Fallos electrónicos más comunes en un coche

Francisco María García · 20 junio, 2018
Los daños en el sistema eléctrico son la causa más común por la que un coche se queda parado, y gracias a la tecnología de la que disponen los automóviles hoy en día, el panel de control muchas veces avisa al conductor qué es exactamente lo que está fallando, a través de una luz de alarma

El sistema eléctrico es uno de los sistemas más importantes de un coche. Su objetivo es proporcionar energía suficiente para el momento en que el auto la necesite. Sus tres funciones principales son:

  • Suministrar energía al sistema de encendido.
  • Arrancar el motor.
  • Suministrar energía eléctrica a las luces, bocina, sensores, equipo de sonido, ventanas y otros accesorios.

Fallos electrónicos comunes

La batería

Es la fuente de electricidad del automóvil, la encargada de acumular la energía que necesitan los componentes eléctricos del coche para funcionar. También es la causa más común de problemas eléctricos.

Alargar la vida útil de la batería de tu coche.

Cuando la batería se descarga, causa varios problemas al coche. Esta descarga puede tener varios motivos: un componente defectuoso, un cable suelto, dejar encendidas las luces o la radio durante largos periodos, etc.

¿Cómo se soluciona este problema?

La solución puede venir de cargar la batería directamente o conectarla a otra batería, con ayuda de unas pinzas. Cuando el coche está encendido, automáticamente se comienza a recargar la batería porque se pone en funcionamiento el alternador que la carga.

Si la batería falla porque simplemente está vieja, la solución pasa por cambiarla. Una batería dura unos tres años, en los casos en que el automóvil tiene poco uso diario.

El alternador

Es el dispositivo encargado de recargar la batería. Si tiene un desperfecto, la batería se descarga con rapidez; cuando lo que falla no es el alternador, sino la correa de éste, el fallo es muy similar. Por esto, cuando el motor esté frío, se recomienda revisar la correa para verificar que se encuentre en óptimas condiciones.

Los fusibles o cables

Los fusibles son dispositivos que se usan para proteger dispositivos electrónicos que están alojados en su interior; un fallo en el fusible afecta a la operatividad del vehículo.

Todo el sistema eléctrico del automóvil se conecta mediante cables y fusibles. Si por alguna razón la corriente aumentara hasta el grado de arruinar el dispositivo electrónico, el fusible se quema para cortar el paso de energía eléctrica y así evitar una sobrecarga.

En el coche hay muchos fusibles para proteger los distintos componentes electrónicos de posibles subidas de tensión; en el caso de que haya habido una subida de tensión, los fusibles van a estar rotos o quemados.

Para los casos de fallos eléctricos y otras averías semejantes, lo recomendable es llevar siempre un juego de repuesto de fusibles en el coche.

Bujías

Junto a su cableado, las bujías son las responsables de que el motor arranque. Si las bujías o sus conexiones no funcionan, el coche no arranca; si funcionan, pero mal, se afecta el ciclo de combustión del motor. Este fallo, en la práctica, es uno de los más fáciles de solucionar.

Fallos en las bujías.

 ¿Cuáles son los síntomas del mal funcionamiento de bujías?

 ¿Cómo se puede cuidar el sistema eléctrico del coche?

Durante las revisiones, el sistema eléctrico es al que menos se le suele prestar atención. Aquí veremos algunas recomendaciones para disminuir al mínimo los posibles fallos:

  • Controlar el nivel de agua destilada en la batería, pues tiende a evaporarse y se utiliza en el sistema de refrigeración.
  • Durante los controles, aprovechar de limpiar los bornes y partes metálicas.
  • Evitar lavar el motor, pues esto genera humedad y corrosión.
  • No agregar elementos electrónicos al automóvil.
  • Asegurarse de que la batería tenga un buen soporte. Para que dure más, debe estar bien agarrada.
  • No dejar demasiadas cosas encendidas cuando el motor esté apagado. Ello genera un gasto extra de energía, lo que origina que se descargue la batería y que dure menos.
  • Si la batería se descargó profundamente, hay que desmontarla y llevarla a un lugar especializado para una carga lenta y controlada.
  • Si no va a usar el automóvil por un periodo largo de tiempo (vacaciones por ejemplo), desconectar los bornes de la batería.
  • No se recomienda reparar la batería, pues al tocar sus componentes internos no va a funcionar igual.
  • Mantener los conectores en una posición adecuada.