potencia de 75 CV.

Este propulsor va unido a una caja de cambios de tipo manual de cinco velocidades con tracción delantera. En un principio pudieron surgir ciertas ideas sobre incorporar una variante con tracción en las cuatro ruedas, pero ha quedado descartada tras el lanzamiento del modelo en el Salón del Automóvil de París.

Este motor, aunque parezca pequeño y simple, resulta más eficaz que los de otros modelos de la competencia. A modo de ejemplo, si lo comparamos con las prestaciones del Volkswagen Cross Up, el Opel acelera con más decisión, tiene mayor empuje, una respuesta más sofisticada y en general es más brioso.

Por otro lado, el 1.0 del Volkswagen vibra cuando pisas a fondo y sube de revoluciones, y le cuesta más alcanzar una velocidad óptima en la última marcha. Esto es por culpa de unos desarrollos largos que echan por tierra su elasticidad.

En lo referente a las cifras, mientras que el Karl Rocks requiere unos 23 segundos para pasar de 80 km/h a 120 km/h, el Up necesita 13 más todavía. A cambio, eso sí, la respuesta de la suspensión del Up es más refinada que la del Opel Karl Rocks.

Precio del Opel Karl Rocks

El precio de este pequeño utilitario, sin incluir descuentos ni promociones por parte de la marca, se fija en 12 405 euros. En definitiva, estamos ante un modelo de tipo monovolumen con un diseño sencillo, que pretende resultar lo más practico y atractivo posible para un uso urbano.

A pesar de sus puntos positivos, el Opel Karl Rocks tendrá que esforzarse al máximo para salir adelante como un modelo de éxito en un mercado dominado actualmente por vehículos de otras categorías, como los deportivos y los SUV.