SEAT, el orgullo del motor español

· 4 noviembre, 2018
La marca es el única fabricante de origen español que se mantiene de foram competitiva en el mercado automovilístico actual, y si bien se encuentra integrada en el complejo Volkswagen, sus nombres y producción de mantienen aún ligados al país del que nació

La firma española lleva desde 1950 acompañando a las familias de nuestro país en su día a día, ¿a quién no le viene a la cabeza el SEAT 600 cada vez que piensa en la España de los 60 o 70? Todos le debemos mucho a una marca que ha ido de la mano de la sociedad española desde que esta comenzara sus andadas en el mundo del motor.

La historia de SEAT es muy amplia tanto en los modelos de calle como en el mundo de la competición, pero nunca ha tenido tanto peso y presencia a nivel internacional como en la actualidad. Modelos como el SEAT Ibiza llevan décadas paseando por nuestras calles, y otros como el León o los últimos en incorporarse como el Ateca o Arona han llegado con ganas de quedarse.

Las modas mandan y las escasas ventas de berlinas de cuatro puertas en Europa obligó a la marca a reinventarse y añadir varios modelos con carrocería de tipo SUV para seguir luchando con garantías, algo que le ha resultado muy bien, con unas cifras de ventas notables.

SEAT Ateca, motores.

Visión de futuro

La imparable tendencia de SEAT en el mercado automovilístico parece que seguirá su rumbo en los próximos años. En 2017, la marca consiguió un total 470 000 ventas en todo el mundo, una cifra mayor que la de los años anteriores. El 80% de las ventas se realizaron fuera de nuestras fronteras, por lo que es una marca muy asentada valorada a nivel mundial.

La red de concesionarios no para de crecer, con un total de 1 700 repartidos por más de 80 países, todo controlado desde las oficinas centrales situadas en Martorell, Barcelona. En la actualidad de siguen creando nuevos concesionarios por todo el mundo para que la firma española llegue hasta el último rincón del planeta.

Nuevos modelos de SEAT

La ofensiva que SEAT ha preparado para satisfacer las necesidades del mercado sigue su curso. Al ya establecido y exitoso Ateca se le ha unido el año pasado un SUV urbano, el Arona, con el que la marca española competirá con los reyes del segmento como el Renault Captur, Peugeot 2008 y compañía. De momento este modelo está teniendo muy buena acogida, pero el tiempo dirá…

SEAT Arona nuevo 2017 crossover

Para cubrir el hueco que queda en zona de los grandes SUVs, SEAT lanzará a finales de este año el SEAT Tarraco, un modelo de grandes dimensiones y hasta siete plazas que llega para competir cara a cara con el Renault Koleos, Ford Edge o Hyundai Santa Fe. El nombre lo escogieron los fans de la marca entre otros candidatos como Alborán, Aranda o Ávila.

Desmarcación de Cupra como submarca independiente

SEAT sigue la misma técnica que Citroën hizo hace dos años con DS, dividir definitivamente las dos marcas para dar un plus de exclusividad a sus ramas más deportivas. De momento, los franceses no están consiguiendo los resultados que esperaban, pero este tipo de cosas llevan su tiempo, y más aún cuando las primeras unidades continúan con los diseños anteriores.

El primer modelo escogido por Cupra para pasar a los libros de historia no se ha hecho al azar. El Ateca es un modelo que ha significado mucho para SEAT y qué mejor forma de recompensárselo que regalarle esta medalla. El Cupra Ateca ya lo hemos podido ver en el Salón de Ginebra de 2018 y no defraudó a nadie, su imponente estética es fruto de una serie de detalles y mejoras para hacerlo mucho más deportivo y eficaz.

Las modificaciones respecto a un SEAT Ateca no acaban ahí, ya que, debajo del capó se esconde un brioso 2.0 TSI de 300 CV de potencia asociado a un cambio automático DSG y tracción a las cuatro ruedas. El resultado: un SUV deportivo capaz de sacar los colores a más de un compacto GTI.

Con esta nueva aventura que separa SEAT de Cupra, quedan más diferenciados los modelos deportivos de más familiares, aunque no nos olvidemos de que la marca española sigue teniendo por ahí algo que se apellida FR…