6 razones por las cuales comprar un coche de kilómetro cero

· 6 abril, 2018
Los coches kilómetro cero son aquellos que han sido matriculado previamente por su concesionario, de esta forma, como sus compradores son segundos propietarios

Comprar un coche de kilómetro cero puede ser una autentica ganga. La relación coste-beneficio de este tipo de automóvil suele ser más que beneficiosa para los compradores. Su adquisición se traduce en tres palabras: bueno, bonito y barato; pero esto puede ser solo en apariencia.

En un coche de kilómetro cero, el valor del vehículo baja por estar ya usados; la realidad de la mayoría de los casos, es que son coches prácticamente nuevos.

Hay que tener claro que estos vehículos están muy lejos de ser coches de segunda mano. Y aunque muchos compradores lo ignoran, existen muchas razones para cerrar el trato cuando encontramos un modelo con esta denominación.

Los coches kilómetro cero son más baratos

Esta es la razón por la cual más de un comprador se decide por este tipo de producto. Las rebajas que se pueden conseguir están entre un 20 y 30%, en comparación a un coche totalmente nuevo.

Sin embargo, las ganancias de una oferta como esa pueden ser mucho más cuantiosas. De hecho, no solo nos ahorramos dinero, sino que la mayoría de las veces estos coches vienen con ciertos equipamientos incluidos.

Automóviles con equipamiento adicional

Como muchos de estos modelos son de exposición en los concesionarios, no es raro que cuenten con todos los equipamientos: navegador, limpiaparabrisas, sistemas y control de velocidad son algunos de los complementos que podemos conseguir sin pagar un euro extra.

La obtención gratuita de estos elementos permitiría que el valor de nuestro coche se eleve. En algunos casos, las mejoras equivalen a la adquisición de una edición mejorada del modelo. Como vemos, las ventajas de estos vehículos van más allá del ahorro monetario.

Estos vehículos no tienen casi recorrido

Muchos consumidores creen que estos coches son tan baratos debido a los kilómetros recorridos y esto es falso. Comprar un coche de kilómetro cero es optar por un producto que quizás tenga algunos kilómetros, pero no demasiados; realmente son automóviles prácticamente nuevos.

Por lo general, estos coches solo recorren la distancia que va de la fábrica al concesionario. En algunos casos, puede ser que algún empleado lo haya utilizado para realizar alguna prueba. Y en contra a lo que la gente pueda pensar, los vehículos no tienen desperfectos internos.

Comprar un coche de kilómetro cero nos permite optar por la garantía

Comprar un coche nuevo consejos

Según la legislación, los automóviles kilómetro cero deben contar con un mínimo de dos años de garantía. Se sabe que algunas compañías no respetan esto del todo, pero la ley está del lado del comprador; de esta forma, en caso de algún problema se podrá recurrir a la justicia.

En algunos supuestos, las garantías se aplican a partir de la matriculación del coche. Por esta razón, algunos compradores pierden algunos meses siendo los segundos compradores. Generalmente, el tiempo perdido en cuanto a garantía no suele ser superior a los tres meses.

Es muy poco lo que se pierde con estos automóviles

Los compradores miran con desconfianza este tipo de ofertas, por pensar que son parte de una estrategia de la compañía. Aun cuando puede haber casos de ofertas engañosas, casi siempre se obtiene un producto de calidad.

Quizá lo peor que pueda pasar al comprar un coche de kilómetro cero es que no podamos configurarlo o personalizarlo. Tampoco podremos elegir entre muchos colores o modelos, pero la rebaja económica compensará.

Podemos obtener buenas ofertas durante periodo vacacional

Está probado que existe la tendencia a adquirir vehículos nuevos durante el verano o diciembre. La buena noticia es que estas son buenas temporadas para concretar la compra de un coche de kilómetro cero.

Los cierres de ejercicio de las concesionarias son los momentos ideales para ir tras estas ofertas. Por ello, será fácil ajustar nuestro presupuesto y ahorrarnos un dinero extra. Como consecuencia, conseguiremos un buen coche a un mejor coste.

Es preciso realizar una buena planificación, y los compradores que tengan en mente optar por este tipo de productos deben informarse bien.

Como hemos visto, es posible que algunos concesionarios hagan ofertas cuando menos dudosas y es por eso que debemos analizar muy bien el producto que se nos ofrece. Más allá de esto, los coches de kilómetro cero pueden ser una oportunidad que hay que aprovechar.