Errores con el equipaje más comunes

Cuando tenemos que hacer un viaje largo en el tiempo no vemos obligados a transportar un volumen importante de maletas y equipaje, y sin darnos cuenta solemos cometer algunos errores que pueden costarnos seguridad y algún que otro disgusto con la policía

El hecho de preparar las maletas es una tarea que requiere habilidad y dedicación. Seguramente constituye el preparativo más tedioso de un viaje, y después llega el problema de que nos quepa todo en el vehículo.

En realidad, el contenido de las maletas tiene que ver con ese futuro próximo del viaje, que es incierto. El viajero sabe que de los errores con el equipaje dependerá en gran medida su comodidad.

La preocupación por el equipaje parece ser independiente de si el viaje es  corto o  prolongado.  Generalmente, las reflexiones ‘por si …’ referidas a eventualidades, terminan recargando las maletas en todos los casos.

Hay que meter mucho en poco espacio, tratar de que nada se arrugue y tener en cuenta la capacidad del medio en el que se viaje. No son iguales las exigencias de un avión que las de un bus, tren o coche particular.

Es preciso ajustarse a muchos factores; hace falta prever lo que se necesitará durante la estancia fuera de casa. Y de esa mezcla surgen errores con el equipaje que pueden volverse verdaderos problemas.

Elegir el mejor maletero de nuestro coche según nuestras necesidades.
ooo

Los errores con el equipaje que se cometen más frecuentemente

Aunque hay una gran variedad de estos posibles errores, algunos se repiten con frecuencia:

  • Colocar la ropa desordenadamente. Es posible que para, al dejar el trámite de hacer el equipaje para última hora, la ropa vaya cayendo en la maleta a medida que sale del ropero. Cuando se procede así, la valija se llena rápidamente. 

Una buena técnica de enrollar la ropa consiste en colocar lo más grueso abajo y lo fino arriba; en definitiva, se trata de aprovechar al máximo la capacidad. La técnica de usar bolsas de vacío mantiene las prendas impecables y libera espacio.

  • Cargar ropa exageradamente. No es preciso llevar todo el ropero porque, entre otras cosas, no será necesario aunque sea un largo viaje. Hay que imaginar que cada día en que se estará fuera de casa; este es un buen método para evitar llevar pertenencias que no se usarán nunca. 

En materia de ropa a llevar, el ejercicio mental de visualizar la mañana, la tarde, la noche ayudará a elegir bien qué se va y qué se queda.

  • También hay que pensar en si habrá posibilidades de lavar prendas. Ello evitará uno de los errores con el equipaje más frecuentes: la sobrecarga. 
  • Mezclar los zapatos en medio del resto de la ropa. Los zapatos deben ubicarse en los bordes de la maleta. De este modo, no perjudicarán otras prendas. El espacio en su interior puede aprovecharse para trasladar medias y corbatas.
  • Cargar alimentos, champú, cremas y maquillajes sin protección adecuada. Con las idas y vueltas de la maleta, los frascos pueden romperse y los productos derramarse. El caos sería total, pues el contenido de la maleta se deterioraría. Es preciso utilizar bolsas resistentes y herméticas para que esa parte del equipaje viaje segura.
  • La calidad de las maletas. Como sucede con todas las compras de utensilios y mobiliarios, cuando compremos maletas para nuestro viaje en coche hay que verificar la calidad. Es posible que el trasiego en nuestras vacaciones ponga ‘a prueba’ la calidad de fabricación de las maletas; de ello también dependerá nuestro bienestar y disfrute.
  • Colocar maletas en el espacio destinado a pasajeros. Aunque el asiento posterior esté libre, no es conveniente colocar equipaje allí. Entre otras cosas, porque puede provocar distracciones y causar accidentes. Si el maletero no es suficiente para todas las maletas, se acudirá a un portaequipajes de techo.
  • Ubicar las maletas en cualquier orden. Es otro de los errores con el equipaje más frecuentes. Al meterlas al maletero es necesario pensar si alguna de ellas se necesitará durante el viaje; si es así, deberá quedar la primera. De esta forma, en las paradas que hagamos en el trayecto, todo será más fácil.
Elige el coche con el maletero adecuado
Es recomendable aprovechar todo el espacio del maletero antes de introducir equipaje en el habitáculo.

Evitar errores con el equipaje requiere de atención. El hecho de preparar una maleta no es solo cuestión de llenar espacios y llevar lo más posible. Implica seleccionar el interior pensando en la utilidad, en la duración del viaje y en las exigencias del medio de transporte.

Una estrategia útil, durante los días anteriores al de la salida, es empezar a pensar con anticipación y escribir una lista con lo necesario.  De este modo, la organización será más efectiva y se evitarán los típicos errores al hacer el equipaje.

Te puede gustar