Garantías de un coche de segunda mano

El hecho de comprar un coche es una decisión complicada que no debe tomarse a la ligera, pues son muchos los factores que debemos plantearnos con seriedad antes de tomar la decisión, y más aún si cabe si nos decantamos por la opción de adquirir un coche de segunda mano.

Garantías de un coche de segunda mano

Cuando nos planteamos la posibilidad de comprar un coche de segunda mano siempre aparecen muchas dudas, las más comunes surgen acerca de que ocurrirá si nos da algún problema derivado de su uso hasta la fecha.

Antes de tomar ninguna decisión, tenemos que pensar si queremos comprar el coche a través de un particular o si por el contrario, preferimos hacerlo de la mano de un concesionario.

La ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo solo se aplica a los concesionarios, por lo tanto no es algo a lo que podamos acogernos en caso de tratarse de un particular. Esto hace que nos sintamos más seguros comprando este tipo de coches en un concesionario, dado que estamos amparados dentro de ese marco de seguridad y que de aparecer algún fallo de una forma u otra estamos cubiertos.

En caso de comprar a un particular

En cuanto a la venta y las obligaciones que tiene un particular en la venta son muy sencillas, simplemente tiene que asegurarse de entregar el coche libre de toda carga, gravámenes o algún defecto oculto.

Primera opción

Si nosotros compráramos el coche y percibamos algún tipo de irregularidad de la cual no hemos sido informados por parte del comprador, tenemos un plazo de 6 meses para poner una demanda judicial, con la que se espera que el conflicto se salde a nuestro favor sin ningún coste para nuestros bolsillos.

Comprar coche de segunda mano garantías
En cualquiera de las dos opciones, tanto particular como privado, como siempre, recomendamos probar antes el vehículo.

Segunda opción

Otra de las opciones que nos plantean, es la de devolver el coche. Pero para que podamos acceder a dicha opción, previamente tenemos que haber puesto una denuncia, además de estar obligados a probar que el defecto que tiene el coche es anterior a la compra, es decir que no lo hemos hecho nosotros.

Tenemos que recordar que el vendedor no tiene obligación alguna de darnos ningún tipo de garantía por escrito, de donde deriva la necesidad de que pongamos una denuncia.

Por otra parte, no tenemos ningún tipo de derecho a reclamar por los fallos que estaban a la vista en el momento en que realizamos la compra del coche, ya que el vendedor como hemos dicho previamente, está obligado a informar de los desperfectos que pueda tener el coche.

Pero esto no queda ahí, también debemos tener en cuenta que si el comprador es un perito acostumbrado a detectar los posibles fallos que pueda tener un coche de ocasión, el vendedor se librará de pagar cualquier tipo de reparación de fallos de este tipo.

Tercera opción

En el caso de que denunciemos y salgamos vencedores, además de tener la posibilidad de una reparación gratuita o la opción de devolver el coche, también podemos negociar una venta a la baja. Cabe la posibilidad de contratar a una aseguradora por un precio que puede variar entre los 200 y los 500 euros, mediante la cual consigamos una ampliación de la garantía que cubra todos los futuros problemas.

En caso de comprar en un concesionario

Si por el contrario decidimos comprar el coche en un concesionario, tenemos todas estas operaciones cubiertas por la ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo durante un año desde la fecha de venta del consumo.

En este caso, el vendedor será totalmente responsable tanto del estado como de las cualidades que presente el coche de ocasión. Esto quiere decir que el comprador, en caso de que apreciara algún fallo, puede recurrir al vendedor siempre a través del arbitraje de Consumo.

Comprar coche de segunda mano seguridad garantias
La opción de adquirir nuestro coche a través de un concesionario resulta algo mas cara.

Otro punto a tener en cuenta es el precio. Un coche de ocasión comprado en un concesionario, siempre va a ser más caro que comprado a un particular. Esto ocurre por que no solo tenemos que añadir al precio la ley que nos exime de pagar en caso de que el coche nos dé algún problema, si no que tenemos que sumarle el IVA.

Sin embargo, la mayoría de los concesionarios ofrecen una rebaja en el precio del coche de segunda mano a cambio de la venta de nuestro antiguo coche.

Las opciones que nos dan en caso de que se demuestre que efectivamente el coche venía dañado son:

  • Reparación gratuita de los defectos
  • Devolución integra del precio pagado
  • Sustitución del coche por otro de las mismas características. 

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Categorías: ActualidadCompraventa Etiquetas:
Te puede gustar