Honda Civic Type-R 2020, el rey de la pista se actualiza

Alberto Fuentes · 17 enero, 2020
El nuevo Honda Civic Type-R 2020 recibe ligeras pero precisas modificaciones para seguir siendo es preferido del segmento

El deportivo compacto de los récords se renueva para seguir en lo más alto, y ha recibido algo más que meros cambios estéticos para volver a dar ejemplo en uno de los segmentos más emocionantes de los últimos tiempos. El nuevo Honda Civic Type-R 2020 ya está aquí.

Rivalizar con modelos como el nuevo Renault Megane RS Trophy-R o el todopoderoso Audi RS3 no es nada fácil. Todos tienen facetas que hacen que destaquen, pero ninguno consigue un equilibrio tan deportivo con el Type-R, y prueba de ello son sus extraordinarios números en circuito.

Honda Civic Type-R 2020, evolución discreta.
Discreta evolución del Honda Civic Type-R 2020.

Cambios en el diseño exterior del Honda Civic Type-R 2020

Cuando partes de un diseño tan radical, las modificaciones para mantenerlo al día parecen mero protocolo de marketingpero lo cierto es que no le sientan nada mal los nuevos detalles estéticos porque recalcan aún más su cara más deportiva.

El cambio más importante a nivel estético lo encontramos en la parrilla, más grande y agresiva. Pero no solo mejora su impacto visual, sino que ayuda al buen funcionamiento del sistema de refrigeración.

También se ha retocado algún perfil de los paragolpes, pero son detalles mínimos que pasan totalmente desapercibidos, y todo el protagonismo se lo llevan el enorme alerón trasero, que sigue intacto, y la triple salida de escape colocada en posición central, un distintivo que esperemos que nunca pierda porque nos encanta.

Honda Civic Type-R 2020, trasera.
Trasera del Honda Civic Type-R 2020.

Interior

En el interior del nuevo Honda Civic Type-R 2020 ocurre algo parecido: pequeños cambios pero muy bien pensados para mejorar la experiencia de conducción. En concreto, se ha añadido alcántara al volante y al pomo de la palanca de cambios, lo que mejora el agarre y le da un aspecto de vehículo de competición muy agradable.

Y para seguir con la palanca de cambios se han acortado más aún los recorridos para hacerla más rápida y directa, lo que la convierte en una de las palancas más agradables de manejar, siempre con el consentimiento del Mazda MX-5

Por lo demás, nada nuevo: cinco plazas muy espaciosas y un maletero digno de una buena berlina, por lo que puedes seguir llevando a los niños al colegio de forma cómoda y pasar una mañana dando vueltas en un circuito. ¿Se puede pedir más?

Motor y chasis del Honda Civic Type-R 2020

Aunque discretos, el chasis del nuevo Honda Civic Type-R 2020 también ha recibido cambios, con unas pastillas de freno que aportan un plus de frenada y aguante en unas condiciones duras o una suspensión regulable capaz de hacer al Type-R un coche realmente cómodo cuando no se necesita su carácter.

En cuanto al motor, nada nuevo, lo que es una gran noticia. Cambiar algo que ya es sobresaliente no merece la pena, por lo que sigue luciendo sus enérgicos 320 CV extraídos de un 2.0 turbo de cuatro cilindros. El par motor es de 400 Nm entre 2 500 y 4 500 rpm, por lo que no faltará potencia en la parte media y alta del cuentarrevoluciones.

En cuanto a las prestaciones, la marca no ha dado los datos, pero con los cambios recibidos no deberían ser diferentes a los del Civic Type-R actual: acelera de 0 a 100 km/h en 5,8 segundos y alcanza los 272 km/h.

Honda Civic Type-R 2020
Alerón del Honda Civic Type-R 2020.

A pesar de que no parecen datos demasiado llamativos, el punto fuerte del Civic es su dinamismo y las sensaciones que transmite al conductor, de ahí que sea uno de los favoritos entre quienes buscan un compacto deportivo efectivo y muy divertido de conducir. Estamos deseando probarlo con las nuevas modificaciones y con la corta palanca de cambios manual de seis velocidades…

En lo que respeta al precio, aún no hay datos oficiales, por lo que habrá que esperar para saber si se han incrementado los 44 700 euros que se pide actualmente por el Type-R, una cifra un poco alta, pero que quedará justificada en cuanto te pongas a sus mandos.