5 mejores SUVs de gama media del 2018

Alberto Fuentes · 7 junio, 2018
El segmento que más crece del mercado goza de grandes opciones para todo tipo de público, ya sea en estética, equipamiento tecnológico o cualidades dinámicas, y es que hay algún fabricante que, gracias a la puesta a punto, consigue que no se note el mayor centro de gravedad de estos vehículos

Los 5 mejores SUVs de gama media del mercado

El público ha decidido: el segmento de los SUVs es el preferido. Desde la llegada del Nissan Qashqai allá por el año 2006 comenzó uno de los cambios más importantes de la última década automovilística, lo que dejó a las berlinas medias sin capacidad de reacción. Para poder decidir entre tanta novedad, hoy vamos a ver los 5 mejores SUVs de gama media:

Toyota RAV4

Poco hay que decir del coche más vendido a nivel mundial el año pasado. El RAV4 es un claro ejemplo del buen hacer de la marca japonesa y ha sabido ganarse a públicos radicalmente distintos.

Toyota RAV4

Con 4,60 metros de longitud, estamos ante uno de los SUVs medios más espaciosos y polivalentes del mercado, con cinco plazas muy aprovechables y un maletero de 547 litros.

El aspecto exterior de esta última generación ha dado un gran salto de calidad y, con una imagen imponente pero familiar, se ha ganado el corazón de miles de familias.

Mecánicamente está bastante limitado si lo comparamos con algunos de sus rivales, ya que cuenta con un motor diésel de 143 CV, uno de gasolina de 150 CV y un magnífico híbrido de 197 CV. En nuestro país el más vendido fue el diésel, pero a nivel global se hizo con la medalla de oro el híbrido, la especialidad de la marca.

Nissan Qashqai

En nuestra lista de los mejores SUVs de gama media no podía faltar el causante de esta tendencia, y es que el Qashqai es un vehículo que no destaca en nada, pero cumple en todos los apartados.

Nissan Qashqai: frontal

Se trata de un vehículo de solo 4,39 metros de longitud, pero disfruta de un habitáculo lo suficientemente amplio para alojar a una familia de cuatro miembros sin problemas.

El maletero, su punto más débil, tiene 430 litros, por lo que no podrás llevarte de viaje todo lo que se le antoje a los niños… Aunque cuenta con unas formas muy aprovechables y prácticas soluciones para organizar la carga.

En el apartado mecánico echamos en falta una mecánica diésel más potente; es cierto que la de 130 CV es suficiente para la gran mayoría, pero una opción con 160 CV abriría más el abanico de posibles compradores. En gasolina hay dos versiones, ambas con turbo, de 115 y 163 CV con bloques de 1,2 y 1,6 litros, respectivamente.

El confort de marcha y unas buenas capacidades dinámicas hacen que apenas notes diferencia con una berlina convencional, pero con un plus de manejabilidad en ciudad por sus pequeñas dimensiones.

Peugeot 3008

Desde su lanzamiento, el Peugeot 3008 se convirtió en uno de los modelos más deseados, con largas listas de espera para hacerse con uno. Razones no faltan para tan buena acogida, ya que tiene una estética exterior muy deportiva y diferente que le hace entrar de lleno entre los mejores SUVs de gama media.

Peugeot 3008

En el interior ocurre algo parecido, pues parece que acabas de entrar en un vehículo mucho más caro y lujoso, con lo último en tecnología y una distribución de los mandos de lo más original, como la colocación del cuadro de instrumentos por encima del volante.

La calidad de materiales en el interior está por encima de la media, y la calidad de rodadura está al nivel de los mejores del segmento.

SEAT Ateca

El modelo español cuenta con uno de los chasis con mejor puesta a punto del segmento. Apenas notas que circulas en coche con un centro de gravedad alto, lo que le hace muy efectivo en zonas de curvas reviradas.

SEAT Ateca

El interior peca de esa sobriedad que hereda del Grupo Volkswagen, lo que le hace menos llamativo que el 3008, pero la calidad de materiales empleada no tiene nada que envidiar al francés.

La gama mecánica del SEAT Ateca es una de las más equilibradas, con motores gasolina y diésel de entre 116 y 190 CV de potencia. Desde las versiones menos potentes, el coche consigue unas prestaciones muy buenas gracias a su contenido peso.

Mazda CX-5

El modelo japonés es uno de los mejores SUVs de gama media desde hace bastantes años. Disfruta de una relación entre confort y deportividad que le hacen el modelo más recomendable para quien no esté convencido de la conducción de los SUVs.

Mazda CX-5

Por norma general, los balanceos de la carrocería y la lentitud en los cambios de apoyo se ven más acentuados en este tipo de carrocerías, pero con este modelo apenas notarás diferencias respecto a una berlina convencional.

Las líneas exteriores son las más llamativas entre sus competidores, con unos afilados focos y una parrilla en negro brillante que le da cierto aire agresivo.

El interior está muy bien aprovechado, con unas plazas traseras aptas para tres adultos y, aunque el maletero sea un poco justo para las dimensiones del coche, cuenta con el suficiente espacio para alojar el equipaje de la familia.

La gama mecánica disfruta de motores muy potentes desde los más básicos. En gasolina, el motor de acceso es un 2,0 litros son turbo de 165 CV y por encima tenemos un 2,5 litros de 194. En diésel la oferta se reduce a dos magníficas opciones, ambas con el 2,2 litros con 150 o 175 CV.