Tipos de gatos para nuestro coche

Vemos los distintos modelos de gatos que hay en el mercado, así como cuál de ellos nos puede convenir más utilizar según las características especiales que se requieran

En algunas ocasiones hemos de realizar tareas de mantenimiento en nuestro coche las cuales requieren una cierta elevación del mismo. Por esto es necesario escoger el gato para nuestro vehículo más adecuado. Hoy vamos a mostraros cuales son las características que hemos de tener en cuenta para escoger el adecuado.

Consideraciones previas

Lo primero que debemos de tener en cuenta antes de elegir un gato, es que vamos a manejar una maquinaria muy pesada y que debemos minimizar riesgos, contar con un sistema de elevación y fijación adecuado y facilitarnos cualquier labor que vayamos a realizar.

En el mercado podemos encontrar desde caballetes sencillos hasta kits de garaje completos, pasando por gatos hidráulicos y otras herramientas. Lo mejor es escoger el gato para el coche adecuado ya que la seguridad es lo fundamental.

Tipos de gatos

Gato hidráulico de botella

Permite realizar elevaciones de 2,3 y hasta 5 toneladas con alturas que oscilan entre los 29,80 hasta los 38 cm. Es pequeño y tiene un diseño ligero, por lo que es fácil de transportar.

Es muy útil en operaciones pequeñas, en las cuales no necesitamos estar debajo del coche. Al ser hidráulico, tiene una ventaja mecánica ya que nos proporciona una segura y rápida elevación.

Gato tijera

Este tipo de sistema está más indicado para operaciones sencillas en coches no muy pesados. Puede soportar hasta 1,5 toneladas y tiene una elevación máxima de 38 cm. Este tipo de gato es muy adecuado para pequeños incidentes en coches no muy pesados.

Gato hidráulico con ruedas de garaje

Cuenta con un robusto cuerpo monologue y un circuito hidráulico que nos proporcionará una elevación bastante segura.

Su estructura hace que sea muy fácil su posicionamiento en lugares que son inaccesibles en el coche. Además soporta pesos de hasta 2 toneladas y cuenta con una altura máxima de 33 cm.

Caballetes

Los caballetes o torniquetes son accesorios que permiten una elevación mucho más flexible, en el sentido de que se pueden colocar en distintas partes del coche de forma que podemos colocarnos debajo sin que corramos ningún tipo de riesgo.

Estos caballetes, soportan hasta 2 toneladas y cuentan con una altura máxima de 43 cm. Son pequeños, los podemos transportar con facilidad, no presentan ninguna dificultad al usarlos.

Kit de gato hidráulico con 2 caballetes y 2 topes de seguridad

Este es un accesorio que nos facilita las tareas de elevación de vehículos de hasta 2 toneladas. Este kit podemos encontrar un gato hidráulico, 2 caballetes y 2 topes para las ruedas y que nos aportarán una mayor seguridad. Si lo que estamos buscando es un sistema que nos aporte una mayor fiabilidad este es nuestro kit.

Kit de gato hidráulico con 2 caballetes, topes y herramientas

Este es el rey de los kits de elevación, soporta hasta 2 toneladas de peso. Incluye un gato para coche hidráulico ( una altura máxima de 4 cm), 2 caballetes ( altura máxima de 42 cm) 1 carrito con ruedas para intervenciones en la parte baja del coche, 1 depósito de recogida de aceite, 1 cacerola metálica magnética para tornillos y pernos, 1 llaves de filtro para el filtro de aceite y una llave de cruz.

En conclusión, estamos ante un kit integral que nos va a facilitar cualquier tarea de mantenimiento que requiera elevación.

El resto de sistemas de elevación cuentan con las certificaciones de TÜV y GS las cuales nos garantizan la máxima calidad del producto que vamos a comprar.

Recomendaciones de seguridad

Antes de usar estos sistemas de elevación es muy importante que sigamos al pide de la letra las siguientes medidas de seguridad:

  • Es muy importante que siempre sigamos las instrucciones del fabricante
  • No debemos exceder NUNCA la capacidad de carga del sistema de elevación que nos ha indicado el fabricante del mismo
  • En el caso de que tengamos que hacer alguna reparación bajo el coche, si solo utilizamos un gato, no deberemos trabajar bajo el coche ( a no ser que contemos con un punto de poyo adicional)
  • Antes de realizar cualquier tipo de elevación debemos asegurar el coche.

Son muchas las opciones que tenemos en el mercado y de las cuales disponemos, pero antes de tomar cualquier decisión es importante que lo pensemos bien y nos informemos bien acerca de que es lo que necesitamos, por otra parte, ante cualquier duda, lo mejor es preguntar ya que no debemos olvidar que la seguridad es lo primero.

Te puede gustar