Mercedes-AMG E53, el último AMG con microhibridación

Juan · 9 enero, 2019
Aquí tenemos una de las apuestas del fabricante alemán Mercedes, disponible con carrocería berlina o familiar y tan espectacular y lujoso por dentro como por fuera.

Mercedes está cambiando. Sus miras están cada vez más puestas en la ecología, y en esta nueva estrategia también entra AMG. Estos tenían como gama base los AMG 43; poco a poco estos se han ido sustituyendo a favor de los AMG 53, más potentes a la vez que ‘eco-friendly‘. El último en llegar es el Mercedes-AMG E53 en formato sedan y familiar.

Con las cada vez más estrictas normativas anticontaminación, y los casos de cierre a la circulación a coches contaminantes en ciudad, deportivos como los AMG 53 son una muy buena solución. Sobre la base de una lujosa y exitosa berlina, se ha desarrollado un vehículo capaz de cumplir con la presente normativa de emisiones con altas dosis de potencia.

La principal característica del Mercedes-AMG E53 es su motor, un seis cilindros microhíbrido y etiqueta ECO.

Estética sugerente

Visualmente si, podría ser un coche más explosivo, pero se queda con un toque más bien sugerente. El resultado nos deja con una berlina AMG que solo podrán identificar como tal aquellos que entiendan de coches. Para los no tan neófitos serán un Mercedes Clase E como cualquier otro.

Mercedes-AMG E53 sedán:vista trasera

Las luces MULTIBEAM LED viene entre el equipamiento de serie.

Parte del kit estético AMG Line, al que le suma una nueva parrilla con efecto diamante. Lleva llantas de 19 pulgadas de diseño exclusivo y se dispone de una nueva paleta de colores a elegir.  Por último, la zaga se remata con un pequeño spoiler sobre el maletero y un llamativo difusor con cuatro salidas de escape reales.

Lujo y deportividad

Una vez nos adentramos en su habitáculo, nos reciben unos cómodos y envolventes asientos de corte deportivo. Van forrados en cuero Napa perforado, con inserciones en contraste. Al igual que los últimos lanzamientos de la firma alemana, destacan sus dos pantallas de 12,3 pulgadas, completamente configurables.

Su sistema multimedia nos ofrece numerosas funciones extras firmadas por AMG.

Mercedes-AMG E53: habitáculo.

La iluminación interior se ha convertido en pocos años en un gran atractivo. Por ello, el Mercedes-AMG E53 cuenta con una extensa gama de colores. Estos se sitúan a través del salpicadero y consola central, puertas, apoya pies e incluso las tomas de ventilación.

6 en línea microhíbrido

Como bien dice el título, el Mercedes-AMG E53 se apunta a la microhibridación para mejorar sus prestaciones y reducir los consumos y emisiones. Este sistema consiste en un motor eléctrico de 48 voltios que genera un extra de 22 CV y un par motor de 250 Nm.
Combinado con el motor de combustión, solo entra en juego en momentos de alta carga.

En cuanto al motor de combustión, se ha sustituido el anterior bloque V6. El elegido ha sido un motor seis cilindros en línea de 3.0 litros de cubicaje, 435 CV de potencia y 520 Nm de par.

Por su parte, la transmisión y la tracción corren a cargo de un cambio de 9 velocidades AMG SPEEDSHIFT TCT y el sistema 4MATIC+ desarrollado por AMG Performance. Gracias a este sistema se consiguen dos coches en uno; se puede elegir tracción total o tracción trasera a voluntad del conductor.

Mercedes-AMG E53 Estate: trasera.

Antes, el sistema de microhibridación de Mercedes se vio en los Clase S, la gama CLS y AMG CLS53 y las versiones Coupé y Cabrio del AMG E53. Por el momento, todos los motores con esta tecnología son bloques de seis cilindros en línea de gasolina.

Precios del Mercedes-AMG E53

Los hasta ahora vendidos AMG 43 eran como los AMG de la discordia. Esta era una opción que cuando se encontraba disponible, no era tan recomendable como ahorrar para un AMG 63. Sin embargo, el excelente desempeño de la nueva gama AMG 53 los posiciona como una interesante alternativa por un precio más atractivo.

Para la berlina se pide 105 650 euros, 27 000 euros menos que el AMG 63 que le sigue en la gama. Menor precio pero más de 100 CV menos potente si, pero a cambio firma un consumo 2,1 litros inferior. Por su parte, la carrocería familiar supone un extra de 4 000 euros con respecto a la berlina.