Mitsubishi ASX

· 3 octubre, 2018
En el mercado hay todo tipo de preferencias y para muestra el Mitsubishi ASX, un SUV de medidas compactas, siendo una especie de coche intermedio para el fabricante; con él podremos pasar de la ciudad al campo sin dejar de lado la comodidad

Existe una amplia gama de SUV’s nuevos, de diseño moderno, pero también hay buenas opciones en los modelos de años anteriores. Esto es lo que ocurre con el Mitsubishi ASX, un crossover compacto cuya última actualización se llevó a cabo en el 2017.

Diseño exterior

En el año 2017, la marca renovó el Mitsubishi ASX  para adquirir frescura y adecuarse a la estética actual. Básicamente, el fabricante trabajó con una nueva parrilla y faros de luz diurna LED. Lo reducido de su vidrio trasero le da un estilo bastante particular; lucirá bastante bien a donde quiera que vaya.

La renovación también ha ocurrido en las llantas. En la actualidad, este modelo ofrece la opción de adquirirlo con llantas de 18’’, mejorando estética y tracción. Para resumir, podríamos definirlo como un ‘pequeño todo camino’, muy versátil.

Diseño interior y habitabilidad

Una de las mejores partes del Mitsubishi ASX es su habitáculo. Tiene un interior práctico si le comparamos con otros modelos del segmento. No obstante, el fabricante tomó varias buenas elecciones en relación a su composición.

Interior del Mitsubishi ASX.

El primer acierto es lo acolchados que son sus asientos, los cuales complementan el buen espacio para conductor y pasajeros. A pesar de su figura compacta, los espacios han sido administrados de forma correcta. El maletero es de 406 litros, lo cual es diferenciador frente a algunos de sus competidores.

Otro aspecto positivo es el equipamiento de serie que este coche ofrece. Desde el segmento básico se ofrece el climatizador, volante multifunciones y el sensor trasero de aparcamiento.

También hay importantes detalles tecnológicos, como es una pantalla de info-entretenimiento de 7 pulgadas y conectividad táctil SDA. Dentro del coche podemos acceder a Apple CarPlay y  Android Auto. Cabe destacar, que este modelo tiene tres niveles de equipamiento: Challenge, Motion y Kaiteki.

Motor y comportamiento

Hasta el 2017, el Mitsubishi ASX se vendía solamente con el motor 1.6 MPI de 117 CV, con cambio manual de cinco velocidades. A partir del año 2018, aparecieron dos opciones más en cuanto a motorizaciones.

Este año pudimos ver una versión de combustión a diésel 160 Di-D de 114 CV. Este puede comprarse con tracción 4×2 y 4×4 todo terreno. La otra opción es un 220 Di-D de 150 CV, con tracción en las cuatro ruedas. Este es la más potente de todas las propuestas.

El consumo de sus motores va de los 4,6 a los 5,8 litros por cada 100 kilómetros. En cuanto a maniobrabilidad y rendimiento, la propuesta es buena. Quizá el inconveniente principal de este vehículo esté en su ajustada mecánica, con opciones demasiado básicas.

Diseño del Mitsubishi ASX.

El comportamiento dinámico de este automóvil parece convincente. Su altura de 18 centímetros de separación al suelo permite buena maniobrabilidad en la carretera. Además, cuenta con un sistema de tracción integral que puede activarse o no. Esto y los cauchos de 18’’ aseguran un buen desempeño en terreno difícil.

Precio

El precio del Mitsubishi ASX depende del nivel de equipamiento y motores a escoger. El precio base inicia con el acabado challenger, que va de los 21 700 a los 24 150 euros. La elección del motor cuenta y es así como podemos ver segmentos bajos más costosos cuando se elige una motorización más potente.

Por su parte, el segmento Motion va de los 23 200 a los 28 150 euros. En la cima tenemos la línea de lujo Kaiteki, cuyo límite máximo son los 34 800 euros. Esto es lo que cuesta el coche con el motor de 150 Cv; esta última opción es la que ofrece una mejor respuesta en carretera.

Los competidores directos de este automóvil son el Nissan Qashqai, el Peugeot 3008 y el Renault Captur. No obstante, el ASX no reúne el nivel de ventas que tienen estos tres modelos. Uno de los problemas es que todas estas opciones han sido actualizadas y podrían tener mejor tamaño, mecánica y equipamiento.

Más allá de no ser un líder mundial de ventas, el Mitsubishi ASX no deja de ser una opción bastante equilibrada. Su precio es llamativo y tanto su habitáculo como la maniobrabilidad ofrecen garantías suficientes.