Causas de accidentes de coche más comunes

Las distracciones, el exceso de velocidad, las drogas y el alcohol, y el cansancio son los motivos más habituales de siniestros

Conducir en estado de ebriedad o drogados es la tercera de las causas de accidentes de coche en España. Esto indica que incluso los buenos conductores sanos y aptos pueden sufrir siniestros. Y mirando las estadísticas, los peores desastres viales ocurren por pequeños errores y en cuestión de segundos.

En el año 2017 se registraron 1 200 fallecidos en accidentes viales. Las estadísticas de la Dirección General de tráfico (DGT) sugieren que las distracciones, la alta velocidad y el cansancio son los principales motivos; un 90% de estos son consecuencia de errores humanos.

Las distracciones fueron el mayor motivo de siniestros en el país

Según la DGT, las distracciones de los conductores son el motivo de grandes siniestros en las vías españolas. Quizás el peor hábito y el más reiterado en accidentes tiene que ver con el uso del móvil durante la conducción.

Un chico conduce usando el movil.

Mirarnos en el espejo, manipular el reproductor de música y observar los asientos traseros de nuestro vehículo conlleva un nivel de riesgo parecido al de atender una llamada. Lo realmente importante es adoptar buenos hábitos al volante y evitar riesgos innecesarios.

Los nuevos dispositivos digitales de coches representan un nuevo peligro y se recomienda manipularlos solo mientras el coche está estacionado. El uso del móvil es considerado el motivo que genera mayores incidentes de gravedad, con el 30% de los sucesos contabilizados.

Un 32% de los siniestros en España fueron provocados por este tipo de omisiones. Esto evidencia un cambio en los patrones de conducción; hay que recordar que antes el exceso de velocidad era el motivo más reiterativo. En algunas comunidades este porcentaje es más alto, como por ejemplo en Galicia.

El exceso de velocidad es la segunda entre las causas de accidentes

Los estudios oficiales sostienen que el incumplimiento de los límites de velocidad fue la segunda mayor causa de accidentes en las zonas interurbanas. Un 28% de los accidentes viales fueron provocados por esta causa; la DGT sigue poniendo énfasis en la tecnología de radares y otros dispositivos para detectar este tipo de infracciones.

Los radares con más multas de España
Estos dispositivos tienen la función de concienciar a los conductores sobre la importancia de adecuar la velocidad a cada tipo de vía y tramo.

El 25 de diciembre del 2017 las autoridades registraron un nuevo record de exceso de velocidad. El conductor sancionado alcanzó los 242 km/h en un Porsche 911 GT3 RS, en Toledo. Coches deportivos, carreras y curvas mal negociadas forman parte de un cóctel peligroso en las vías españolas.

El consumo de alcohol forma parte de la problemática, pero muchos conductores alcanzan altas velocidades en estado de sobriedad. Se sabe que los conductores españoles no deben sobrepasar los 120 km/h si circulan en autopistas. Mientras tanto, el límite en las ciudades es de 50 km/h.

Las drogas y el alcohol ocupan el tercer lugar de las causas de accidentes de coche

Un 23% de los accidentes ocurridos en España ha sido provocado por el abuso de alcohol y estupefacientes al conducir. Lo más grave es que más del 40% del total de los fallecidos en estos eventos consumieron estas sustancias.

Normas de tráfico en otros países de Europa distintas a las de España.

Las bebidas alcohólicas, la cocaína y la marihuana figuran como los principales desencadenantes de descontrol a la hora de conducir. Las cifras son tan escandalosas que dos de cada tres conductores estarían a favor de instaurar legalmente la tasa cero de alcohol.

A todo esto, debemos sumar la influencia de estas sustancias en la siniestralidad de los conductores de motocicletas. El problema con estos accidentes es que también involucran fortuitamente a otros conductores que cumplen con la normativa.

Causas de accidentes de coche en España: el cansancio ocupa el cuarto lugar

El 12% de los accidentes ocurridos en el año 2017 fueron generados por cansancio al conducir. Este tipo de accidentes ocurren sobre todo en la noche y la madrugada. Dormirse durante la conducción es el mayor riesgo, pero el solo hecho de dormitar levemente genera pérdida de control.

El cansancio provoca accidentes de tránsito

Según la británica Real Sociedad de Prevención de Accidentes, los jóvenes masculinos y conductores de camiones son la población de mayor riesgo. En año 2015 la Fundación Línea Directa alertaba de factores de riesgo como el uso de medicamentos y la fragmentación del sueño.

Los fallos técnicos en el vehículo

Para finalizar, la DGT estableció que menos del 10% de los incidentes viales ocurren por fallos técnicos. En estos casos, las anomalías de frenos, estado deficiente de los neumáticos y la falta de mantenimiento son los principales motivos de los choques.

Te puede gustar