Mazda MX-5 RF, un juguete para adultos

· 13 noviembre, 2017
El clásico Miata, un deportivo en el que priman las sensaciones, presenta una versión revolucionaria, sobre todo en lo que a estética se refiere; un techo duro con aspecto cupé y similar a un targa cuando está descapotado

Mazda MX-5 RF

La marca japonesa ha querido dar una vuelta más al descapotable más vendido de la historia con una nueva versión llamada Mazda MX-5 RF: el cupé asequible definitivo.

Todos hemos soñado alguna vez con el MX-5; es un coche que no puede dejar indiferente a quien le guste conducir. Su dinámica de conducción, su ligereza, su pureza y, cómo no, su bajo precio, hacen que sea totalmente irresistible.

La versión RF presenta, salvando las distancias, una idea similar a la del Porsche 911 Targa: cupé con techo duro pero al que podemos descapotar.

Diseño

Esta último modelo del Mazda MX-5 es muy bonito, de eso no hay duda. Ha perdido esa tendencia redondeada que había tenido siempre para dar paso a unas líneas angulosas y afiladas.

En la parte delantera podemos ver un capó muy bajo y puntiagudo con unos focos muy finos que le dan una apariencia agresiva al coche.

Si echamos un vistazo lateral al coche, podemos ver lo corto que es en realidad.  Con 3,91 metros de longitud, este pequeño deportivo se convierte en lo que la marca quiere que sea: un juguete para el conductor. Es un coche muy pequeño en general, y es que si lo miras al lado de otro vehículo convencional te das cuenta de sus pequeñas dimensiones.

Mazda MX-5 RF: trasera
Trasera del Mazda MX-5 RF.

En la parte trasera, la marca japonesa ha mantenido los característicos pilotos redondos colocados en posición muy central, pero proporcionan más sensación de anchura que los del modelo anterior.

El conjunto estético es impresionante, un coche muy japonés al que la capota rígida le queda la mar de bien con el resto del vehículo.

Interior

Los dos ocupantes que pueden disfrutar del Mazda MX-5 RF van a sentirse cómodos si no miden más de 1,85 metros. Para gente de talla alta es un coche muy pequeño, tanto la altura al techo como la anchura en el habitáculo son algo justas.

Mazda MX-5 RF: habitáculo
Habitáculo del Mazda MX-5 RF.

Los materiales empleados, sin destacar, son correctos en cuanto a robustez y calidad de ajustes entre piezas, pero no se han utilizado muchos plásticos blandos aquí dentro.

Dispone de una pantalla central multifunción táctil en la zona superior, muy intuitiva y rápida. La palanca de cambios, de pequeño formato, está situada un tanto elevada para alejar la mano lo menos posible del volante. Aquí dentro, todo está orientado a la conducción, lo más pura posible.

Dispone de un pequeño maletero de 127 litros de capacidad. Es pequeño hasta para el equipaje de un fin de semana para dos personas. No pierde espacio respecto al modelo con techo de lona; únicamente perdemos las dos pequeñas guanteras que trae detrás del asiento, que es ahí donde se aloja el techo cuanto está plegado.

Dinámica

Por fin llegamos a la esencia de este Mazda MX-5 RF. Conducir este coche es un regalo. Te genera una sonrisa en cada curva y no deseas sino que haya otra y otra más.

Su conducción en carretera de montaña es adictiva. Enlaza una curva tras otra sin despeinarse y puedes sentir en cada una de ellas hasta el más mínimo grano de arena. La dirección es muy precisa y directa, con el grado de dureza ideal.

La palanca de cambios es otra joya de este japonés, con unos recorridos cortos y precisos, hace que jugar con las marchas sea un placer, algo que harás con sus elásticos motores atmosféricos. Y lo harás encantado.

Mazda MX-5 RF: interior
Interior del Mazda MX-5 RF.

Todo es pureza en este coche, y con un peso de poco más de 1 000 kilos no le hace falta mucha potencia para que pases un buen rato con él.

Motores

El Mazda MX-5 RF dispone de los mismos motores que la versión Soft Top (con techo de lona), por lo que tenemos a disposición dos bloques, ambos de gasolina y atmosféricos: un 1,5 litros con 131 CV de potencia y otro de 2,0 litros que entrega 160 CV.

Aunque la opción lógica en un coche con carácter deportivo sea adquirir el más potente, te sorprenderías de lo que es capaz de hacer este pequeño con el bloque de 1,5 litros. Al ser un modelo tan ligero, 131 CV son suficientes para sacar un buen rendimiento en cualquier carretera exigente.

Ambos estiran a las 1 000 maravillas hasta la parte alta del cuentarrevoluciones y, aunque no hacen del Mazda un coche rapidísimo, no les hace falta. Es un coche para disfrutar en cada curva por su tacto de conducción y agilidad, no para correr el cuarto de milla.

Precios

Parte de los 27 500 € que cuesta el Mazda MX-5 RF con el bloque de 1,5 litros y el acabado Style, y va hasta los 33 300 € que cuesta con el motor de dos litros y el acabado Luxury con el Pack Sport. Con el techo de lona sale una media de 4 000 € más económico.

Mazda MX-5 RF: lateral
Lateral del Mazda MX-5 RF.

Son precios de risa para el producto que te llevas. Te puede hacer disfrutar como un auténtico deportivo, es descapotable, bonito, fiable…

Conclusión

Sirve para muy poco más que hacerte sonreír, pues al hecho de que es biplaza se suma que apenas tiene maletero. Ahora, si eres amante de la conducción, y quieres darte un capricho, no encontrarás nada que te haga más feliz.

Generación tras generación, este modelo japonés ha encandilado al mundo, con un volumen de ventas poco habitual para tratarse de un biplaza. Siempre ha sido bueno, pero este último modelo es increíble.

Si eres de los que se puede permitir tener un juguete de 27 500 € en tu garaje, no lo dudes. Te hará muy, pero que muy feliz.