Cómo proteger tu coche de actos vandálicos

Francisco María García · 28 diciembre, 2019
Sobre todo en casos en los que nuestro vehículo no duerme en un garaje, es probable que antes o después nos veamos implicados en un acto vandálico que deteriore en mayor o menor medida nuestro coche; hay formas de protegerse de estos ataques injustificados

El conocimiento de cómo proteger tu coche de robos y daños en la calle está relacionado con garantizar tu inversión proteger tus intereses.

Hay que recordar que España es el tercer país de Europa con mayor número de robos de vehículos. Un total de 43 524 propietarios fueron afectados tan solo en el año 2017, y Madrid es la ciudad con mayor cantidad de hurtos.

Por otro lado, están los delitos menores asociados con el ocio y el vandalismo a secas. Nos referimos a ruedas pinchadas, coches rayados y grafitis, por mencionar algunos casos. La buena noticia es que existen medidas que podemos tomar para evitar ser víctimas de los delincuentes.

Espejo de coche roto.

Cómo proteger tu coche: instala una cámara de vigilancia interna

Las cámaras llamadas Dashcam no solo sirven para ir a la compañía de seguros en caso de sufrir un accidente. Una vez instaladas, estas cámaras graban lo que ocurre alrededor del vehículo, incluso cuando está aparcado. Cualquier delincuente lo pensará dos veces si se percata de la existencia de este dispositivo.

Lo mejor es que algunos mecanismos de seguridad son prácticamente imperceptibles desde afuera. Esta medida de vigilancia nos aportará pruebas para dirigirnos a las autoridades; también tendremos pruebas que aportar al seguro. Para ello, hay que contar con el dispositivo adecuado.

Una buena Dashcam debe tener una buena resolución en su cámara. Lo siguiente es acoplar la cámara a la batería del automóvil, con la cautela de que no se descargue durante la noche. Otro aspecto a considerar es el sitio en donde ubicaremos este dispositivo de grabación.

Existen kits antivandalismo compuestos por dos cámaras del tamaño de un botón. Cada aparato tendrá un espectro de hasta 72 grados; en algunos casos tienen hasta 17 horas de autonomía en cuanto a energía.

Coche rayado.

Sistema de bloqueo electrónico y geolocalización GPS

En la actualidad, muchos fabricantes tienen sus propios sistemas de bloqueo electrónico. Dos de los dispositivos más seguros son los incorporados por Audi y Volkswagen; con estos dispositivos, un coche que es robado simplemente se apaga a los tres segundos de ser encendido.

Junto a esto, hoy en día existen productos que permiten bloquear la marcha de un vehículo por control remoto. Se trata de kits que permiten, por medio de una llamada, indicar un código especial; este dispositivo desactivará automáticamente el motor.

Con estos códigos especiales, el ladrón se quedará parado en plena carretera y podrá ser identificado mediante un sistema de geolocalización GPS.

Estos sistemas cuentan también con alarmas y, aunque parezca mentira, algunos de los que se ofrecen en el mercado son muy baratos. De hecho, los dispositivos que no están vinculados a empresas de seguridad, suelen tener un coste máximo de 300 €. Algunos pueden ser encontrados hasta por 50 €.

Otros sistemas de seguridad efectivos son las barras de bloqueo para evitar el hurto de llantas; también sirven para los desconectadores de baterías. Si te preguntabas cómo proteger tu coche, entenderás ahora que solo se trata de hacer una pequeña inversión.

Cómo proteger tu coche: medidas más sencillas y económicas

Claro que además de una buena inversión, existen estrategias simples que podemos adoptar a la hora de aparcar nuestro coche. Los siguientes trucos son aplicables tanto del día como de noche:

  • Evita estacionar en sitios de poca concurrencia: los establecimientos y calles alumbradas no son del agrado de los ladrones; entre otras cosas, porque que pueden ser captados con facilidad. Antes de estacionarnos, debemos estudiar bien como es el ambiente exterior.
  • Graba la matricula en los cristales: si el ladrón pretende vender el automóvil y falsificar la placa, esto le planteará una gran dificultad. Esta es una medida de disuasión, porque al notarlo el delincuente podría entender las dificultades de negociar con nuestro coche.
  • Estacionar en un lugar visible: esto será de utilidad si el coche tiene sistema GPS y alarma. La cuestión consiste en ser vigilantes activos de nuestra propiedad; el objetivo es tratar de disipar al ladrón. Se trata de una precaución útil cuando vamos a una fiesta o a casa de un amigo.
  • Aparcar en línea: cuando todos los coches de una zona residencial se aparcan en línea, tenemos mayor facilidad para notar cualquier actividad ilícita. Además, los policías también podrán hacer su trabajo de vigilancia con mayor facilidad. Se trata de llegar a un acuerdo con nuestros vecinos.