Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+, el último microhíbrido en llegar al mercado

Juan · 22 marzo, 2019
Mercedes ha desvelado la primera variante prestacional del nuevo GLE SUV. Firmado por AMG, queda recogido en la familia 53 de motores microhíbridos, por lo que más adelante llegarán versiones aún más capaces.

Mercedes sigue adelante con su plan de ser el fabricante premium que más vende a nivel mundial. Su gama es más extensa que nunca, y esta sigue ampliándose con la introducción de nuevas variantes, como este Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+. Se trata del escalón de acceso a la gama AMG de este modelo, a la espera de futuras versiones 63.

Llega con una estética exclusiva, más deportiva, y una motorización microhíbrida que combina potencia con economía. Se espera un precio que supere ligeramente los 90 000 euros: tomamos como referencia que el Mercedes GLE más caro de la gama está disponible desde los 87 900 euros.

Estética del Mercedes-AMG GLE 53

Estéticamente, tal y como ocurre en otros modelos AMG 53, el punto de partida ha sido el modelo convencional equipado con el paquete estético deportivo AMG. A este se le aplican una serie de cambios que resultan en un conjunto más deportivo y único, pero no llevado al extremo de los AMG 63.

Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+: zaga.
Zaga del Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+.

Destaca la prominente parrilla frontal de lamas verticales, también conocida como Panamericana. De igual manera, se han modificado los bajos del paragolpes. Los pasos de rueda, ensanchados para la ocasión, van pintados en el color de la carrocería, y recogen llantas que van desde las 20 a las 22 pulgadas.

También estrena difusor posterior, el cual acompaña a las cuatro salidas de escape redondas, un detalle exclusivo de la gama AMG 53. Al contar con suspensión neumática, la marca no especifica cuánto se ha reducido la altura del coche, aunque promete una conducción más rígida y deportiva.

Interior del Mercedes-AMG GLE 53

El habitáculo es una oda al lujo moderno que, traducido al castellano, es una gran calidad de construcción y altas dosis de tecnología. Tecnológicamente hablando, hace uso de la doble pantalla de 12,25 pulgadas vista en otros modelos de la casa. Incluye el sistema MBUX, con funciones exclusivas como el Track Mode.

Este sistema recoge todas las funciones de conectividad y unifica los controles para las numerosas asistencias a la conducción; ofrece personalización total para adaptarse al gusto de cada conductor. ¡Incluye hasta un asistente personal que aprende de nosotros!

Pasando al tema calidades, no hay nada malo que decir. Cuero con bordado en contraste por todos los recovecos y molduras, que pueden ser de fibra de carbono; aquí no hay espacio para plásticos duros. En cuanto a los cambios introducidos en el Mercedes-AMG GLE 53, encontramos un volante y asientos más deportivos.

Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+: interior.
Interior del Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+.

Más de 400 CV microhíbridos

En el apartado mecánico, el Mercedes-AMG GLE 53 hace uso de un seis cilindros en línea de 3,0 litros de cilindrada turboalimentado. Ofrece 435 CV de potencia que, complementado con el sistema eléctrico, es capaz de hacer el 0-100 km/h en apenas 5,3 segundos, y alcanzar una velocidad punta limitada de 250 km/h.

Este grupo propulsor se acopla a un sistema de tracción total AMG Performance 4MATIC+. Con este sistema puede enviar más par a la rueda que mejor tracción tenga en todo momento, al igual que puede repartirlo al 50 % en ambos ejes.

Igual que los demás AMG de nueva factura, la caja de cambios es una SPEEDSHIFT TCT de nueve velocidades con levas tras el volante y varios modos de conducción. Por su parte, la suspensión AMG ACTIVE RIDE CONTROL cuenta con siete modos para adaptarse a todas las necesidades del terreno.

Las barras estabilizadoras son activas y variables, con asistencia electrónica.

Por último, para detener el vehículo se ha recurrido a un equipo de frenos de alto rendimiento. Los discos delanteros son de 400 mm, y los traseros de 345 mm, con pinzas flotantes de dos y un pistón respectivamente. En cuanto al sistema eléctrico del motor, aporta las siguientes ventajas:

  • Hace las veces de motor de arranque.
  • Generador de potencia con apoyo al motor de combustión: 22 CV extras.
  • Menor tiempo de respuesta.
  • Mayor uniformidad en todo el rango de revoluciones.
Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+: motor.
Propulsor del Mercedes-AMG GLE 53 4MATIC+.

AMG 53, una gama en ciernes

En muy poco tiempo, la nueva gama AMG 53 ha pasado de ser la alternativa diferente a un escalón de acceso muy bueno e innovador. Fue esta gama la que introdujo la tecnología microhíbrida en el segmento de los deportivos, vehículos de altas prestaciones siendo más exactos.

Como punto de partida tomaron este sistema del Mercedes Clase S, pionero de esta tecnología. Por su parte, fue el Mercedes-AMG CLS 53 el primer AMG en equipar una motorización de este tipo, el primero de una gama en crecimiento. Además del nuevo AMG GLE 53, encontramos los E 53 y el GT 53 cuatro puertas.

Siempre se dice que el Mercedes Clase S porta elementos que en unos años la industria extrapolará a segmentos más humildes, y con la microhibridación la historia ha seguido su curso. Por poner un ejemplo, podemos encontrar un Hyundai Tucson microhíbrido por menos de 30 000 euros.