5 consejos para trayectos largos en coche

· 21 julio, 2018
La organización y la prevención son las claves para emprender un viaje de la manera más segura y cómoda posible

El coche es uno de los métodos de transporte favoritos de los españoles para realizar viajes por carretera en esta época de verano. Ya sea por trabajo, vacaciones, o para ver a familiares que viven en otra parte del país, en algún momento hemos de realizar un trayecto largo en coche.

Al realizar un trayecto largo en coche propio, existen ciertos puntos que debemos tomar en consideración antes de emprender esta aventura.

Básicamente, lo principal es tener una buena organización tras escoger el destino y la ruta que seguiremos para llegar a él. Pese a esto, existen ciertos temas que solemos pasar por alto y nos pueden hacer pasar un mal rato en la carreta.

Si estas próximo a realizar un recorrido largo en coche, aquí encontraras cinco consejos para afrontarlo de la mejor manera y lograr que tu viaje sea todo un éxito.

Cinco consejos para trayectos largos en coche

Realiza un chequeo de tu coche antes de salir

El primer paso antes de viajar siempre debe ser llevar el coche a una revisión. seguramente se encuentra en perfecto estado, no está de más que un experto lo evalúe para evitar alguna avería en el transcurso del viaje.

Es importante tener toda la documentación del coche y el seguro en regla, así como mantener en un lugar de fácil acceso dicha documentación, los triángulos de seguridad y los chalecos reflectantes, fundamentales en cuanto a seguridad en caso de sufrir una avería en carretera.

Prepara un itinerario de viaje

Al hacer trayectos largos en coche, generalmente confiamos nuestra ruta y paradas al GPS, un dispositivo que funciona sin ninguna dificultad. Eso sí, no está de más plantear con antelación un itinerario de viaje calculando el tiempo que nos tomará recorrer una ruta, establecer paradas y el tiempo que permaneceremos en ellas.

Sistemas de navegación GPS.

Mirar bien las carreteras por las que pasaremos antes de salir nos dará una idea de por dónde debemos ir en caso de un fallo del GPS. Se puede llevar un mapa para poder consultarlo ante cualquier duda, y de igual manera se debe actualizar el dispositivo GPS, no vaya a ser que se hayan realizado cambios en la ruta que tomaremos.

Tomar descansos entre tramos

Los organismos de seguridad vial recomiendan que los trayectos largos en coche se dividan en tramos y realizar paradas al menos cada dos horas para ayudar a mantener la concentración del conductor. Es mucho mejor si tenemos un compañero para compartir la conducción y turnarse hasta llegar al destino.

En los descansos lo más recomendable es estirar un poco las piernas y dar un paseo corto para mejorar la circulación tras estar tanto tiempo sentados en una misma posición. Así, se evitarán calambres y se calmará la tensión del cuerpo.

Es importante echar un vistazo a las gasolineras ubicadas en nuestra ruta, lo cual nos ahorra tiempo a la hora de recargar el tanque si ya sabemos dónde se encuentra la más cercana a nosotros.

Viajes largos en coche

Lleva suficientes refrigerios

Estar mucho tiempo al volante –sobre todo en la autopista– nos puede resultar monótono y, si no encontramos alguna parada para comer en la ruta, lo mejor es estar preparados. Por ello, es recomendable llevar una nevera portátil.

Puedes incluir entre tus refrigerios bebidas frescas, bocadillos, galletas, quesos… Son opciones muy prácticas para recobrar energías y saciar el apetito en caso de no encontrar algún restaurante por un tramo muy largo de tu ruta.

Es indispensable que lleves mucho agua para mantener hidratado al conductor y sus ocupantes, y también se recomienda tomar un café para combatir la sensación de cansancio.

Lleva un equipaje ligero

Recuerda que estarás muchas horas dentro del coche, y para hacer de este trayecto largo lo más cómodo posible es recomendable solo llevar en el equipaje lo que realmente necesitarás en tu recorrido y destino.

Esto nos facilitará la libertad de movimientos y poder sentirnos desahogados dentro del vehículo. Si sobrecargamos el coche con maletas y objetos hasta las plazas traseras será mucho más agobiante e incómodo pasar horas sin poder cambiar de postura de manera frecuente.

Además, si llevamos equipaje en las plazas posteriores estamos suponiendo un mayor riesgo para los pasajeros en caso de un accidente.

Seguramente, tras leer estos consejos te sientes más orientado para darte ese viaje en carretera hasta tu destino preferido para las vacaciones. La clave en los trayectos largos en coche siempre está en la organización y la prevención; con estas dos simples premisas tu viaje será todo un éxito.