Porsche 911 Turbo S (992), efectividad con mayúsculas

Alberto Fuentes · 20 marzo, 2020
El nuevo Porsche 911 Turbo S (992) llega con infinidad de mejoras respecto al modelo actual, entre ellas un añadido de potencia considerable.

Ensombrecido por su hermano eléctrico, el Taycan, el nuevo Porsche 911 Turbo S (992) llega para tranquilizar a los amantes de la gasolina con una buena dosis de potencia, efectividad, tecnología y, cómo no, con la estética continuista a la que nos tiene acostumbrados.

En un modelo en el que cambia todo, sin que aparentemente cambie nada, parece imposible que consiga sorprender a su público. No obstante, con cada generación que pasa no hace más que aumentar el deseo de poseerlo.

Porsche 911 Turbo S (992), frontal.
Frontal del Porsche 911 Turbo S (992).

Como hasta ahora, el nuevo 911 Turbo S estará disponible en versión Coupé y Cabriolet. Esta última generación lleva en el mercado desde hace unos meses, pero no queda completa hasta que no ve la luz la versión más perseguida por los amantes del modelo.

Diseño exterior del Porsche 911 Turbo S (992)

Respecto al 911 Carrera y Carrera S y 4S, lo que más llama la atención es la anchura de las vías: 42 milímetros delante y 10 milímetros detrás de más. Esto, con el aumento de anchura correspondiente, hace que el coche parezca más deportivo y agresivo, a lo que también ayudan las enormes llantas de aleación de 20 pulgadas en el eje delantero y de 21 en el trasero.

El alerón trasero es más grande y más ligero que en el resto de la gama, con el que se consigue, según Porsche, un 15 % más de adherencia.

Todo ello, junto con la suspensión deportiva PASM (Porsche Active Suspension Management), que reduce la altura de la carrocería 10 mm, hará que el nuevo Porsche 911 Turbo S (992) sea uno de los deportivos más eficaces en curva. Y lo mejor de todo: sin prescindir de ese confort para el día a día del que ha presumido siempre.

En el frontal, las entradas de ventilación toman el protagonismo. Esto con el fin de manejar de la forma más eficiente la aerodinámica y la refrigeración. Para conseguirlo, cuentan con sistemas dinámicos, que las abren o cierran, según las necesidades, para optimizar al máximo el dinamismo del vehículo.

Interior

La información que Porsche ha facilitado sobre el interior del Turbo S no es mucha, pero sí sabemos que contará con una estética personalizable bicolor, en la que se mezclarán el cuero y el carbono para darle un aspecto más deportivo.

Porsche 911 Turbo S (992), interior.
Interior bicolor del Porsche 911 Turbo S (992).

La pantalla central será de 10,9 pulgadas, mientras que el cuadro de instrumentos también será digital, aunque no sabemos el tamaño exacto. Además, añade un volante deportivo, denominado GT, y un sistema de sonido premium BOSE de alta fidelidad.

Por lo demás, no habrá nada que objetar a uno de los interiores de más calidad que se puede encontrar en un deportivo, con un nivel de cuidado por el detalle que hace que sea un placer toquetear todos los mandos; muy Porsche.

Motor del Porsche 911 Turbo S (992)

Sin duda, lo más espectacular de este nuevo Porsche 911 Turbo S (992) está detrás del eje trasero, donde esconde todo un nuevo motor bóxer biturbo de gasolina de seis cilindros y 3.8 litros de cubicaje.

La potencia que extrae de este bloque asciende hasta los 650 CV que, con un par motor máximo de 800 Nm, garantizan unas prestaciones solo al alcance de muy pocos superdeportivos: acelera de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos y alcanza los 330 km/h.

Porsche 911 Turbo S (992), lateral.
Lateral del Porsche 911 Turbo S (992).

Si esa cifra de aceleración te ha dejado sin palabras, espera a leer esta: pasa de 0 a 200 km/h en 8,9 segundos. Buena parte del mérito de esos fabulosos datos se los debe a una de las cajas de cambios automáticas más rápidas y efectivas del mercado, la PDK de ocho velocidades, así como a una tracción total que es capaz de mandar 500 Nm de par motor al eje delantero, según las necesidades.

En lo que respecta al precio, Porsche no ha dado datos para España todavía, pero sí se conoce el precio de venta en Alemania, donde el Porsche 911 Turbo S Coupé se venderá con un precio de partida de 216 396 euros, mientras que el modelo descapotable ascenderá hasta los 229 962 euros.