Ferrari 488 GTB, un digno sucesor del 458 Italia

· 29 noviembre, 2017

El Ferrari 458 Italia fue todo un éxito para la prestigiosa marca italiana. Con su sustituto, han seguido una apuesta muy parecida a la que utiliza Volkswagen: si algo ha salido muy bueno, no lo cambies demasiado. De esta filosofía nace el nuevo Ferrari 488 GTB.

Aunque ha recibido cambios profundos, sobre todo en dinámica de conducción y electrónica, estéticamente sí es una actualización del 458. Con cambios, sí, pero con un vestido muy parecido.

Está disponible también con canrrocería descapotable de techo rígido, denominada Spider por la marca italiana.

Diseño

Con 4,57 metros de longitud, es cuatro centímetros más largo que su antecesor, únicamente por el diseño de los paragolpes. La anchura y la altura se mantienen, con 1,95 y 1,21 metros, respectivamente.

La parte que más cambios estéticos ha sufrido es la trasera.  Se ha pasado de las tres salidas de escape que tenía el 458 a únicamente dos pero de mayor tamaño. También ha cambiado el estilo de las líneas del coche en esta parte, volviendo sus lineas más curvas y redondeadas; su diseño actual nos parece mucho más acertado.

Imagen frontal del Ferrari 488 GTB
El frontal del 488 GTB es un derroche de deportividad e historia de la marca. Ferrari 488 GTB/Ferrari (ferrari.com).

Lateralmente se le ha añadido una entrada de aire de gran formato en la parte alta de la aleta trasera para mejorar la refrigeración.

En la parte frontal, los pilotos recuerdan mucho al 458 Italia, pero si te fijas con detenimiento, el resto de piezas, aunque parecidas, han sido modificadas por Ferrari. La entrada de aire frontal ahora es de mayor formato, la línea del capó es diferente, etc. A primera vista no lo aprecias, pero hay más cambios de los que parece.

Interior

El diseño interior del nuevo Ferrari 488 GTB es muy minimalista, algo que también ocurría en el 458 Italia. El volante es prácticamente el mismo y las salidas de aire centrales recuerdan mucho a su antecesor, pero todas las piezas son nuevas y modernizadas.

La pantalla de información del vehículo se encuentra en el cuadro de mandos, donde preside un cuentarrevoluciones analógico de gran formato.

Imagen del interior del Ferrari 488 GTB
Interior del 488 GTB. Ferrari 488 GTB/Ferrari (ferrari.com).

Los asientos son una auténtica delicia. Sujetan a la perfección el cuerpo en zonas de curvas y son cómodos para un uso diario. Han anchura de sobra y los dos ocupantes no se molestarán con el codo.

Como en el 458 Italia, el Ferrari 488 GTB congrega gran cantidad de controles en el volante, con numerosos botones y selectores que permiten cambiar las diferentes configuraciones de conducción sin soltar las manos.

Dinámica y motor

El Ferrari 488 GTB ha logrado batir el récord del vehículo de producción de la marca con mejor aerodinámica, bajando el coeficiente de resistencia y la carga aerodinámica. Han extraído mucha información obtenida en la F1 para lograrlo.

La parte inferior, recibe un carenado completo que mejora su agarre y baja la carga aerodinámica a altas velocidades. Gracias a estos cambios, consigue mejorar el denominado efecto suelo.

Los sistemas electrónicos mejorados y la aerodinámica hacen relativamente fácil de controlar el coche. Todo un logro, ya que cuenta con un bloque colocado en posición central de 3.9 litros V8 sobrealimentado. Desarrolla nada menos que 670 CV de potencia a 8.000 vueltas y que entrega un par máximo de 760 Nm. Con 100 CV más que su antecesor, este bólido es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 3 segundos exactos, algo al alcance de muy pocos.-

Su velocidad punta es de 330 km/h en la versión cupé y 325 km/h en la versión Spider, que aunque es de techo rígido, el sistema de apertura y cierre suma 50 kilogramos en la báscula.

Parte trasera del Ferrari 488 GTB
El 488 GTB también monta los icónicos pilotos traseros en forma redonda de la marca. Ferrari 488 GTB/Ferrari (ferrari.com).

El chasis está al nivel en todo momento, manteniendo un paso por curva de infarto, siempre controlado por un ordenador de conducción propio de un Fórmula 1 para ayudar al conductor.

Precios Ferrari 488 GTB

La versión cupé cuesta 237.653 €, una cifra muy similar a la de un Porsche 911 Turbo S, uno de sus rivales más directos. Aunque cuenta con 100 CV de potencia menos, el alemán es capaz de mejorar la marca de aceleración de nuestro Ferrari y además consume tres litros menos a los 100 kilómetros (esto último preocupará poco al propietario de un 488 GTB).

La versión Spider sube hasta los 263.852 €, una cuantía significativa, pero no podemos olvidarnos de que utiliza una ligera capota rígida que da un aislamiento sobresaliente al GTB. Sus rivales más directos como el 911 utilizan capotas de lona.

La razón queda en casa cuando uno se plantea adquirir un coche semejante. Si te lo puedes permitir y te ha enamorado a primera vista, el resto pasa a un segundo plano. Desde luego no te defraudará.