El nuevo Audi Q3 se destapa y es un Q8 a escala compacta

· 30 julio, 2018
La renovación del SUV de la firma de los cuatro anillos presenta una estética más imponente y cuenta con un interior dotado de la máxima tecnología

Al fin ha llegado el momento de conocer a la que es la segunda generación del Audi Q3, el SUV compacto de la firma de los cuatro aros que más ventas obtiene. Era una renovación necesaria, de esas de ‘renovarse o morir’, y es que el Q3 actual data de 2011, por lo que es el producto más veterano de la gama.

Con siete años a sus espaldas, el Audi Q3 ha logrado hacerse un hueco en el mercado, aun estando en desventaja frente a la competencia y con productos más interesantes en la misma casa, como el nuevo Audi Q5 y el juvenil Audi Q2. La existencia de este último ha sido muy importante para reposicionar a su hermano mayor y no canivalizarse en ventas.

Llegará a los concesionarios en noviembre, a un precio pendiente de confirmación.

Esta nueva generación ha ganado enteros en todos los aspectos. Además, su mayor tamaño ha repercutido en un habitáculo más espacioso y aprovechable, lo que pone contra las cuerdas al mencionado Q5. Pero sin duda alguna el paso al frente más destacable ha sido en el plano tecnológico: ahora es la referencia del segmento C SUV.

Más técnico y moderno

Como ya comentábamos en la presentación del nuevo Audi A1, el nuevo Q3 deja clara la intención de Audi de diferenciar todos sus modelos. Pueden asemejarse entre ellos debido a la imagen de marca, pero cada coche tendrá su propia personalidad.

Audi Q3 2018: frontal
Frontal del Audi Q3 2018.

Sea como fuere, la nueva imagen del Q3 puede llegar a tildarse de espectacular. Ante nosotros se encuentra uno de los SUV compactos más atractivos de la actualidad, con la nueva imagen de la marca muy bien implementada. El nuevo frontal es clara muestra de dicha mejora.

La parrilla gana en tamaño y, sobre todo, en anchura. Los marcados grupos ópticos recuerdan especialmente a los del nuevo Audi A6, mientras que las formas generales del coche nos hacen pensar en un Q8 en miniatura. La zaga es quizás la parte que menos ha cambiado, ya que mantiene su característico portón tendido.

Dependiendo del acabado elegido, el normal o S line, contaremos con unos paragolpes específicos y llantas de diámetros que oscilan entre las 17 y 20 pulgadas.

Habitáculo

La estratosférica evolución exterior queda patente también en el habitáculo. Como ya ocurriese con la primera generación, en este espacio la mayor parte de los componentes, e incluso el diseño, es compartido con el A1, aunque el SUV goza de un aire más clásico y no tan juvenil y colorido.

Un detalle muy especial es la zona central del salpicadero, donde queda recogida la pantalla del sistema multimedia. Esta pieza ha sido diseñada para representar las formas de la parrilla frontal. Está pintada en negro piano con contornos en símil aluminio.

Audi Q3 2018: interior
Interior del Audi Q3 2018.

Afortunadamente, han decidido mantener los controles de la climatización físicos en vez de integrarlos en una tercera pantalla. ¿Por qué hablamos de tercera pantalla y solo hay una en el salpicadero? Pues porque como todos los Audi de última hornada cuenta con el Virtual Cockpit de 10,25 pulgadas, de serie en todos los acabados.

Hablando más en general del interior del nuevo Audi Q3, cabe mencionar que todos los elementos han sido reorganizados en pos de mejorar la ergonomía, algo en lo que contribuyen los nuevos asientos, independientemente de si son deportivos o no.

Motores

Como es de esperar en los tiempos que corren, a lo largo de los años la gama se completará con versiones de corte ecológico, ya sean microhíbridos, híbridos puros y/o eléctricos. También se esperan las típicas opciones prestacionales, es decir, SQ3 y RSQ3.

Dejando de lado todo esto, y centrándonos en las mecánicas que portarán la mayoría de los Q3 vendidos, nos encontramos con potencias comprendidas entre los 150 y 230 CV. En todo caso, hablamos de motores de cuatro cilindros turboalimentados, tanto diésel TDI como gasolina TFSI.

En TDI tenemos las variantes 35 y 40, con 150 y 190 CV respectivamente. Más amplio es el repertorio TFSI, con tres variantes que ofrecen la misma potencia que los diésel, además de un 45 de 230 CV.

Audi Q3 2018: trasera
Trasera del Audi Q3 2018.

Según la motorización contaremos con tracción delantera o total Quattro, así como una caja de cambios manual de seis velocidades o la S tronic de doble embrague y siete relaciones.   

Nuevas tecnologías

El talón de Aquiles de la presente generación del Audi Q3 era la carencia en materia de seguridad y de otros elementos tecnológicos. Ante tal situación, los ingenieros de Audi han dado el do de pecho y han dotado a su nueva creación con las más nuevas y eficaces asistencias.

Así, el nuevo todocamino alemán se posiciona como el rival a batir en este aspecto, e incorpora elementos que hasta hace bien poco solo estaban disponibles en el buque insignia de la marca, el Audi A8. Entre ellos destacan el control de crucero adaptativo, con gestión de velocidad, carril y tráfico.

Del mismo modo, se han incorporado una batería de cámaras de 360º y sensores por los que el coche recibe la información necesaria para controlar dicho control. Además, otros sistemas como el ángulo muerto, el asistente de aparcamiento y el tráfico cruzado lo colocan a la cabeza en cuanto a seguridad pasiva.