Kit antipinchazos o rueda de repuesto temporal ¿cuál es mejor?

· 25 febrero, 2018
En caso de sufrir un pinchazo en carretera, tenemos diferentes opciones para solucionarlo, todas ellas tienen un carácter temporal pero presentan diversas diferencias

Aunque los pinchazos no son un inconveniente tan común como hasta hace un tiempo, es mejor prevenir que lamentar. La molestia de un neumático pinchado se puede resolver con un kit antipinchazos o rueda de repuesto temporal.

Ambos sistemas tienen sus ventajas e inconvenientes, que dependen de las preferencias y necesidades del usuario.

Hoy día la tecnología está influyendo mucho en la fabricación de neumáticos. Cada vez son más resistentes y duraderos, lo que los hace menos propensos a accidentes. Sin embargo, un pinchazo es una situación que puede ser impredecible.

Sin excepción, todos los coches deben poseer una rueda de repuesto según la ley. Algunos fabricantes han comenzado a sustituir la rueda de repuesto por una de emergencia. La diferencia es que la segunda es más ligera y menos voluminosa.

La elección: kit antipinchazos o rueda de repuesto temporal

Un kit antipinchazos consiste en una espuma especial que sella el agujero del pinchazo. Entre sus ventajas destaca que no amerita mayor esfuerzo físico que al cambiar un neumático; además, se ahorra espacio y peso dentro del maletero del vehículo.

Kit anti pinchazos o rueda de repuesto, comparativa de ventajas y desventajas

Sin embargo, el kit antipinchazos solo sirve para daños menores. En caso de daños importantes en la rueda, no funciona; otra desventaja de la espuma es que puede afectar por completo el neumático. Al colocarse, es recomendable ir directos a un especialista para un diagnóstico del daño.

Por otra parte, la rueda de repuesto ofrece una solución completa al pinchazo, ya que sustituye a la rueda averiada. Sin embargo, se requiere de fuerza física y herramientas – gato y llave de cruz –, para colocarlo.

Elegir entre un kit antipinchazos o rueda de repuesto temporal

 La evaluación del daño

Antes de escoger entre un kit antipinchazos o rueda de repuesto temporal, se debe considerar su alcance. Como hemos visto, el primer sistema solo puede reparar daños que no sean de importancia, y pone en riesgo la vida útil del neumático.

Una vez que se aplica el elemento sellante, no se deben superar los 80 kilómetros por hora, para evitar un reventón. Mientras que la rueda de repuesto temporal, homologa cualquiera de las otras ruedas del vehículo.

¿Cuál es más económico?

El kit antipinchazos resulta más económico a corto plazo. Sin embargo, una vez utilizado puede acarrear costes adicionales, como la reposición de la espuma o el daño permanente del neumático.

En el caso de la rueda de repuesto representa una alta inversión, sino se cuenta con el original. Pero al darle uso, puede sustituir cualquier neumático por tiempo indefinido.

Como cambiar una rueda en caso de pinchazo en carretera.
A menudo, la rueda de repuesto viene situada justo debajo del maletero.

El sistema más duradero

 Es importante resaltar que, en ambos casos, se trata de soluciones temporales. Es cierto que el neumático de repuesto puede recorrer más distancia que una reparación con espuma, pero todo dependerá de su estado y de que tenga la presión adecuada.

Los conductores acostumbran a olvidar la rueda de repuesto cuando se el hace mantenimiento rutinario del vehículo

Esto ocasiona que, al momento de necesitar el cambio, se encuentren con que la rueda alojada en el maletero está bajo de presión. De ser así, su duración será menor y el riesgo en la conducción y durante la travesía del vehículo mucho mayor.

Otras opciones antipinchazos

En lugar de la rueda de repuesto temporal existen otras opciones. Las más utilizadas son las llamadas “ruedas galletas” y los neumáticos run flat. También existen kits antipinchazos que incluyen parches, mucho más efectivos que las espumas.

Las ruedas galletas

Deben su nombre a su capacidad de resistencia. Poseen menos número de capas de lo normal, lo que disminuye la vida útil del neumático. Se trata, como vemos, de una solución exclusivamente para resolver una emergencia.

Un beneficio de estas ruedas es que cuestan menos que un neumático de repuesto. Además, ocupan menos espacio en el maletero y su peso es inferior a una rueda normal. Sin embargo, se deben manipular con cuidado porque su uso excesivo puede causar reventones.

Los neumáticos Run Flat

Están diseñados para que la llanta no toque el asfalto en caso de pinchazo. Esta condición permite que el coche pueda seguir andando hasta un sitio seguro donde pueda repararse el daño.

Su mayor desventaja es que no pueden superar los 80 kilómetros por hora cuando el neumático tiene baja presión. Además, no debe recorrer más de 150 kilómetros. Los neumáticos run flat representan una gran inversión, que se compensa en calidad y seguridad.

La preferencia entre un kit antipinchazos o rueda de repuesto temporal, depende de cada usuario. Lo recomendable es contar con ambas opciones en caso de accidentes.