Porsche Macan

· 25 septiembre, 2018
Es dentro de este segmento de los SUV en donde aparece el Porsche Macan, la apuesta de la prestigiosa firma alemana de coches deportivos dentro del sector de moda

Al día de hoy prácticamente ninguna compañía automotriz puede darse el ‘lujo’ de quedarse fuera del mercado de los SUV. Ni siquiera las firmas de las gamas más altas. Este segmento de a poco ha tenido que romper con lo anodino de la mayoría de sus primeras propuestas, para dar lugar a vehículos realmente arriesgados.

A Porsche la jugada le resultó bastante bien. Desde que este todocaminos 4×4 salió al mercado en 2013, se han vendido cerca de 40 000 unidades en todo el mundo, un gran porcentaje de ellas en China. Esto lo ha colocado como el modelo de la firma más exitoso, dejando atrás al legendario 911.

Fiel a la filosofía de la automotriz germana, el Macan es con ventaja el más sport de todos los SUV disponibles en el mercado. También el más potente (algunas de las versiones de este modelo compiten entre las de mayor empuje de la marca). Después de todo, sin importar el tipo de carrocería un Porsche es siempre un deportivo.

Diseño exterior

Algunas de las líneas de diseño que el Porsche 911 convirtió en ‘clásicas’ están presentes en el Macan; con algunos añadidos propios de un auto con sus características.

Entre los elementos que se han ido añadiendo, destaca una gran parrilla frontal que otorga un carácter más guerrero al ya robusto dibujo ‘estándar’ del capó y los juegos ópticos. Unas luces que, a partir del restyling sufrido por el coche en 2018, pasaron a ser LED de serie.

Con la renovación también llegaron nuevas llantas de aleación de 20 y 21 pulgadas. Al tiempo que la paleta de colores se vio ampliada con cuatro nuevos tonos. Estos son: Miami Blue, Mamba Green Metallic, Dolmite Silver Metallic y Crayon.

En la retaguardia el modelo heredó el juego de luces de su ‘hermano mayor’, el Porsche Cayenne. Un grupo óptico también equipado con tecnología LED, ubicadas junto a la típica franja estrecha que atraviesa el portón trasero de extremo a extremo.

Diseño interior

El habitáculo del Porsche Macan mantiene el equilibrio entre lujo y deportividad. Una constante en todos los modelos de la hoy subsidiaria del Grupo Volkswagen. También la combinación de elementos modernos y clásicos; con espacio suficiente para que cuatro adultos viajen con comodidad y 500 litros para equipajes.

Interior del Porsche Macan.

El Macan dispone de una amplia batería de botones que rodea la palanca de cambios sobre el túnel central. Una instrumentación analógica que para el gusto de algunos, deja al modelo por detrás de lo conseguido por el Cayenne o el Panamera.

Son estos vehículos en los que sendas pantallas de cristal, muy al estilo de los smartphones de gama alta de última generación, toman el lugar de las obsoletas clavijas. Aunque para otro grupos de fanáticos a la conducción Porsche, representa otro de los elementos llamativos que se encuentran a bordo de este SUV.

La consola central incluye una pantalla táctil de 11 pulgadas; son gadget desde donde se controlan todas las funciones de información y entretenimiento. Del mismo modo, permite la configuración de algunas funciones básicas del propio vehículo.

Mecánica

La versión ‘estándar’ del Porsche Macan equipa un motor a gasolina de cuatro cilindros y 300 Caballos de Fuerza. Al igual que el resto de la gama de este crossover de espíritu sport, se vale de una caja de cambios PDK de siete relaciones y doble embrague.

En lo referido a la aceleración, el 0 a 100 se consigue en 6,5 segundos, una cuestión destacable tratándose del acabado más ‘económico’. Tiene un consumo homologado de 6,4 litros por cada 100 kilómetros.

Diseño del Porsche Macan.

Porsche Macan, ¿un coche que cuesta lo que vale?

Quienes aspiren a conducir un Porsche lo último por lo que se deberían preocupar es por el precio. La consideración de este apartado entre los puntos a tomar en cuenta al momento de adquirir uno, es la primera señal (probablemente la definitiva) de que no se trata del coche adecuado.

Sin dejar de tomar en cuenta todo lo que implica un auto de esta marca, su coste de salida en torno a los 70.000 € no deja de parecer excesivo. Sobre todo al compararse con lo ofrecido por el Cayenne, el SUV más grande de la automotriz de Sttutgart.

A pesar de todo, es un vehículo con prestaciones más que interesantes; tiene aptitudes Off Road, lejos de las de un 4×4 puro (este no es su mercado). Pero mucho más llamativas respecto a la mayoría de los coches de su tipo.