Audi RS Q3, más potente que nunca

Alberto Fuentes · 6 octubre, 2019
El nuevo Audi RS Q3 llega con más potencia y una preparación técnica propia de auténticos deportivos

El último modelo en aparecer en los escaparates de la marca de los cuatro aros es el Audi RS Q3, la versión más deportiva del SUV compacto y uno de los más radicales que puedes encontrar en la categoría.

Como todos sus rivales son o más grandes o menos potentes, ha encontrado un vacío del que se puede aprovechar, por lo menos hasta que los amigos de BMW y Mercedes se den cuenta. Lo cierto es que los SUV deportivos van ganando popularidad en un mercado que sigue una clara tendencia ecológica; coletazos del ayer…

Audi RS Q3, lateral.
Diseño lateral del Audi RS Q3.

Diseño exterior del Audi RS Q3

El cambio más radical que recibe el Audi RS Q3 respecto a otros modelos menos potentes es el ensanchamiento de las vías, con un total de 10 centímetros. Lo mismo le ocurre a las aletas, por lo que cambia totalmente la estética del coche a simple vista.

El frontal luce una parrilla específica en color negro brillante y unas entradas de aire sobredimensionadas que aportan musculatura y agresividad al conjunto. En cuanto a la parte trasera, también ha recibido una buena dosis de gimnasio, con un paragolpes especial para este modelo y dos enormes salidas de escape con forma ovalada.

Audi RS Q3, diseño trasero.
Trasera del Audi RS Q3.

En definitiva, entre la mayor anchura, la bajada de un centímetro de la carrocería y los detalles deportivos, hacen que parezca un vehículo mucho más robusto que el Audi Q3 convencional, y eso que aún no hemos analizado lo que hay bajo el capó.

Interior

Lo más importante del interior del Audi RS Q3 es que no pierde ni una pizca del espacio y la comodidad de los que hace gala el Q3, aunque añade una serie de detalles que te sumergen en un ambiente mucho más racing.

Los complementos que más llaman la atención son los asientos de corte deportivo, acabados en Nappa y con los reposacabezas integrados, que parecen sacados del mundo de la competición, pero que, a su vez, son muy elegantes. Además, incluye pedales de aluminio deportivos, un volante achatado en la parte inferior y con las letras RS, y multitud de piezas acabadas con un toque de carbono, repartidas por varias zonas del salpicadero.

Interior del Audi RS Q3.
Audi RS Q3, diseño interior.

Por su parte, el maletero mantiene los más que correctos 530 litros de capacidad, por lo que cumple con un uso familiar sin problemas. Y es que se acerca mucho al espacio que ofrecen rivales de un tamaño superior como el BMW X3, Mercedes GLC o el propio Audi Q5.

Motor del Audi RS Q3

Todas estas modificaciones no tendrían sentido sin un buen motor, por lo que en Audi no han escatimado y han equipado al RS Q3 con todo un 2.5 TFSI de nada menos que 400 CV de potencia y 480 Nm de par. Sus cinco cilindros en línea colocados en posición transversal están sacados del Audi TT RS, por lo que la diversión y un sonido espectacular están asegurados.

La tracción a las cuatro ruedas y la caja de cambios automática de siete relaciones exprimen de forma sublime la potencia del motor, por lo que es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar los 250 km/h. Existe una opción para quitar la limitación y subirla a 280 km/h, un extra de tantos.

El bloque motor está construido en aluminio, por lo que se ha aligerado el peso total del motor en 18 kilogramos respecto al del modelo anterior, lo cual ayuda sensiblemente en las tareas de evitar el subviraje.

El chasis también ha sido retocado con una configuración deportiva, mientras que la suspensión es regulable para ajustar la dureza. El equipo de frenos también está preparado para una conducción más exigente, y equipa unos discos perforados con 375 milímetros de diámetro de seis pistones en el eje delantero y unos discos ventilados de 310 milímetros detrás.

Opcionalmente, puede equipar unos discos carbonocerámicos, un extra más propio de deportivos puros que de un SUV familiar.

Precio

El precio de partida del Audi RS Q3 es de 73 950 euros, una cifra elevada para tratarse de un Q3, pero lo cierto es que se dejan ver todos esos euros en cada rincón del SUV alemán. Su principal enemigo será el Porsche Macan S, que con 354 CV vale prácticamente lo mismo que nuestro protagonista, que por mucho que se vista de etiqueta, no es un Porsche.