Subaru WRX STI, el máximo exponente de lo que es Subaru

· 8 julio, 2018
A día de hoy, este es el modelo de calle que más se acerca a un bólido puntero de rallys por concepto y configuración mecánica; un motor turbo de la vieja escuela, con patada, y la tracción total más eficaz del mercado

La gama actual de Subaru cuenta, como desde hace muchos años, con un modelo muy especial que se posiciona como el máximo exponente de lo que es el fabricante. Se le conoce como Subaru WRX STI, antes conocido como Impreza WRX STI.

Esta berlina deportiva se caracteriza por un enfoque muy radical, al mismo tiempo que ofrece la practicidad que se espera de una berlina de cuatro puertas. Puede que sea el vehículo perfecto para un amante de los coches con familia numerosa, pues puede unificar las necesidades de todos.

Practicidad agresiva

Como decíamos, el Subaru WRX STI se construye sobre una carrocería sedan de cuatro puertas. Concretamente, se basa en la versión sedan del Subaru Impreza de anterior generación. Con respecto a este se diferencia por multitud de elementos estéticos funcionales.

Estéticamente destaca el agresivo frontal, con numerosas entradas de aire en color negro y un splitter bajo el paragolpes. Todos los pasos de rueda han sido ensanchados y son aderezados con unas preciosas llantas multiradio de 19 pulgadas de color gris metálico oscuro.

No podemos obviar la entrada de aire del capó, de generosas proporciones y completamente funcional. Además, está mucho más integrada que en generaciones previas. Por último, la zaga nos recibe con su ya característico spoiler y difusor que recoge las cuatro salidas de escape.

Subaru WRX STI: trasera
Trasera del Subaru WRX STI.

Pasando al habitáculo, nos reciben unos asientos de corte deportivo con regulación eléctrica, un volante grueso y achatado con controles para el control de crucero adaptativo y hasta tres pantallas desde las que controlar diferentes parámetros.

Además, como buena berlina ofrece espacio de sobra para cinco ocupantes y su equipaje. Hay que destacar que los 460 litros son bastante generosos ya que, pese a ser menos que sus rivales, son muchos teniendo en cuenta la tracción total y el volumen que ocupan los brazos de la suspensión especial de este modelo.

Apartado mecánico

A nivel mecánico, el Subaru WRX STI se nutre de un propulsor de la vieja escuela pese a estar turboalimentado, aunque por tradición este modelo siempre ha contado con esta ayuda. Bajó el capó nos encontramos con un bloque de cuatro cilindros bóxer de 2,5 litros que ofrece 300 CV de potencia y 407 Nm de par.

Decimos que es un motor chapado a la antigua porque la entrega de par, la patada del turbo, se ofrece muy arriba y de forma explosiva. Aquí no hay lugar para entregas de potencia progresivas desde bajas vueltas como si de un diésel se tratase.

Subaru WRX STI: interior
Interior del Subaru WRX STI.

Entre las características más destacadas de este propulsor está su intercooler situado sobre el motor, el cual se refrigera a través de la enorme toma de aire del capó. Sí, todos los elementos de este coche son funcionales. Nada está por apariencia.

A todo esto se le suma una transmisión dura, con un embrague con el que hay que trabajar para dosificar las seis marchas de su caja de cambios manual.

En otros mercados como el americano existe una versión inferior, el Subaru WRX, con un nivel de potencia ligeramente inferior y una puesta a punto no tan agresiva. Este modelo lograría buenas ventas en nuestro país, y es que el único al que tenemos acceso queda fuera de la mayor parte de los bolsillos.

Precio

El Subaru WRX STI está disponible en dos acabados que cuestan exactamente lo mismo: 46 900 euros. Ambos están sujetos a una promoción de 2 000 euros ya aplicada a esa tarifa. Se llaman Confort Edition y Rally Edition, y las diferencias entre ellos son mínimas.

Entre el equipamiento del Confort está el techo solar y los asientos de cuero, pero carece del alerón trasero tan característico. Por otro lado, el Rally suprime el techo solar a favor de dicho alerón, y sustituye los asientos de cuero por unos mixtos cuero/alcántara con costuras en contraste.

Por lo demás, ambas versiones cuentan con el mismo equipamiento, tanto de seguridad, tecnología, etc. De forma opcional solo queda la elección del color de la carrocería, derivabrisas para las ventanillas y unos embellecedores cromados junto a las colas de escape, ya de por sí cromadas.