Audi RSQ8, todo un deportivo sobreelevado

Alberto Fuentes · 10 diciembre, 2019
El nuevo Audi RSQ8 es un ejemplo para los SUV de lujo del momento, y será difícil de seguir para muchos de los deportivos de moda.

La gama Q8 queda ahora completa con la llegada de su versión más deportiva y radical: el Audi RSQ8, un modelo que promete deportividad y precisión a raudales a pesar de contar con una carrocería poco recomendada para estos menesteres.

Los SUV de lujo y con mucha potencia están de moda, y es que no hay más que ver el éxito que tienen el BMW X6 M, el Maserati Levante, el Mercedes GLE Coupé o el Porsche Cayenne, modelos que comparten la misma filosofía y que no es tan difícil encontrártelos por la calle a pesar de costar lo mismo que un piso.

Diseño exterior del Audi RSQ8

Si el Q8 estándar ya es digno de ver, con la preparación estética del RSQ8 la sensación de ostentosidad se dispara. Al fin y al cabo, una de las características principales que busca el comprador de un SUV semejante, si no la principal, es abrir bocas a su paso, cosa que con este alemán lo tienes más que garantizado.

Audi RSQ8, diseño trasero.
Imponente trasera del Audi RSQ8.

El frontal es el típico que te hace apartarte a un lado si lo ves por el retrovisor, y es que esa enorme parrilla negra, en la que quedan incrustados los focos, es toda una maravilla, aunque es cierto que ha perdido parte de la elegancia que suele transmitir cualquier vehículo de la marca a costa de una buena dosis de deportividad.

Lateralmente, se ve mucho más cupé que un Audi Q7, con una línea de techo descendente que da fluidez y hace que no parezca tan largo, a pesar de sobrepasar los cinco metros de longitud. La zaga, por su parte, es la zona más innovadora, con unos pilotos que se unen con una tira LED, unas branquias bajo los pilotos y un difusor trasero mucho más marcado que realza su cara más deportiva, por no hablar de las dos enormes salidas de escape…

Las llantas y algunos de los colores disponibles para esta versión también son nuevos, y de serie cuenta con las preciosas llantas bicolor de 22 pulgadas y 295 milímetros de anchura. Opcionalmente, se puede pedir con unas de 23 pulgadas, tamaño ya bastante escandaloso…

Interior

El interior del Audi RSQ8 no ha recibido tantas modificaciones como el exterior. Tan solo unas nuevas molduras, las siglas RS repartidas por los asientos, las puertas y el volante, y unos menús específicos de la instrumentación con datos como los tiempos por vuelta, fuerzas G, temperatura del aceite del motor, presión de neumáticos y demás.

Audi RSQ8, interior.
Lujoso interior del Audi RSQ8.

En cuanto al equipamiento de serie que recibe este RS, destacan los ergonómicos asientos deportivos tapizados en piel Valcona, el MMI Navigation Plus, el portón trasero con apertura y cierre automáticos y un complejo sistema de cámaras repartidas por el exterior del vehículo que nos da una imagen de todo lo que lo rodea.

Como puedes suponer, la lista de opciones es de lo más llamativa, así como sus precios, aunque en sistemas de seguridad lleva exactamente lo mismo que el Q8 convencional, modelo que ya está posicionado en lo más alto.

Motor del Audi RSQ8

El motor elegido para esta exclusiva versión es un 4.0 TFSI V8 de 600 CV, con un par máximo de 800 Nm entre 2050 y 4500 rpm. Con semejantes argumentos no nos extraña que sea capaz de dar las prestaciones que anuncia el fabricante: acelera de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y alcanza los 250 km/h de serie, aunque se puede quitar la limitación en opción para alcanzar los 305 km/h.

Datos de auténtico superdeportivo en una carrocería enorme de 1755 kilogramos. Además, cuenta con un sistema eléctrico de 48V para dar soporte en algunas tareas al vehículo con el fin de bajar el consumo, pero nunca va a mover el coche por sí mismo.

El consumo y la eficiencia se han tenido muy en cuenta en la fabricación del RSQ8, ya que tiene un sistema de desconexión de cilindros, un start&stop que funciona por debajo de 22 km/h y, gracias al sistema eléctrico, es capaz de apagar el motor hasta 40 segundos cuando se levanta el pie del acelerador.

Lateral del Audi RSQ8.
Audi RSQ8, diseño lateral.

La tracción, como no podía ser de otra manera para hacer más efectiva una masa tan grande, es a las cuatro ruedas, mientras que el cambio es automático de convertidor de par y ocho velocidades, el mismo que utilizan el RS6 y RS7 Sportback.

Precio

El precio de partida del Audi RSQ8 es de 155 700 euros, una cifra muy alta pero bastante justa para lo que ofrece este alemán: un superdeportivo camuflado en un lujoso SUV familiar y hasta arriba de equipamiento de serie. ¿Qué más se puede pedir?