Cómo elegir el motor de un coche

· 23 septiembre, 2018
Cuando nos enfrentamos a la situación de comprar un coche nuevo o de segunda mano, una de las questiones más importantes es el tipo de motor que queremos para nuestro futuro vehículo; conoce todas las opciones para elegir la que mejor se adapte a las necesidades

Cuando decidimos comprar un coche nuevo, comienzan las dudas. ¿Qué coche queremos? ¿Qué color? ¿Con cuántas puertas? Pero sin duda, una de las cuestiones más importantes es saber cómo elegir el motor de un coche. ¿Te gustaría tener unos consejos para ello? ¡Pues te los damos, y gratis!

Por qué es importante saber elegir el motor de un coche

Muchas veces nos decidimos por un motor que no eleva el precio del coche que hemos elegido, y desgraciadamente, podemos arrepentirnos de ello. El motor de un coche y su potencia, es sin duda lo que determina el tiro y la velocidad que tendrá el vehículo y su respuesta a terrenos y situaciones difíciles.

Además, escoger el motor apropiado puede hacer que la vida de nuestro coche sea más larga y mejor. Un motor que vaya holgado en vez de forzado siempre se mantendrá mucho más saludable, y por tanto, aumentará la vida y rentabilidad del vehículo.

Toyota Yaris: motor

Pero, ¿cómo podemos acertar a la hora de escoger el motor de un coche? Pues bien, siguiendo una serie de consejos que os damos a continuación. Toma buena nota de ellos si estás pensando en comprar un coche nuevo.

Cómo saber elegir el motor de un coche

Por el tipo de coche

Dependiendo del coche que elijas, su tamaño y su peso, deberás escoger el motor. Por ejemplo, si es un vehículo grande y pesado se aconseja escoger un motor diésel de gran caballaje y cilindrada. Si no lo haces así es muy probable que el motor no pueda tirar de la carrocería.

Por otro lado, si un coche es pequeño y manejable, será suficiente un motor pequeño que responderá bien y que no necesitará más. En este caso, la gasolina podría ser lo más recomendable.

El uso del coche

El uso que le darás al coche tiene mucho que ver a la hora de elegir un motor. Si solo has comprado un coche pequeño para usar en la ciudad, coge un motor pequeño de gasolina que no te consuma mucho y te permita moverte fácilmente por el entorno urbano.

Sin embargo, si tu trabajo o tu vida requiere de un gran uso del vehículo, puedes optar por el diésel, o algún tipo de combustible alternativo como el GLP o incluso un híbrido. Estudia bien tus circunstancias y las opciones disponibles para acertar al elegir el motor de un coche.

¿Qué puede marcar la diferencia entre los distintos motores? Pues veamos:

Híbridos

Estos son ideales para el uso de ciudad pues pueden andar dos kilómetros, o hasta 50 si son enchufables en modo eléctrico, lo que te hará tener un gran ahorro de combustible. Son coches ideales para los atascos en las grandes ciudades. Si bien su precio es más caro, a la larga te saldrá muy rentable.

Toyota Auris Hibrid

Eléctricos

Los coches eléctricos son ideales para las personas que no usan demasiado el coche o hacen trayectos de corta distancia. También son especialmente útiles si tienes un punto de recarga en casa, lo cual agiliza y abarata las cosas.

Además de estas ventajas, los coches eléctricos no están obligados a pagar los parquímetros y pueden circular por los carriles de bus y taxis. ¡Ideales para la ciudad!

GLP

Si usas mucho el coche pero no te atreves a comprarte un diésel porque amenazan con desaparecer, el GLP puede ser una excelente opción ya que el consumo de este es un 40 % inferior al de la gasolina.

Gasolina

Si haces menos de 20 000 kilómetros al año, te interesa un motor de gasolina turbo que tiene un consumo aproximado a un diésel. Esto es especialmente interesante en coches urbanos, compactos y pequeños monovolúmenes.

Diésel

Siempre han sido los más escogidos por aquellos que circulan con el coche más de 20 000 kilómetros al año, especialmente representantes de ventas. No obstante, con la amenaza de su desaparición, la venta de este tipo de coches ha bajado mucho. Y aunque muchos afirman que solo son rumores, nosotros por si acaso, te recomendamos que no lo compres.

Toma en cuenta estos consejos al elegir el motor de un coche para que una vez lo hayas adquirido no haya arrepentimientos de última hora.