Toyota C-HR 2020, ahora con más potencia

Alberto Fuentes · 2 octubre, 2019
El nuevo Toyota C-HR 2020 añade ligeros cambios estéticos y tecnológicos, y un potente motor que se echaba un poco en falta

El original SUV de la marca japonesa llega con importantes cambios, aunque los más llamativos no se pueden ver a simple vista. Este nuevo Toyota C-HR 2020 mejora algunos de los puntos débiles del anterior modelo y añade un plus de diversión.

Entre sus rivales de más peso están los nuevos Renault Captur y el Peugeot 2008, pero también es competencia directa del Seat Arona y compañía. En definitiva, un segmento que está viviendo una época dorada, ya que sus cifras de ventas crecen cada año.

Toyota C-HR 2020, trasera.
Trasera del nuevo Toyota C-HR 2020.

Diseño exterior del Toyota C-HR 2020

Cambiar uno de los diseños más modernos y atrevidos del mercado actual no suele ser necesario, pero los diseñadores de Toyota han dado unas pinceladas al nuevo modelo para que siga siendo ese vehículo que destaca en cualquier aparcamiento.

En el frontal cambian los focos, ahora con un juego de luces más afiladas y agresivas, mientras que el paragolpes ha recibido un nuevo diseño y detalles en negro brillante, algo muy de moda últimamente.

Los faldones laterales también son nuevos y ahora lucen unas formas más deportivas, así como los nuevos diseños de llantas, casi todos en acabado bicolor y alguna entera en color negro que encaja muy bien con todos los detalles oscuros que se han introducido en el coche.

Toyota C-HR 2020, nuevas llantas.
Llantas del nuevo Toyota C-HR 2020.

La trasera también recibe cambios, con un paragolpes retocado con detalles en color aluminio en la zona baja y una línea negra brillante que une los dos pilotos. Son cambios que mejoran ligeramente la imagen del modelo anterior, pero que no cambian la silueta general, por lo que sigue contando con unas ventanillas traseras de un tamaño minúsculo y ese aspecto agresivo y complejo de sus líneas.

Diseño interior y habitabilidad

En el interior del nuevo Toyota C-HR 2020 no se han llevado a cabo grandes cambios estéticos, pero sí ha mejorado notablemente la tecnología empleada. Por ejemplo, ahora permite la integración de dispositivos Android Auto y Apple CarPlay y, a diferencia de lo que ocurre en el modelo actual, ahora se puede actualizar la cartografía del GPS con el sistema Over The Air.

Otro de los cambios que ha recibido, y posiblemente el más importante, es una dosis de insonorización del habitáculo, lo que hará más agradable la vida a bordo en largos trayectos, ya que en ciudad, entre el sistema híbrido y el Start-Stop, la conducción ya es todo un placer.

Por su parte, la habitabilidad no varía respecto al modelo actual, por lo que estamos ante un modelo con espacio para viajar cuatro ocupantes con relativa comodidad, ya que un quinto irá demasiado justo por anchura. Las plazas traseras no son las mejores del segmento, y las pequeñas ventanillas hacen que la vida trasera sea un poco claustrofóbica.

Toyota C-HR 2020, interior.
Pantalla multifunción del Toyota C-HR 2020.

El maletero seguirá contando con 377 litros de capacidad, muy parecido al de un compacto, pero justo si lo comparamos con algunos de sus rivales SUV. Aun así, no es un dato llamativamente malo para tratarse de un vehículo híbrido.

Nuevo motor del Toyota C-HR 2020

Una de las novedades más importantes que ha recibido el Toyota C-HR 2020 es el nuevo motor de 184 CV que se suma al ya conocido de 122 CV. Incluye el nuevo sistema de propulsión Hybrid Dynamic Force, que se combina con un motor de gasolina de 2,0 litros, ya conocido en el Lexus UX.

Aún no sabemos las prestaciones ni las cifras de consumo que dará con este nuevo motor, pero sí nos han dado el dato de las emisiones que, según el ciclo WLTP, será de 118 g/km de CO2.

Dinámicamente, también se ha retocado la dirección, más directa y precisa, y se ha revisado la suspensión para mejorar el paso por curva y el equilibrio general del coche, aunque el modelo actual no destaca por ser un vehículo torpe.

En lo que respecta al precio, Toyota no ha facilitado datos, por lo que no podemos valorar cuán atractiva es esta opción respecto al modelo de menos potencia, que ya es lo suficientemente satisfactorio.