Porsche Macan S 2019, ahora con motor Audi

Enrique Canivell · 17 diciembre, 2018
El Porsche Macan S 2019 cuenta con un propulsor de origen Audi que eleva la precisión del acelerador al combatir el turbolag, además de aumentar la potencia; también hay una serie de cambios a nivel de suspensión, tracción y frenos que redondean el conjunto

El SUV ‘mediano’ de la firma de Stuttgart se actualiza. Quizás el hecho de que ahora su propulsor sea de origen Audi no sea bien recibido por los más puristas, pero lo cierto es que tanto las prestaciones del Porsche Macan S 2019 como su precisión han mejorado.

Y esto último no solo tiene que ver con las modificaciones a nivel de frenos, suspensiones o calibración de su sistema de tracción, sino con el propio propulsor (lo explicaremos con mayor profundidad más adelante).

A pesar de que su sistema de tracción total hace gozar al Macan de una elevada motricidad en superficies deslizantes, lo cierto es que la puesta a punto de este todocamino está más bien orientada a la conducción, uno de los sellos de Porsche. Para un uso off-road más extremo mejor sería fijarse en un vehículo de tracción integral de la vieja escuela, con bloqueos, ejes rígidos y estabilizadoras desconectables, como el Jeep Gladiator 2020.

Exterior del Porsche Macan S 2019

En cuanto a la estética de su carrocería, es lógico que al tratarse de un restyling los cambios no sean demasiado profundos. De hecho, lo más llamativo se encuentra en la parte trasera, y es que sus pilotos ahora se encuentran integrados en una banda de luces LED que recorre todo el portón trasero. Mejora así una zaga que antes –quizá para ser un Porsche– era bastante discreta.

Porsche Macan S 2019: trasera
Trasera del Porsche Macan S 2019.

En el frontal hay que fijarse bastante para percibir los cambios. Concretamente, lo que se ha modificado es la parte baja del parachoques: ahora lleva entradas de aire en los laterales y un splitter abajo del todo, lo que dota al Porsche Macan S 2019 de un aspecto algo más agresivo, pero sin pasarse. Y esto es todo. Al final, si algo ha funcionado bien… ¿para qué tocarlo en exceso?

Los faros delanteros son LED y opcionalmente se pueden equipar con el sistema Porsche Dynamic Light System Plus (PDLS PLUS), cuya función es distribuir el haz de luz según las circunstancias.

Lo que persiste en este modelo son las generosas cubiertas en doble medida de 235/60 para las ruedas delanteras y 255/55 en la parte posterior, que envuelven unas llantas de 18″.

Interior del Porsche Macan S 2019

En el habitáculo de un Porsche, como no podía ser de otra manera, se respira un aire premium, con superficies blandas al tacto, piel de gran calidad y una acertada distribución de inserciones de aluminio en lugares como las puertas, el volante, la consola central o el salpicadero. Además, dispone de más que suficiente espacio para el equipaje de cuatro personas con sus 500 litros de maletero, correcto para un coche de 4,7 metros.

Porsche Macan S 2019: interior
Interior del Porsche Macan S 2019.

En cuanto al equipamiento tecnológico, cabe mencionar que el sistema de infoentretenimiento corre a cargo de una pantalla táctil de alta resolución de 10,9″ (la anterior era de 7,2″). Asimismo, el sistema de navegación incluye información del tráfico a tiempo real, conexión con el smartphone y control inteligente por voz. También se incluye como equipamiento de serie un puerto de acceso Wi-Fi.

Opcionalmente se puede equipar el Asistente de Atascos, que mantiene la distancia y la velocidad con respecto al coche que le precede, incluida cierta intervención en el volante, hasta una velocidad de 65 km/h.

Motor y dinámica van de la mano

El Porsche Macan S 2019 ahora lleva un motor de origen Audi, pero ello no significa para nada que este sea inferior al que le precedía, sino todo lo contrario. El V6 3.0 de inyección directa antes era biturbo, así que llevaba un turbocompresor por cada bancada de cilindros.

Sin embargo, el nuevo propulsor lleva un solo turbo, pero situado entre la ‘V’ que forman los cilindros, lo que recorta el recorrido de los gases de escape entre la cámara de combustión y el turbocompresor.

De esta manera, se palia en gran parte el turbolag, el tiempo de respuesta entre que pisamos el acelerador y que la presión de sobrealimentación alcanza su máximo.

A minimizar el retraso del turbo también ayuda que este es de tipo twin-scroll, un turbocompresor de doble entrada con una de menor tamaño y otra de mayores dimensiones, de forma que a bajas revoluciones –cuando hay menos gases de escape que puedan mover la turbina a la velocidad requerida para disponer de la potencia– se logra crear más presión de sobrealimentación, y que en un régimen de giro más elevado se dispone de una entrada de aire con flujo suficiente.

Porsche Macan S 2019: morro
Frontal del Porsche Macan S 2019.

Como no, todo ello dota al Porsche Macan S 2019 de mayor precisión al usar el pie derecho. Además, el propulsor, asociado a una caja de cambios automática PDK de doble embrague y 7 velocidades, desarrolla ahora 354 CV –14 CV más que antes– entre 5 400 rpm y 6 400 rpm y 480 Nm de par –20 Nm más que el modelo 2013– desde las 1 360 rpm hasta las 4 800 rpm.

Con esta potencia, a pesar de no ser especialmente ligero, puede completar el 0-100 km/h en 5,3 segundos. Haría el 0-100 km/h en 5,1 segundos con el paquete Sport Chrono, que permite configurar cuatro programas de conducción: Normal, Sport, Sport Plus e Individual.

Los frenos, críticos con tales prestaciones, también han mejorado en precisión gracias a que el pedal es 300 gramos más ligero y que actúa sobre la bomba de una manera más directa. Los discos delanteros también son generosos –de 360 mm de diámetro– y para evitar el sobrecalentamiento de estos se pueden equipar los frenos cerámicos Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB).

A nivel dinámico también se ha recalibrado el sistema de tracción integral Porsche Traction Management (PTM) y los brazos de suspensión ahora son más rígidos y son de aluminio en lugar de acero, lo que reduce las masas no suspendidas y contribuye a una dirección más precisa y una más eficaz absorción de baches. Las estabilizadoras cuentan con un nuevo ajuste para un comportamiento más neutro.

Por último, y como opcionales, ayudan a mejorar el comportamiento el sistema de control activo de la amortiguación Porsche Active Stability Management (PASM), que ajusta la altura de la suspensión neumática, y el Porsche Torque Vectoring Plus (PTV), que reparte el par de manera automática entre las cuatro ruedas.

Precio del Porsche Macan S 2019

Para disfrutar de un completo automóvil como es este Porsche Macan S 2019 habrá que abonar 75 421 euros, pero, aunque ya se pueden encargar los pedidos, no será hasta marzo de 2019 que este SUV llegue a los concesionarios. Este es, sin duda alguna, la alternativa perfecta para quienes quieren gozar del espacio de un todocamino, pero, al mismo tiempo, tener un comportamiento más deportivo que el de un Porsche Cayenne.