Mercedes Clase S, el buque insignia de la estrella

· 1 febrero, 2018
Disponible en versiones Cabriolet y Coupe, la gran berlina del segmento F de la firma de la estrella se renueva, pero mantiene la exitosa esencia que le ha llevado a ser el coche de su categoría más comercializado del mercado; su refinamiento, calidad y completo equipamiento están fuera de toda duda

La amplia gama que posee actualmente Mercedes sigue, a pesar del paso de los años, liderada por un modelo de renombre y lujo: el Clase S. Esta berlina de grandes dimensiones –segmento F– siempre se ha caracterizado por su calidad y refinamiento, cualidades que le han valido para ser la berlina de lujo más vendida del mundo.

Desde 2013 se encuentra a la venta la generación código W222, la cual fue sometida a una conveniente actualización en 2017, en la que se alteró el aspecto exterior e interior, así como la llegada de nueva tecnología. Además, esta generación está disponible en versiones Coupé y Cabriolet.

Un Mercedes XL

Aunque nos duela, dada la calidad del producto, el Clase S ha terminado siendo el coche XL de la marca, porque de unos años a nuestros días todas sus berlinas son un calco a diferentes tallas. De todas formas, esto no es algo malo, ya que se ha conseguido extender un lenguaje de diseño muy alemán, y al mismo tiempo moderno, más arriesgado que el de BMW y Audi.

Entre los cambios introducidos el pasado año, destacan los novedosos faros MULTIBEAM LED, los renovados paragolpes delantero y trasero, y las llantas de nueva factura. Más desapercibidos pasan los elementos como la actualizada parrilla y el diseño de los pilotos posteriores, diferentes, pero similares a los anteriores.

Berlina Mercedes Clase S: trasera
Vista trasera de la berlina Mercedes Clase S Coupé, con una estética más deportiva y ‘juvenil’.

Con respecto a las versiones Coupé y Cabriolet sucede lo mismo; nuevos faros delanteros y traseros, parrilla ligeramente diferente y paragolpes renovados.

Diseño interior

Los cambios en el habitáculo han sido mínimos, a cuenta del buen trabajo que se realizó en un primer momento. A simple vista destacan el nuevo volante –el mismo que ya incorporan nuevos lanzamientos como el CLS y el Clase Gy los nuevos tapizados, mientras que el panel de instrumentos digital se ha actualizado con más funciones y mayor resolución.

Carga tecnológica

El Clase S siempre ha supuesto una inversión tecnológica para la marca, y es que con cada nueva generación de este modelo se estrenan las mejoras que con el tiempo se extenderán por toda la gama. La actual versión –W222 restyling– ha mantenido la tradición y estrena muchas novedades.

Destaca el nuevo sistema Active Proximity Control, integrado en el control de crucero, el cual adapta la velocidad del coche según las curvas que se aproximen, así como el ROAD SURFACE SCAN. Esta última función rastrea las irregularidades de la carretera para preparar la suspensión, y así obtener una respuesta óptima.

Berlina Mercedes Clase S: interior
Interior de la berlina Mercedes Clase S Coupé, completo y tecnológico al mismo tiempo, y orientado a la eficacia en carretera y al confort.

Hablando de la suspensión, hay dos versiones diferentes que, aún siendo de muelles, actúan como una hidráulica que, además, inclina convenientemente la carrocería en las curvas.

Versiones

La gama mecánica del Clase S convencional está compuesta por tres versiones de gasolina y dos de gasóleo. Estos motores combinan porpulsores de seis cilindros en línea y V8, todos ellos turboalimentados.

Respecto a los tres gasolina (S 450, S 500 y S 560), los dos primeros hacen uso de la microhibridación a 48v de la que tanto se enorgullece actualmente la marca. Gracias a este sistema se obtienen hasta 22 CV de potencia extra que se suman a los 270 y 320 CV de cada versión, respectivamente, ambos valores extraídos de un seis cilindros.

Por su parte, el S 560 se conforma con un más tradicional motor V8 turboalimentado de 469 CV y 700 Nm de par. Esta variante se posiciona como opción previa a los potentes AMG, aunque ciertas versiones del Clase S Maybach también tienen motores más potentes.

Además, el S 560 es la única mecánica disponible para las versiones Coupé y Cabriolet si se descartan las versiones AMG, así como la limitada versión Maybach ya no disponible.

El S 560 es el único gasolina con la opción de la tracción total 4MATIC. En el caso de los diésel es de serie en el S 400d, y opcional en el S 350d.

Si nos fijamos en la gama de gasóleo, las opciones se reducen a los S 350d y S 400d. Ambos utilizan el mismo propulsor de seis cilindros en línea y 3,0 litros turboalimentado, con la salvedad de la potencia declarada: 286 y 340 CV respectivamente. Toda la gama del Clase S cuenta con el cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC de serie.

Precio

En cuanto a los precio,s hay que tener en consideración que todas las versiones antes mencionadas cuentan con la opción de la batalla larga, lo que supone un importante suplemento que oscila entre poco más de 1 000 euros hasta los 3 000. Dicho esto, los precios básicos para los Clase S de batalla ‘corta’ son los siguientes.

Comenzando por las versiones de gasolina, el S 450 cuesta 107 150 euros, por los 117 100 euros que se pide por el S 500. Por último, las tarifas para los S 560 parten de los 123 500 euros del berlina, 162 150 euros del Coupé y 175 100 euros del Cabriolet.

Por su parte, las versiones diésel presentan unos precios menores; comienzan por los 97 350 euros del S 350d de tracción simple, cifra que aumenta hasta los 105 950 euros en el caso del S 400d.

Datos Mercedes Clase S

  • 4 puertas
  • 4 o 5 plazas
  • Maletero: 510 litros.
  • Tracción trasera y total 4MATIC
  • Motores de seis cilindros en línea y V8 con potencias desde 286 CV hasta 469 CV
  • Consumo y emisiones: desde 6,6 l/100 km y 150 g/km de CO2
  • Cambio automático de nueve velocidades 9G-TRONIC
  • Precio: desde 97 350 euros