Furgoneta o monovolumen, ¿cuál elijo?

Alberto Fuentes · 30 enero, 2020
Elegir entre furgoneta o monovolumen para un uso familiar va a depender de tus prioridades y del uso real que le des al vehículo

Con la llegada de nuevos miembros a la familia, mucha gente se ve obligada a cambiar de vehículo por la falta de espacio. Lo primero que suele venir a la mente son los monovolúmenes, pero con lo atractivas y prácticas que son las furgonetas hoy en día es normal que te hagas la siguiente pregunta: ¿furgoneta o monovolumen?

¿Furgoneta o monovolumen? Te ayudamos a elegir

El mundo de las furgonetas pequeñas mixtas está dando un giro radical y se están convirtiendo en verdaderos rivales de los monovolúmenes; por si estos no tuvieran poco con los SUV

Citroën Berlingo.
Nueva Citroën Berlingo.

Citroën Berlingo Multispace, Opel Combo Life, Peugeot Rifter, Volkswagen CaddyLas alternativas son tan numerosas como atractivas, y lejos quedan esos trastos ruidosos y lentos de antaño.

Furgoneta o monovolumen: ventajas y desventajas

Monovolúmenes:

  • Confort de marcha: por mucho que hayan mejorado las furgonetas, no llegan al nivel de insonorización y refinamiento que consigue un monovolumen.
  • Una estética más conseguida: a pesar de la mayor altura, siguen pareciendo un turismo al uso, cosa que no transmite una furgoneta mixta por muy bonita que sea.
  • Calidad interior: los plásticos blandos brillan por su ausencia en la mayoría de las furgonetas, que prefieren la durabilidad de los plásticos duros.
  • Extras: el equipamiento de un monovolumen sigue siendo superior al de las furgonetas, aunque estas últimas ya pueden equipar casi de todo.
Citroën C4 Spacetourer.
Citroën C4 Spacetourer de siete plazas.
  • Potencia: salvo alguna de ellas, como la Volkswagen Caddy, la mayoría no sobrepasan los 130 CV de potencia, lo que puede quedarse un poco justo si viajas cargado o eres exigente con el acelerador.
  • Dinamismo: aunque en situaciones normales las furgonetas den la talla en cuanto a capacidades dinámicas, en un puerto de montaña no son capaces de seguir el ritmo a un monovolumen, gracias a una mejor suspensión y a que tienen el centro de gravedad más bajo.

Furgonetas:

  • Versatilidad: si eres de los que necesita una furgoneta para el trabajo diario, pero luego quieres un turismo los fines de semana, las furgonetas mixtas te brindan la posibilidad de compaginarlo.
  • Espacio: tanto la anchura en las plazas traseras como la altura libre al techo hacen que la sensación de amplitud de una furgoneta sea superior a la de un monovolumen.
  • Maletero: aunque aquí también pueden sacar pecho los monovolúmenes, las furgonetas siguen ofreciendo un espacio de almacenaje superior; además, tienen formas muy aprovechables y es fácil meter objetos voluminosos gracias a las formas cuadradas.
  • Robustez: si tienes niños, te encantará la solidez de todos los componentes de una furgoneta; es más difícil hacerles arañazos en el interior, ya que está pensadas para soportar un trote menos delicado.

Como puedes ver, elegir entre furgoneta o monovolumen no es tan fácil como parece, y solo tus prioridades te harán decantarte por uno o por otro. Por ejemplo, si tu uso va a ser mayoritariamente familiar y con el tamaño del maletero de un monovolumen te vale, esta será mejor opción por refinamiento, imagen y seguridad.

Volkswagen Caddy.
Maletero de la Volkswagen Caddy de siete plazas, con las dos últimas recogidas.

Sin embargo, si lo que quieres es gastarte un poco menos de dinero, necesitas mucho espacio o le das también un uso profesional, la furgoneta será tu mejor aliada y, como le pasa a todo el que toma esta decisión, no te arrepentirás…

Por otra parte, si eres de los que busca un maletero descomunal, ya sea porque te gusta el camping o porque acostumbras a llevar el maletero hasta la bandera, hay otras opciones casi igual de manejables en el mundo de la furgoneta, como es el caso de la Citroën Spacetourer o la Peugeot Traveller, por poner unos ejemplos, modelos que parten de 4,60 metros de longitud y ofrecen un interior de primera.