Consejos para que tu coche dure más

Francisco María García · 23 enero, 2019
Desde precalentar el motor, hasta evitar circular con el tanque de combustible en reserva, son algunos de los cuidados básicos para que tu coche dure más

La posibilidad de conseguir que tu coche dure más es una medida necesaria para la economía familiar. No solo ganas en dinero, sino también en tiempo. Dejar el vehículo en el taller mecánico siempre genera incomodidades y gastos extras; además del mantenimiento básico, existen algunas claves para lograr este objetivo.

Tips para que tu coche dure más con simples cuidados

Más allá del modelo del vehículo que tengas, puedes alargar su vida útil con estos consejos. Se trata de aportarle el valor que verdaderamente tiene para tu rutina diaria. Al igual que los seres humanos o las mascotas, con simples acciones puedes prevenir grandes gastos.

Precalentar motores no es solo de Fórmula 1

Es común oír que los participantes de una carrera están calentando motores. En realidad, es algo que todo vehículo necesita para funcionar mejor. Lo ideal es poner en marcha el motor y dejar unos minutos que coja temperatura, sobre todo en invierno.

Temperatura del motor

Con este buen hábito, garantizas que todas sus partes interiores se lubriquen y trabajen sin grandes esfuerzos. Recuerda que muchas de las averías más habituales, incluso de motor, se evitan con este precalentamiento.

El embrague no es un punto de apoyo para que descanse el pie

Uno de los peores hábitos es dejar apoyado el pie sobre el embrague mientras el coche está en funcionamiento. Hay quien acostumbra a mantenerlo pisado para frenar o mientras está parado, en algún stop o semáforo en rojo.

En todos estos casos casos, la consecuencia es el desgaste o avería y una visita al mecánico. Y, para ser sinceros, los repuestos y costes de reparación en averías en el juego de embrague son elevados.

Los bordillos a varios centímetros de distancia

Del mismo modo que prestas atención a la distancia entre vehículos para estacionar, debes mirar los bordillos. Mantener unos centímetros entre estos y las ruedas favorece su conservación. En esos espacios suele haber salientes que provocan pinchazos y desperfectos en los neumáticos.

Técnica de estacionamiento lateral

Tampoco es bueno para que tu coche dure más que subas un costado sobre el bordillo. Aparca de la forma correcta para que las gomas y suspensión no sufran consecuencias negativas. No es nada difícil ni que requiera inversión, solo responsabilidad.

Atención con el combustible

El combustible correcto y en la cantidad adecuada hace que tu coche dure más. Parece una evidencia, pero una falta de atención puede originar averías en el coche. Los motores diésel o gasolina necesitan su correspondiente combustible; el repostar gasolina cuando el coche funciona con gasoil, o al revés, puede ser terrible.

Consejos para alargar la vida útil de tu coche.
A menudo, en el depósito se acumula suciedad o residuos, por lo que no es recomendable dejar que el indicador llegue al nivel de reserva antes de volver a rellenar el tanque.

Otro dato importante es no llevar siempre el depósito de combustible con el nivel de reserva. La cantidad de residuos y suciedad que se estancan en el fondo comenzarán a circular por el motor. Los daños aparecen más rápido de lo esperado, y los gastos también.

La sobrecarga de peso es dañina

Para que tu coche dure más, evita los excesos innecesarios de peso. Utilizar el maletero como depósito de todo tipo de enseres, es un grave error.

Errores comunes con el equipaje.

Hay que cargar  solo los elementos indispensables para transportar o viajar. Está claro que, en algunas ocasiones especiales, como las vacaciones, se recarga; sin embargo, no hay que dejarlo así durante todo el año.

El esfuerzo que hace el vehículo para mover el peso está directamente relacionado al consumo de combustible. Además, los neumáticos también sufren mayor desgaste por esta razón. Mantener tu coche ligero asegura menos gastos de repostaje y gomas ‘sanas’ durante más tiempo.

Un lavado periódico protege la chapa y la pintura

La exposición del coche a los diferentes climas es un factor de desgaste; las sales ambientales son altamente corrosivas. Por ello, lavar con frecuencia el vehículo previene daños que resultan muy costosos. Asimismo, mantiene el tono brillante y reluciente de nuestro automóvil.

Limpiar y lavar el coche

Lo ideal es utilizar agua a presión y tener especial dedicación en los bajos. Esta forma de proceder en el lavado protege de la oxidación y alarga la vida del coche.

Conducir bajo las normas de seguridad

Está demostrado que el que tu coche dure más depende del uso que hagas del mismo. El mantenimiento de las distancias en la carretera previene colisiones o roturas por piedras que puedan salir despedidas. El hecho de disminuir la velocidad en badenes o resaltes de carretera, protege las partes más bajas.

Distancia de seguridad con lluvia