Los coches de Calvin Harris

· 4 septiembre, 2018

El DJ originario de Escocia, Calvin Harris, es una de las celebridades más conocidas y exitosas del mundo de la música electrónica. Actualmente se posiciona en el puesto número 15 de la encuesta anual de la revista DJmag, de Reino Unido.

Ha llegado a ser el DJ mejor pagado del mundo, con unos ingresos de 66 millones de dólares estadounidenses en el año 2014. Ingresar esa cantidad tan elevada hace que Calvin Harris no tenga ningún problema ala hora de costearse algún vehículo de alta gama.

McLaren MP4-12C

Entre los favoritos del garaje de Calvin Harris se encuentra un McLaren MP4-12C. Este superdeportivo, diseñado por la marca británica McLaren Automotive, es habitualmente usado por el DJ para pasear con su pareja, la famosa cantante Taylor Swift.

McLaren MP4-12C

Este vehículo, con un precio de 223 110 euros, es uno de los mejores superdeportivos de fabricación inglesa, por lo que no es de extrañar que pueda encontrarse en el garaje de una celebridad como Calvin Harris.

Este lujoso modelo es el resultado de cinco años de desarrollo por parte de McLaren, y supone la evolución del prototipo P11. Con un modelo de esta categoría, McLaren pretende destronar a Ferrari.

Esta competencia directa con la marca italiana ya se ve reflejada sobre el papel, ya que, al menos en teoría, el McLaren MP4-12C llega a superar al alabado Ferrari 458 Italia. Este modelo ya cuenta con un sucesor entre la gama de Ferrari, el modelo 488 GTB.

Diseño del McLaren MP4-12C

El desarrollo de este superdeportivo partió de un folio en blanco. En primer lugar se diseñaron las entrañas del modelo, con un chasis de fibra de carbono y una estructura con motor central. Finalmente, se diseñó una silueta bastante discreta, con cortes suaves. De esta forma, la marca británica pretende seguir el espíritu del McLaren F1.

En su conjunto exterior, el McLaren MP4-12C no cuenta con ningún detalle especialmente rompedor, sin alardes estéticos llamativos. Esto se debe a que su diseño está más orientado no pasar de moda.

Según esta filosofía, McLaren pretende ofrecer al mercado un modelo con la estética esperada en un superdeportivo. Eso sí, sin detalles que hoy en día puedan resultar atractivos, que con el tiempo puedan quedar obsoletos.

Entre los detalles de su diseño pueden encontrarse luces con tecnología LED que solo se distinguen al accionar el pedal de freno. También cuenta con dos prominentes tubos de escape y unos espejos retrovisores opcionales en fibra de carbono.

La propulsión del McLaren MP4-12C

Bajo el capó de fibra de carbono de este superdeportivo se encuentra un potente motor con ocho cilindros dispuestos en V. Este propulsor está alimentado mediante un sistema de doble turbo, y cuenta con una capacidad de 3.8 litros de cilindrada.

Esta mecánica permite al modelo rendir a una potencia máxima de 600 CV, además de un par motor de 600 Nm alcanzado entre las 3 000 y las 7 000 rpm. En definitiva, el McLaren MP4-12C cuenta con 30 CV más que el Ferrari 458 Italia.

Por otro lado, su mecánica permite una aceleración de 0 a 100 km/h en el increíble tiempo de 3,3 segundos. Este tiempo puede reducirse aún más si se emplean neumáticos Corsa, con los que se pueden recortar un par de décimas. Además, una vez alcanzados los 100 km/h, el MP4-12C tan solo tarda otros 5,5 segundos en llegar a los 200 km/h.

Calvin Harris y su accidente en Cadillac

Hace tan solo un par de años, el famoso DJ escocés sufrió un accidente de coche cuando montaba en otro modelo de su colección. Entre los coches de Calvin Harris, fue un Cadillac todoterreno el que quedó destrozado cuando se estrelló con otro vehículo.

El chasis del modelo de Calvin Harris quedó al descubierto en su parte trasera, lo que deja ver que fue más que un leve golpe. Por otro lado estaban los ocupantes del otro vehículo, un Volkswagen New Beetle considerablemente más pequeño que el Cadillac. En ese coche se encontraban una conductora y un acompañante, que salió despedido por la fuerza del impacto.

Por suerte, entre las consecuencias del choque no hubo víctimas mortales, aunque todos tuvieron que ser trasladados al hospital. Lógicamente, Calvin Harris se vio obligado a cancelar la actuación que tendría lugar esa misma noche en Ohio, noticia que comunicó a través de su página de Facebook.