¿Cómo puedes hacer tú el cambio de aceite?

Francisco María García · 25 enero, 2019
Con algunas herramientas y algo de mañana se puede hacer el cambio de aceite en casa y así ahorrar algo de dinero y aprender algo de mecánica

Es sencillo y económico. ¿Cómo puedes hacer tú el cambio de aceite? Es un procedimiento fácil en casi todos los modelos de vehículos, que no requiere esfuerzos excesivos. Con paciencia y el equipo adecuado se consigue hacer el cambio en poco tiempo.

El aceite lubrica y garantiza el correcto funcionamiento de las piezas internas del motor. En su funcionamiento diario, el aceite se quema y recoge partículas de suciedad que le hacen perder progresivamente sus propiedades; por ello, debe cambiarse periódicamente.

El momento del cambio

Según las instrucciones de cada fabricante, esa sustitución debe hacerse entre los 5 000 y los 30 000 kilómetros. En caso de que no se hagan los kilómetros en determinado plazo –que para los aceites normales suele ser un año– también procede hacer el cambio.

De forma simultánea, con el paso del tiempo, el filtro se bloquea debido a los contaminantes. Esto puede derivar en bajo rendimiento, sobrecalentamiento y desgaste acelerado de las piezas del motor.

Estas son las razones por las que cambiar el aceite del coche es uno de los procesos más importantes. Garantiza el buen estado del propulsor y alarga la vida útil del motor, que funciona más suavemente.

Sencillo y económico

Se puede hacer el cambio en el taller o de forma doméstica. Normalmente elegimos la opción del taller por comodidad o falta de espacio en casa. Muchos conductores escogen la primera opción porque tienen temor a dañar el coche o porque buscan comodidad.

La realidad es que el cambio de aceite es un procedimiento sencillo, que además permite un ahorro sustancial. Además, nos aporta la certeza de saber que se utilizan materiales de calidad.

Cómo cambiar aceite del coche

¿Cómo puedes hacer tú el cambio de aceite?

No se necesitan muchos requerimientos: un envase vacío, un embudo, el filtro y el recipiente de cinco litros con aceite ajustado a los requerimientos del coche.

Será necesaria una llave inglesa para retirar el tapón de aceite y una llave combinada para el filtro. Para levantar el vehículo son precisos dos gatos hidráulicos o en su defecto dos rampas portátiles con sus cuñas.

Se recomienda utilizar guantes de vinilo o nitrilo para protegerse de posibles quemaduras. Los de látex no deben usarse porque pueden disolverse con el aceite; usaremos ropa que no temamos estropear y un trapo para desechar.

¡A trabajar!

Una vez hemos comenzado con el cambio, lo demás es ponerse a trabajar. Dependiendo de la pericia, este proceso se desarrollará entre 30 y 90 minutos.

Antes de empezar, es recomendable encender el motor para calentar el aceite durante unos minutos a fin de que fluya más fácilmente. Es indispensable el uso de guantes para evitar accidentes. Luego quitaremos el tapón de llenado que está en la parte superior del motor, que se ve apenas se levanta el capó.

¿Gato o rampas?

Levantaremos el vehículo con el gato hidráulico o dos rampas portátiles para facilitar el trabajo. Si optamos por este último procedimiento, situamos las dos rampas sobre una superficie elevada y avanzamos hasta que las ruedas delanteras estén arriba.

Elegido el lugar para sujetar bien el vehículo, ajustamos el freno de mano, apagamos el motor y metemos la velocidad; nos aseguraremos de que las ruedas traseras están con cuñas.

Comprobar nivel de aceite en coche

En busca del tapón de vaciado

Lo siguiente es retirar la base de protección del motor; colocamos un recipiente en la parte inferior para recoger el aceite que escurrirá hacia la bandeja. Esto ocurrirá tras retirar los pernos del tanque y luego el tapón de vaciado, lo que puede requerir la ayuda de una llave inglesa. Para averiguar su ubicación se puede consultar el manual del vehículo.

Cuando haya escurrido por completo el aceite, colocamos los tornillos de la carcasa y, si podemos, cambiamos la junta para evitar cualquier obturación. Instalaremos la base de protección y dejamos reposar al vehículo sobre sus cuatro ruedas.

El filtro de aceite

Localizamos el filtro del aceite y usamos una llave especial para desenroscarlo. El sello de goma del filtro nuevo debemos lubricarlo con una fina capa de aceite para protegerlo. Atornillamos en su lugar y ajustamos con la misma llave.

De regreso en la parte superior del motor colocamos la cantidad de aceite con la ayuda de un embudo. El nivel se comprueba con la varilla medidora para asegurarse de no exceder lo dispuesto por el fabricante. Ponemos el tapón de llenado superior.

El aceite viejo, por su toxicidad, es conveniente desecharlo de manera correcta. Lo podemos llevar a nuestro taller de confianza o averiguaremos las formas de reciclarlo o almacenarlo.

¿Cómo puedes hacer tú el cambio de aceite? Es cuestión de decisión y paciencia, con la certeza de que serán muchos los beneficios. Permite ahorrar dinero, utilizar materiales de calidad y aprender más sobre el manejo y cuidado del coche.